InicioPuertollanoLa colección 'Fragilidad, belleza y misterio', de la puertollanense Rosa Leal Arias,...

Se celebrará en San Carlos del Valle

La colección ‘Fragilidad, belleza y misterio’, de la puertollanense Rosa Leal Arias, ilustra el libro del XIV Encuentro Oretania de Poetas

Diez laminas de la colección “Fragilidad, belleza y misterio” de la artista Rosa Leal Arias, ilustra el libro “Palabras a la muerte” del XIV Encuentro Oretania de Poetas de la provincia de Ciudad Real, que se celebrará el próximo 29 de octubre, a partir de las 19,30 horas, en el Centro de la Juventud —C/ Ramón y Cajal, 21— de San Carlos del Valle. Coordinado por el poeta Luis Díaz-Cacho.

Esta edición cuenta con el prólogo de la poeta, Elisabeth Porrero Vozmediano y las composiciones de Alfredo Jesús Sánchez Rodríguez, Antonia Cortés, Antonia Piqueras, Diana Rodrigo, Eloísa Pardo Castro, Eusebio Loro, Francisco Jesús López, Isabel Villalta Villalta, Juan Camacho, Juan José Guardia Polaino, Luis Alberto Lara Contreras, Luis Díaz-Cacho Campillo, Luis Romero de Ávila Prieto, Natividad Cepeda Serrano, Pilar Serrano de Menchén, Santiago Romero de Ávila y Teresa Sánchez Laguna.

Rosa Leal Arias. Nació en Puertollano (Ciudad Real) en 1979. Se licenció en Bellas Artes en la especialidad de pintura (Sevilla, 2002). A muy temprana edad empezó a relacionarse con el arte y la artesanía en el taller de alfarería de sus padres. Desde entonces ha trabajado con diferentes técnicas artísticas y ha ampliado su formación y experiencia en diversos campos (grabado, diseño gráfico y marketing). Igualmente, ha tenido la oportunidad de participar en distintas ferias, exposiciones y eventos.

En su obra experimenta con cualquier técnica, si bien los materiales que más utiliza en la actualidad son los óleos, tintas, lápiz, cretas, pastel y acuarela. También trabaja formatos digitales, cerámica y grabado.

Le atrae el estudio de la Naturaleza y del ser humano. Le gusta trabajar del natural, a través de la observación directa, y preferiblemente al aire libre. Le interesan las formas y los ritmos orgánicos de la vegetación, los cambios de la luz, las sombras, el color, y el análisis del rostro y la figura humana.

La observación de lo que le rodea le permite pasar de la representación figurativa a la abstracta, dependiendo de la finalidad que “quiero conseguir, intentando representar la fragilidad, belleza y misterio del ser humano y del mundo que nos rodea”, según indica la artista.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO