InicioRegiónGuarinos: "La Ley de Aguas es una nueva excusa para que la...

Con la que "se pretende recaudar más de 70 millones de euros"

Guarinos: «La Ley de Aguas es una nueva excusa para que la Junta meta la mano en el maltrecho bolsillo de los castellanomanchegos»

La vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha y diputada regional del GPP, Ana Guarinos, ha denunciado hoy que la Ley de Aguas es una “nueva manera” de que el Gobierno de Page “meta la mano” en el bolsillo de todos los castellano-manchegos.

Así se ha pronunciado Guarinos, en rueda de prensa, donde ha advertido que “no se trata de una Ley de Aguas”, ya que el título de esta ley es “engañoso” como prácticamente todo lo que hace el Gobierno socialista de Page. “No estamos ante una nueva Ley de Aguas, estamos ante una Ley de los tributos del agua de Castilla-La Mancha, en la que se utiliza el agua para subirnos los impuestos, otra vez más, a todos los ciudadanos”.

En este sentido, ha indicado que dos terceras partes de esta Ley son tributos y sanciones, y que, con esta Ley “no se resuelven los problemas de agua que tenemos en nuestra región, puesto que su único objetivo es aumentar la capacidad y la voracidad recaudatoria que, tratándose del PSOE, nunca tiene límite”.

De esta manera, ha insistido en que, con esta Ley, el Gobierno regional pretende recaudar cerca de 70 millones de euros del bolsillo de todos los castellano-manchegos. “Que nadie les engañe, este impuesto no tiene carácter ni finalidad medio ambiental ni aporta ni un solo hectómetro cúbico de agua a Castilla-La Mancha, ni resuelve los problemas del agua que tenemos en nuestra tierra”.

Así mismo, ha asegurado que este nuevo impuesto lo van a tener que pagar familias, locales comerciales, captaciones propias como usuarios de pozos, industrias agroalimentarias, residencias de estudiantes y de mayores, instalaciones deportivas, e, incluso, los ayuntamientos, todo el mundo sin excepción. Un impuestazo que ni aporta una sola gota de agua ni resuelve los problemas del agua en Castilla-La Mancha.

Por todo lo anterior, Guarinos ha advertido que el PP-CLM va a decir no a esta Ley y no va a estar de acuerdo con esta Ley porque no es una Ley de Aguas “bajo ningún concepto”, sino que, sirve de excusa para aprobar nuevos tributos relacionados con el agua.

“Vamos a pedir que se suprima el nuevo impuesto que se pretende crear y que no llegue a buen puerto, y que los cánones de aducción y depuración no se incrementen”, ha indicado Guarinos.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO