InicioRegiónGuarinos: “Mientras García-Page insiste en una armonización fiscal al alza, Núñez apuesta...

“Castilla-La Mancha sigue liderando la inflación a nivel nacional", lamenta

Guarinos: “Mientras García-Page insiste en una armonización fiscal al alza, Núñez apuesta por bajar los impuestos para crear riqueza»

La vicesecretaria general del Partido Popular de Castilla-La Mancha y vicepresidenta segunda de las Cortes regionales, Ana Guarinos, ha lamentado los nuevos datos que se han conocido este martes y que revelan que “Castilla-La Mancha sigue liderando la inflación a nivel nacional, con un 7,2 por ciento de tasa interanual, por lo que somos la comunidad autónoma española con mayor tasa de inflación, un punto por encima de la media nacional, lo que significa más gastos para las economías familiares y que la cesta de la compra nos cueste cada día más”.

Ana Guarinos ha señalado durante la rueda de prensa ofrecida en la sede del Partido Popular de Albacete que a esta situación preocupante se une al hecho de que “Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas con mayor presión fiscal de España y por tanto en la que se pagan más impuestos que en otras regiones españolas”, recordando que “en las comunidades autónomas lideradas por el Partido Popular como Madrid, Murcia, Castilla y León, Andalucía y Galicia, donde han optado por una bajada de impuestos, se ha creado más riqueza y empleo, mientras que en nuestra región, donde gobierna el PSOE, la armonización fiscal al alza de Page se traduce en que los castellano-manchegos paguemos cada día más impuestos y tengamos cada día menos dinero, perjudicando considerablemente las economías familiares y evitando además que las empresas se puedan recuperar económicamente”.

Según ha asegurado la vicesecretaria general del Partido Popular de Castilla-La Mancha, “mientras Page insiste permanentemente en una armonización fiscal al alza para subir impuestos, nuestro presidente Paco Núñez apuesta por todo lo contrario, por bajar los impuestos, porque está comprobado que, con menos impuestos, las familias tienen más dinero para invertir y se consigue crear más riqueza y empleo”.

Ana Guarinos ha recordado que el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha debatirá este jueves el proyecto de Ley de Aguas que pretende aumentar la presión fiscal de los castellano-manchegos a través de un nuevo impuesto en forma de canon medioambiental con el que el Gobierno de Page espera recaudar más de 70 millones de euros y que “nada tiene que ver con el medioambiente ni con su protección porque el único fin que persigue es recaudar”.

La vicepresidenta segunda de las Cortes regionales ha explicado que “se trata de un impuesto que se crea en la engañosa y mal llamada Ley de Aguas de Castilla-La Mancha porque esta ley no es del agua, sino de los tributos del agua porque aumenta las dos tasas ya existentes, los cánones de aducción (en cerca de un 40 por ciento) y de depuración (en más de un 30 por ciento), y además crea un nuevo impuesto al agua, el denominado canon medioambiental, que pagaremos todos los castellano-manchegos, familias y empresas, de manera indiscriminada, consumamos o no agua, nos abastezca la Junta o no, y depure el Gobierno regional o no. Lo vamos a pagar todos”.

En opinión de Ana Guarinos “nos encontramos ante un nuevo impuesto que demuestra claramente la voracidad y el afán recaudatorio del Gobierno socialista”, recordando que “la primera decisión que tomó Page como presidente de Castilla-La Mancha en 2016 fue subirnos los impuestos a todos los ciudadanos, sin olvidar que además ha sido partidario de todas las subidas que se han producido como la del agua, la luz, el diésel o los peajes”.

La vicesecretaria general del Partido Popular de Castilla-La Mancha ha criticado que este nuevo impuesto “que nos va a regalar Page” llega en un momento “inoportuno” tras la crisis económica generada por la pandemia de la Covid-19, asegurando que “las familias y empresas de Castilla-La Mancha no pueden ser gravados con nuevos tributos porque lo que necesitan es una apuesta decidida por la bajada de impuestos para crear más riqueza y generar más ingresos”.

Ana Guarinos ha lamentado que “la nueva factura del agua experimentará por culpa del Gobierno de Page un aumento de entre el 25 y el 35 por ciento, como mínimo, respecto al actual, algo que muchas familias no van a poder soportar”, recordando que “en Castilla-La Mancha hay cerca de 200.000 personas en riesgo de pobreza severa y 600.000 en situación de pobreza o vulnerabilidad social”.

Ante esta situación ha asegurado que “el Partido Popular de Castilla-La Mancha no va a apoyar este nuevo impuesto ni esta nueva subida de impuestos porque es una barbaridad, es inoportuno y además es mentira porque esta ley es un engaño, no garantiza agua, no defiende los caudales ecológicos y no incorpora una sola gota de agua a la región”.

Ana Guarinos, ha recordado que el Partido Popular de Castilla-La Mancha ha presentado 41 enmiendas al proyecto de Ley de Aguas de la región para eliminar este impuesto y retrotraer la subida de los cánones de aducción y depuración, “mientras el Partido Socialista ha presentado cero, denotando de este modo el poco interés que tienen en bajarle los impuestos a los ciudadanos”.

La vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha ha asegurado que “el Partido Popular y Paco Núñez seguirán defendiendo una bajada de impuestos histórica para que nuestra región pueda recuperarse de los efectos negativos que la pandemia ha tenido en los hogares y empresas castellano-manchegas”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO