InicioRegiónGuarinos califica de “engaño” la Ley de Aguas: “No resuelve los problemas...

Cree que "su único fin es meter la mano en el bolsillo de los castellanomanchegos”

Guarinos califica de “engaño” la Ley de Aguas: “No resuelve los problemas hídricos de Castilla-La Mancha»

La vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha y diputada regional del GPP, Ana Guarinos, ha calificado hoy de “engaño” la Ley de Aguas: “No resuelve los problemas hídricos de nuestra tierra y solo tiene como finalidad meter la mano en el bolsillo de los castellanomanchegos”.

Así se ha pronunciado Guarinos en el Pleno de las Cortes Regionales, donde ha recordado que, “con la excusa del agua”, Page va a aumentar la presión fiscal de los ciudadanos, va a volver a meter la mano en el maltrecho bolsillo de los castellanomanchegos, mediante el incremento de dos tributos ya existentes, el canon de aducción y el de depuración, y la creación de un nuevo impuesto al agua denominado con ánimo de confundir a la gente “canon medioambiental”.

En este sentido, se ha referido a esta ley como “Ley tributaria” y no como “ley del agua”, ya que “nada tiene que ver con el agua”. De los 118 artículos que tiene esta norma, 76, es decir, cerca de dos terceras partes de la misma, son tributos y sanciones, por lo que el nombre utilizado ya es un engaño en sí mismo, y el resto de la ley igual. De esta manera, ha indicado que esta Ley debería de llamarse” Ley de los tributos del agua” de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, porque es eso.

Así mismo, ha indicado que esta Ley no aporta “ni una sola gota de agua”, no garantiza más agua y no resuelve ni uno solo de los problemas de agua ni medioambientales que tiene esta región.

Guarinos ha señalado que el Gobierno de Page quiere “encubrir” bajo un título “engañoso” la creación de un nuevo impuesto al agua por el que vamos a tener que pagar todos los ciudadanos “nos abastezca o no el Gobierno, y nos depure el Gobierno no las aguas residuales”.

“Esta Ley es un nuevo engaño de Page. En esta Ley no hay agua, hay única y exclusivamente tributos, impuestos y tasas”.

Además de esto, ha apuntado que “otra de las falsedades” que dice el Gobierno regional es que esta Ley se aprueba en cumplimiento de los acuerdos de la Mesa Regional del Agua.

Una cuestión que para Guarinos es “falsa”, ya que, la Mesa Regional del Agua, propuesta por Paco Núñez, presidente del PPCLM, en ningún momento ha tratado ni se ha pronunciado sobre esta ley, y que el Pacto Regional por el Agua tampoco contiene ningún acuerdo que legitime la aprobación de esta ley. Estamos ante un “invento” de Page y el Partido Socialista para volvernos a subir los impuestos, una subida que el propio Gobierno socialista de Castilla-La Mancha estima en cerca de 70 millones de euros, y que tendremos que pagar todos los castellanomanchegos y todas las familias y empresas.

Así mismo, ha recordado que Page no ha cumplido ni uno solo de los compromisos de la Mesa Regional del Agua. “No venga a burlarse una vez más de nosotros. Esto es una auténtica mofa”.

Tampoco responde a la Directiva Marco del Agua, ya que esta directiva lleva 22 años aprobada, y las finalidades de la misma ya estaban incorporadas a la legislación de Castilla-La Mancha desde el año 2002.

La ley que va a aprobar el Partido Socialista en solitario, tampoco incluye ningún “Plan de Depuración”, algo que anunciaron el propio Page y el Consejero de Agricultura que iba a formar parte de la ley de aguas, un plan que Page y su consejero llevan anunciando desde el año 2016, y del que solo se sabe lo que aparece en la web de la Junta de Comunidades “espacio en desarrollo, en breve dispondremos de información actualizada. Disculpen las molestias”.

Esta ley (falsa y engañosa) es, ni más ni menos, que un invento del Sr. García-Page para recaudar más. Crea un nuevo impuesto, que es inoportuno e innecesario, que vamos a tener que pagar todos los usuarios del agua, aunque el Gobierno regional ni abastezca a nuestros municipios, ni depure nuestras aguas. Es inoportuno porque ni las economías familiares, ni las empresariales están para que Page y el Partido Socialista les vuelvan a meter la mano en el bolsillo con nuevos impuestos. Un momento en el que lo que necesitamos es todo lo contrario, ayudar a las familias a salir adelante y ayudar a las empresas a recuperarse económicamente después de la pandemia, un momento en el que lo que necesitamos en bajar impuestos, Page hace todo lo contrario, volver a subirnos los impuestos.

Con esta ley, más agua no hay, lo que hay son más impuestos. Nos vuelven a subir los impuestos. Por eso, ha dicho, el nuevo impuesto no debería llamarse canon DMA, sino canon EGP, Emiliano García-Page, ha concluido.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO