InicioOpiniónGeacam se dota, 17 años después de su creación, de una única...

Artículo de Opinión de Ángel León, secretario general de CCOO-Industria CLM; y Manuel Amores, responsable de la Sección Sindical de CCOO-Geacam

Geacam se dota, 17 años después de su creación, de una única regulación laboral para toda su plantilla

Ángel León y Manuel Amores.- El viernes 16 de diciembre de 2022, Geacam, CCOO y UGT firmamos el Convenio Colectivo de la Empresa Pública de Gestión Ambiental de CLM, con que se unifican las dos regulaciones laborales que persistían en Geacam 17 años después de su creación. Y con el que se atiende ¡al fin! la demanda de reconocimiento laboral y dignidad profesional de las/os bomberas/os forestales de CLM, tras una década entera con los derechos estrangulados y los salarios congelados.

El nuevo convenio lleva la impronta, la firma y el sello de CCOO, que ha asumido siempre, contra viento y marea, la responsabilidad sindical de abrir paso a sus justas reivindicaciones hasta llevarlas al Diario Oficial.

No ha sido fácil. El ejercicio del derecho a la negociación colectiva en GEACAM se ha topado con obstáculos de todo tipo: políticos y administrativos, presupuestarios y económicos; patronales y sindicales; legales y jurídicos

El propio III Convenio Colectivo para el personal de las empresas adjudicatarias de los servicios contra incendios forestales de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, firmado en 2010 y caducado en 2012, sigue siendo objeto de controversia.

Pese a un nombre, y aunque daba continuidad a los dos convenios sectoriales que le precedieron, éste convenio ya sólo afectaba al personal de una única empresa, la empresa pública GEACAM; que, tras muchos años de externalizaciones a diversas cooperativas y empresas privadas, había pasado a ser la única adjudicataria de los servicios contra incendios forestales de CLM; y que fue la única integrante de la parte patronal en la negociación de aquel convenio.

Caducado durante el Gobierno del PP de Cospedal, fue imposible plantear siquiera la necesidad de negociar un nuevo convenio. Bastante tuvimos con luchar, CCOO en solitario, contra sus recortes de derechos y de empleos, contra sus ERES y sus modificaciones sustanciales de contratos y de condiciones de trabajo.

En abril de 2016, ya con el primer Gobierno Page (en coalición con Unidas Podemos), todos los sindicatos con representación en Geacam emplazamos a negociar a la nueva Gerencia de la empresa pública.

Por nuestra parte, tras 40 meses con un convenio caducado, estábamos abiertos tanto a negociar un IV Convenio “de empresas adjudicatarias” como un Primer Convenio de la única empresa adjudicataria.

El resto de los sindicatos, que sumaban la mayoría, exigía la continuidad de la negociación sectorial. Pero Geacam se negó, al entender que una sola empresa -pública, además- no podía volver a asumir la representación patronal que requiere la negociación de un convenio de sector.

UGT -la UGT de entonces- intentó resolver esta ausencia de interlocución patronal convocando a una denominada “Asociación de empresarios forestales de CLM”, que se había constituido cuando Cospedal -mientras destruía empleo en GEACAM- volvió a adjudicar algunos contratos a empresas privadas. Afortunadamente, el gobierno PSOE-UP ya se los había devuelto a la empresa pública, por lo que la AEF-CLM carecía ya de representatividad ninguna en el sector.

Sin bancada patronal con la que negociar un convenio sectorial, y con el rechazo de todos los sindicatos salvo CCOO a abordar la negociación de un convenio de empresa, las demandas de mejoras los bomberos forestales de CLM se toparon con un doble muro infranqueable.

Tratamos de superarlo trasladando a GECAM nuestra disposición a negociar un convenio de empresa, pero la Gerencia lo descartó porque, dado que CCOO no ostentaba por sí sola la mayoría sindical, hubiera sido un convenio de eficacia limitada.

La imposibilidad de las/os bomberas/os forestales de CLM a avanzar mediante la negociación colectiva se sumaba además a la persistencia de muchos de los recortes de Cospedal, cuya reversión, uno a uno, requirió no pocas movilizaciones, en las que de nuevo nos vimos casi siempre solos CCOO.

A mediados de 2018, tras la mudanza a USO de buena parte de su dirigencia, la nueva dirección de UGT se sumó a CCOO para emplazar desde la mayoría sindical a GEACAM a negociar un convenio colectivo para el personal de la empresa pública. Finalizada la campaña de extinción de aquel año, conseguimos al fin constituir una mesa de negociación con dos bancadas legitimadas.

A lo largo de varios meses avanzamos en los trabajos, hasta alcanzar un acuerdo, a falta de algún fleco, en abril de 2019. En vísperas de la firma, y en vísperas también de las elecciones autonómicas de aquel año, la Consejería de Hacienda negó los fondos económicos precisos para cumplir lo acordado.

El 18 de mayo, CCOO y UGT, junto a cientos de trabajadores de Geacam, nos manifestamos en Toledo “Por un convenio digno en Geacam”. Íbamos de cabeza a la huelga, que finalmente aparcamos para no interferir en la campaña electoral en la que confrontaban, fundamentalmente, un PP que nos había demostrado su disposición a desarbolar la empresa pública y un PSOE que nos acababa de negar el fruto de la negociación colectiva, pero que se declaraba dispuesto a recuperarlo, al igual que UP.

El PSOE-CLM logró la mayoría absoluta y Emiliano García-Page inició un segundo mandato, pero su compromiso en relación con GEACAM tuvo que esperar, primero por la campaña de incendios de aquel 2019; después por la irrupción de la pandemia del Covid.

A finales de 2020, por videoconferencia, pudimos volver a constituir la mesa de negociación. Acudimos convencidos de volver a alcanzar un acuerdo antes de la nueva campaña de incendios. Pero tras cuatro reuniones, la dirección de Geacam nos advirtió de que no tenía autorización de Hacienda para acordar nada.

Volvimos a movilizarnos y empezamos a preparar la huelga, ante lo que, tras cambiar de gerente, Geacam volvió a convocarnos a negociar. Pero en el mismo acto de re-constitución de la mesa, nos anunció que disponía de cero euros para recuperar las pérdidas salariales acumuladas desde 2012, cero euros para terminar de revertir derechos suprimidos, cero euros para convocar las cada vez más numerosas plazas vacantes y cero euros para recuperar los 22 días de la campaña de extinción recortados el año anterior.

Una vez más, se les negaba a los bomberos forestales de CLM el derecho real a la negociación colectiva. CCOO abandonamos la mesa he iniciamos movilizaciones: 25 convocatorias de concentraciones, manifestaciones y huelgas, casi siempre solos, siempre con las/os trabajadoras/es, hasta lograr reiniciar las negociaciones en enero de 2022. Ahora sí, con autorización de Hacienda y con dotación económica.

La empresa planteó abordar las muchísimas mejoras pendientes mediante la negociación de una Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo, con cambios tan importantes como la creación de la categoría de Bombero Forestal 5932, con definición de sus funciones -funciones que venimos haciendo habitualmente y que era de justicia reconocer y reflejar-; cambios organizativos como los turnos de trabajo, del arcaico 1-1 al 2-2-3 mejorando así la conciliación de la vida laboral y familiar; y, sobre todo, un incremento económico, tan merecido como necesario para las/os bomberas/os forestales.

Más de 90 folios, por ambas caras, de detallada descripción, regulación y valoración de las tareas encomendadas a cada colectivo; 180 páginas de mejoras a aplicar inmediatamente después de acordar la MSCT y con la previsión de trasladarlas íntegramente al convenio.

Como es sabido, el TSJ-CLM, atendiendo a la demanda interpuesta por SIBF y secundada por USO, anuló la MSCT, devolviendo a la plantilla de Geacam a las condiciones laborales y salariales de 2010.

Hemos recurrido esa sentencia, a nuestro entender injustificada jurídicamente; y, sobre todo, injusta con la plantilla de Geacam.

Pero, junto con la gerencia de Geacam y el consejero responsable, entendimos que no cabía esperar a la decisión del Tribunal Supremo, que puede tardar años. Había, una vez más, que buscar soluciones para evitar los nefastos efectos del fallo judicial del TSJ-CLM sobre las condiciones laborales y salariales de los/as bomberos/as forestales.

El pasado 16 de diciembre firmamos el Convenio Colectivo de Geacam, con el que se restablece el derecho a la negociación colectiva de las/os bomberas/os forestales de CLM y se les hace justicia laboral, profesional y salarial.

Con que se unifican las dos regulaciones laborales que existían en GEACAM y con el que se consolida la empresa pública encargada de prestar un servicio esencial para nuestro medio natural y, al tiempo, de garantizar empleo, actividad, vitalidad y futuro en nuestro ámbito rural.

Un servicio público esencial que prestan trabajadores y trabajadoras cuyos empleos y derechos no pueden quedar nunca más supeditados a intereses espurios; ni sometidos a recortes; ni expuestos a veleidades; ni enfangados en trabas artificiosas y estériles.

Si eso ocurriera, CCOO siempre estará a su lado y de su lado. Para buscar y ofrecer soluciones. Mediante el diálogo y la negociación o con la presión y la movilización. Si se avanza en derechos con el conflicto, estaremos en el conflicto. Si se avanza con el entendimiento, estaremos en el entendimiento.

Somos conscientes de que siempre es más fácil proclamar grandes principios que trabajar para alcanzarlos. Es mucho más sencillo predicar que dar trigo y mucho más fácil tirar por tierra que construir.

A CCOO ni nos da pereza la confrontación ni nos da alergia el acuerdo. En ambos frentes hemos estado muchas veces solos. Eso sí: con nuestra gente, con los trabajadores y las trabajadoras.

Estamos orgullosos de ofrecer a los/as bomberos/as forestales de CLM y a toda la plantilla de Geacam el primer convenio colectivo de la historia de la empresa pública. Estamos orgullosos de todas las batallas libradas en su larga gestación.

Como lo estaremos siempre de haber impulsado y contribuido a construir en nuestra región una empresa pública dedicada a atender una necesidad social, natural y patrimonial; al tiempo que conquistamos y defendemos derechos para sus trabajadores y trabajadoras.

Ángel León, secretario general de CCOO-Industria CLM; y Manuel Amores, responsable de la Sección Sindical de CCOO-Geacam

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO