InicioRegiónGarcía-Page reconoce en la aprobación del Plan Hidrológico del Tajo una "decisión...

El presidente ha comparecido tras la decisión del Consejo de Ministros de aprobar el Plan de cuenca del Tajo

García-Page reconoce en la aprobación del Plan Hidrológico del Tajo una «decisión histórica» y una «nueva forma de entender la gestión del agua»

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comparecido en rueda de prensa para dar cuenta de su postura respecto a la decisión que ha adoptado hoy el Consejo de Ministros en alusión a la cuenca del Tajo, y ha reconocido que se trata de “una decisión histórica” y “una nueva forma de entender la gestión del agua”.

El Consejo de Ministros del Gobierno de España ha dado el visto bueno a los doce planes hidrológicos que incluyen la creación de un nuevo concepto: el agua necesaria para mantener los valores ecológicos necesarios para la supervivencia de los ríos. Una vez que se apruebe el Plan del Tajo entrará en vigor la subida escalonada de los caudales ecológicos, que pasará de 6 a 7 metros cúbicos por segundo en la zona de Aranjuez, durante los tres próximos años. Así se fija un caudal por primera vez para el Tajo, el río más caudaloso de España.

“Hoy se ha producido una decisión histórica, sé que utilizamos muy a menudo esta expresión, pero ciertamente son muchos años, muchas ocasiones, muchas oportunidades las que se han ido perdiendo o quedando en el camino. Por tanto, sí, es una decisión importante porque obviamente significa muchas cosas, pero una fundamentalmente, y es que el gobierno de España ha decidido coherentemente con las leyes, con las directivas europeas y además con la sentencias que entre todos hemos ganado”, ha explicado el mandatario castellanomanchego.

“Se trata de una decisión transcendente para todos”, ha apuntado al tiempo que ha indicado que el Tajo va a tener un caudal mínimo. “Sonroja mucho que hayamos tenido que pelear tanto para algo que entiende cualquiera y no podía ser bajo ningún concepto que éste fuera el único río de Europa que no tuviera un caudal mínimo”. Al tiempo, ha explicado que “la decisión que hoy ha tomado el Ejecutivo nacional responde a las sentencias favorables y a los años de esfuerzo y de perseverancia que nos ha costado conseguir desde Castilla-La Mancha”.

A este respecto, ha recordado que tanto en la primera como en la segunda toma de posesión como presidente de la Comunidad Autónoma “juré defender los intereses de esta tierra, siempre obviamente dentro de la Constitución” y siempre dentro de las leyes y “defenderla por encima de los intereses de cualquier partido político, incluso en el que milito”, ha dicho.

“Esta batalla no ha sido nunca humo, a pesar de que me he encontrado con ese calificativo por parte de muchos dirigentes políticos”, ha manifestado, lamentando a su vez la actitud de algunos políticos que “en vez de defender a la tierra la han vendido”. En este orden de cosas ha indicado que, “de la misma manera que a los que estamos aquí nos cuesta mucho dolor y a veces muchos golpes políticos defender y anteponer los intereses de Castilla- La Mancha a los de nuestro propio partido, otros lejos de hacer eso, más bien, han hecho lo contrario”.

Al respecto, el jefe del Ejecutivo regional ha argumentado que, la del agua “es una batalla seria”, que ha requerido años de constancia de preparación de informes. “Solo cuatro años esta región dejó de recurrir los injustos trasvases que se aprobaban desde el Gobierno de España”, ha apostillado, reconociendo, a su vez, que el actual Gobierno de Castilla-La Mancha “no ha recurrido todos, sólo aquellos que claramente contravenían la ley y que ahora se han visto reafirmados con las sentencias y, hoy, con la decisión coherente del Consejo de Ministros”.

Agradecimiento al Gobierno de España y a todos los colectivos

Emiliano García-Page ha dado las gracias al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, un agradecimiento que ha hecho extensivo a todo el Ejecutivo en general y a la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en particular. “Este es el Gobierno que yo he visto a lo largo de toda la democracia que más voluntad ha tenido de anteponer los intereses generales, también los ambientales, a intereses muy concretos y por eso les quiero dar las gracias de manera honesta y sincera”, ha matizado.

En este contexto, el presidente regional ha querido aclarar que “no se trata de acabar con el Trasvase Tajo-Segura, ni va a desaparecer el agua para el Levante español”. Así, ha explicado que se va a preservar la gestión agrícola y de riego en el conjunto del Levante con medios diferentes y con una base absolutamente diferenciada a la de sacar el agua a la España seca, “la España que no tiene salida al mar para dársela a la España seca también pero que tiene salida”.

En opinión de García-Page, con la decisión que ha tomado hoy el Gobierno “empieza un cambio de dinámica ya que nos hemos ganado el derecho de fijar un suelo estable para la negociación”. Del mismo modo, se ha mostrado convencido de que España entera, y el planeta, están a expensas de la evolución ambiental, que no va en la dirección de que cada vez sobre más agua, “más bien al contrario”, ha reconocido.

Además de dar las gracias al Gobierno, el jefe del Ejecutivo regional ha hecho lo propio con todos los colectivos y con los técnicos de la Confederación que fijaron los datos sustanciales en la elaboración del Plan de la cuenca del Tajo. “Nosotros como Gobierno no nos hemos dejado llevar por los intereses políticos o electorales, más bien por el interés general y por eso quiero dar las gracias también a todos los que lo han negociado y peleado desde dentro”, ha apostillado reconociendo a su vez que “los grandes éxitos son siempre consecuencias del esfuerzo y aquí para ser sincero se utiliza la palabra éxitos, son fruto del esfuerzo”.

A ese respecto el presidente de Castilla-La Mancha ha querido aclarar que “éxito no es la palabra para definir esta decisión”. Así, ha indicado que “realmente se ha hecho justicia y lo que hace el Gobierno ahora es no salirse por la tangente y no mirar para otro lado. Actúa con la convicción absoluta de estar defendiendo y conciliando los intereses del conjunto de España”, ha considerado.

El presidente García-Page está dispuesto a abrir una nueva etapa y una nueva forma de entender la gestión del agua en España. El mandatario castellanomanchego considera que se trata de una forma de trabajar más acompasada a la realidad de un agua cada vez más difícil de conseguir y que requiere de distintas fórmulas, de distintas fuentes para su alimentación.

“Me resulta casi ofensivo cuando hablan de que hay compensaciones económicas, sinceramente siempre he dicho que nosotros no queremos dinero, queremos el agua, qué es lo que nos permite la vida”, ha dicho al tiempo que ha puesto de manifiesto la solidaridad de la Comunidad Autónoma. “Lo va a seguir siendo, porque va a seguir habiendo transferencias de agua, cada vez van a ser mucho más para consumo de población y para usos que consideramos todos esenciales, y cada vez nos vamos a ver todos obligados a ir cambiando la forma de gestionar el agua”.

El caudal mínimo no es el máximo

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha ha puesto dos reflexiones sobre la mesa. La primera es que se va fijar un caudal mínimo en el río, lo que no significa que “el mínimo se convierta en el máximo”, ha garantizado, explicando a su vez que desde el Ejecutivo regional “no contemplamos el mínimo como el máximo. Por su propia definición es solo el mínimo”.

La segunda reflexión del presidente García-Page es que el Ejecutivo que preside “siempre va tener la voluntad inequívoca de pensar en el conjunto de España, además de hacerlo con la mirada puesta en los intereses que representamos más directamente, que son los de Castilla-La Mancha”. En su opinión, “hay espacio para llegar a consensos y acuerdos en el futuro en la gestión del agua en España lo que ocurre es que esos consensos ya no van a partir de cero ni van a partir de la nada, ya parten de una base sólida, de unos cimientos sólidos que son los que hemos conseguido a base de pelear a través del Tribunal Supremo, a través de la legislación”.

García-Page ha estado arropado en la comparecencia por el vicepresidente de la Junta, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; la alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García-Élez y los alcaldes de los municipios ribereños: María Ángeles Gamboa, alcaldesa de Cañaveruelas (Cuenca) y presidenta de la Asociación de los Municipios ribereños; Borja Castro, alcalde de Alcocer (Guadalajara) y vicepresidente de la Asociación de los municipios ribereños, y Francisco Pérez Torrecilla, alcalde de Sacedón (Guadalajara).

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO