InicioProvinciaValdepeñasGarcía-Page: "Agradezco a Gregorio Prieto haber presumido de sus raíces manchegas a...

Así lo ha dicho el presidente regional durante la inauguración de la remodelación del museo del artista en Valdepeñas

García-Page: «Agradezco a Gregorio Prieto haber presumido de sus raíces manchegas a través del mundo»

“Hoy es un día de muchas celebraciones, además de la generosidad de Gregorio Prieto de traer este museo a Valdepeñas, cuando estaba llamado a ocupar un lateral de la Casa de América en Madrid, hemos de felicitarnos por el enorme esfuerzo de su fundación en el estudio, catalogación y museización de su obra y sus valiosos documentos”, declaró el presidente de Castilla-La Mancha en la inauguración esta mañana de un renovado Museo Gregorio Prieto.

Respondía así a la intervención previa de la presidenta de la Fundación Gregorio Prieto, María Concepción García-Noblejas Santa-Olalla, quien reseñó la ausencia de autoridades en el museo desde su inauguración por la Casa Real en febrero de 1990. “Pero esto no es un reproche –puntualizó la presidenta–, sino que como bien decía Gregorio, el arte es sinónimo de eternidad: el tiempo no cuenta en arte”. Igualmente resaltó García-Noblejas la generosidad del artista de ubicar en Valdepeñas su legado, “cuando ya casi tenía cerradas las negociaciones para que instalará en Madrid. Pero le pudo el sentimiento, y ahora el museo está donde tiene que estar”.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín Rodríguez, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Ana Rosa Rodríguez, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero Serrano, y un largo etcétera de representantes de la política nacional y regional, así como personalidades del mundo de la cultura, se dieron cita esta mañana para celebrar la rotunda remodelación de contenido e infraestructuras del Museo Gregorio Prieto. Una reforma que, en palabras de su director, Raúl Luis García, ha seguido la senda de los postulados de la Generación del 27, la búsqueda de la contemporaneidad desde la tradición, “esta casona del siglo XVII que alberga el museo ha sido adaptada a un concepto de museización del siglo XXI. A ello hemos sumado una audioguía profundamente emocional (que se ofrece gratuitamente con la entrada), que quiere seducir a las nuevas generaciones, quienes se encargarán de la perdurabilidad de este complejo y rico patrimonio artístico”, el de Gregorio Prieto, a quien presentó como un manchego moderno y universal.

Esa búsqueda de la modernidad “sin perder la esencia de lo que somos”, fue lo que resaltó la consejera de Educación, Cultura y Deportes en su intervención. “Este museo no solo pone en valor la obra de Gregorio Prieto –prosiguió– sino la historia de nuestras artes a lo largo del siglo XX, de las que el artista participó siempre desde sus personalidad. Vivió Prieto momentos muy convulsos en Europa, entre las dos grandes contiendas mundiales y la Guerra Civil española, pero es en estos períodos de la Historia cuando surgen los grandes baluartes del arte”. Señaló a continuación que “es éste el más importante museo de bellas artes de titularidad privada de Castilla-La Mancha”, y concluyó parafraseando una cita prestada: “Un museo es un espacio de encuentro para la inspiración, y esté lo será para muchas y nuevas generaciones”.

El objetivo último de esta reforma, que ha durado dos años y ha supuesto una inversión a cargo de sus fondos privados de más de 600.000 euros en los 2.000 metros cuadrados que exponen y almacenan más de 5.000 obras y piezas de la colección privada del artista, ha sido actualizar su puesta en escena centrándola en la obra Prieto y la evolución a lo largo del siglo XX del concepto artístico al que se adscribe, tal que una lección evolutiva del arte. Nuevas infraestructuras y una reestructuración de la colección que han servido para que la creación de Gregorio Prieto, pionero en la acción internacional de la vanguardia española y gran representante pictórico de la Generación del 27, “se contemple ahora más contemporánea y necesaria que nunca”, según declaraciones del director artístico del museo, Raúl Luis García.

Gregorio Prieto (Valdepeñas, 1897-1992) fue uno de los vanguardistas españoles más internacionales. Pintor, fotógrafo, dibujante, es el ejemplo de artista total que reivindicaban las vanguardias históricas. El collage fue su más singular aportación plástica, siempre dentro de los anti postulados de lo que se dio en llamar postismo (contracción de post surrealismo). Formó parte activa de la generación artística del 27 y fue su más destacado representante pictórico. Paralelamente, vivió y creó en el universo de la vanguardia internacional desde su etapa formativa en París, mediados los años 20; una senda vivencial y creativa que posteriormente le conduciría a Roma (Real Academia de España en Roma), de vuelta a París y, de allí, en agosto de 1936, a su exilio en la capital británica, desde donde regresaría a España en 1950.

El museo, ubicado en una casa solariega del siglo XVII, abrió sus puertas en 1987, en vida del artista, y fue oficialmente inaugurado por la Casa Real en 1990. Posee unos fondos permanentes que suman más 5.000 obras, de las que ahora se expone una cuidada selección de 400 piezas. De éstas, unas tres cuartas partes son creación del propio artista, distribuidas en un recorrido por etapas biográficas y estilísticas, y el resto pertenecen a su valiosa colección privada; en concreto y entre muchas otras piezas, se exhiben dibujos de Rafael Alberti, Federico García Lorca, Daniel Díaz y Joaquín Valverde.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO