InicioCulturaExposición 'Kâulak: fotógrafo, pintor y escritor'

En la Biblioteca Nacional de España (BNE), hasta el 28 de agosto de 2022

Exposición ‘Kâulak: fotógrafo, pintor y escritor’

Por José Belló Aliaga

Se ha presentado en la Biblioteca Nacional de España (BNE), la exposición “Kâulak: fotógrafo, pintor y escritor”, en cuyo acto intervinieron el director cultural de la Biblioteca Nacional de España (BNE), Ángel Martínez Roger y el comisario de la muestra, Juan Manuel Sánchez Vigil.

Presentación de la exposición KAULAK: FOTOGRAFO, PINTOR y ESCRITOR, en la Biblioteca Nacional de España (BNE), del 11de marzo al 28 de agosto de 2022

La exposición

La exposición “Kâulak: fotógrafo, pintor y escritor”, está dedicada a la figura de Antonio Cánovas del Castillo Vallejo (Madrid, 1862-1933). Intelectual polifacético, fue escritor de relevancia, pintor de reconocido prestigio, crítico de arte, periodista, músico, político (sobrino de don Antonio Cánovas del Castillo) y, desde 1899, fotógrafo. Entre 1899 y 1904 como amateur- con miles de fotos, que firmaba como Cánovas- y a partir de esa fecha y hasta su muerte en 1933, como Dalton Kâulak en su propio estudio profesional.

160 obras

En la exposición, decorada en el mismo color verde del estudio original de Kâulak, de estilo modernista, se exhiben más de 160 obras (fotografías, postales, libros impresos, álbumes, revistas, grabados, instrumentos de fotografía, óleos…), 92 de ellas pertenecientes a la BNE y el resto a otras instituciones y coleccionistas españoles. La sala Hipóstila de la BNE se ha metamorfoseado, desde la misma entrada, en estudio fotográfico. Una reproducción de la puerta original de la galería Kâulak en el número 4 de la calle de Alcalá nos invita a sumergirnos en otro espacio y otro tiempo.

Recorrido por la exposición KAULAK: FOTOGRAFO, PINTOR y ESCRITOR, en la Biblioteca Nacional de España

Estratega del marketing y precursor de las redes sociales, Kâulak fue un “gran divulgador de la cultura de la imagen”, según el comisario de la exposición, Juan Manuel Sánchez Vigil, quien ha agradecido a Cánovas haber dejado por escrito que “su fondo fotográfico fuera un archivo para la posteridad”.

Kâulak

Kâulak, Antonio Cánovas del Castillo Vallejo (Madrid, 1862‐1933) sobrino del político Antonio Cánovas del Castillo, estudió Derecho en la Universidad Central y al tiempo que se dedicó a la política practicó la pintura, publicó obras literarias y compuso varias piezas musicales. Fue diputado a Cortes por Cieza (1891‐1894 y 1898), Gobernador Civil de Málaga (1895‐1897) y funcionario del Estado.  En la última década del siglo XIX, afectado por el asesinato de su tío en el balneario de Santa Águeda (Mondragón, 1897), dejó la política para dedicarse a la fotografía. 

En una primera etapa su obra fue exclusivamente creativa, enmarcada en la corriente pictorialista. En 1904 abrió la galería Kâulak (calle de Alcalá, nº 4) en la que retrató a monarcas, aristócratas, artistas, políticos, intelectuales y burgueses.

Además de fotógrafo, fue un dinamizador de la cultura de la imagen: editó tarjetas postales, creó y dirigió las revistas La Fotografía (1901‐1914) y Unión fotográfica (1919‐1924), cofundó la Sociedad Fotográfica de Madrid (1899).

Fue jurado de prestigiosos premios, defensor de la propiedad intelectual, y autor de centenares de artículos y de las monografías La fotografía moderna (1912) y El retoque fotográfico (1921).  En 1931 se jubiló como funcionario del Estado y el 13 de septiembre de 1933 falleció de pulmonía.

Literatura, pintura, música

Cánovas manifestó su vocación literaria, pictórica y musical a partir de 1884.  Influenciado por su tío abuelo, el escritor Serafín Estébanez Calderón, escribió entre ese año y 1895 tres novelas y dos piezas teatrales que firmó, al igual que sus cuadros, con el seudónimo Vascano: Javier Malo (1884), El Mosén (1887), Mocedades (1891), ¡Ay Joaquín! ¡Cuánto te quiero! (1892) y La condesa está durmiendo (1895). 

La pintura fue otra de sus pasiones. Se formó en el taller del paisajista Carlos de Haes, participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1890 con el óleo El crepúsculo, y en la General de Bellas Artes e Industrias Artísticas de 1904 con Baño de sol. Entre sus pinturas destaca Una noche en el mar (1888),

depositada en la Embajada de España en Roma por el Museo del Prado. Publicó el Álbum de fotografías de los cuadros, estampas y manuscritos de Goya (1900), Apuntes para un Diccionario de pintores malagueños del siglo XIX (1908) y Rosales (1927).

Faceta musical

Su faceta musical es muy poco conocida. Compuso varias piezas entre 1895 y 1920: el rigodón Infanta Heredera, el pasodoble ¡Viva la rubia!, la polca Mamá Chichita, las zarzuelas El novio verde, y Timoteo y Timotea, y los valses Kaulak, La dama Blanca, ¡Cómo no! y ¡Too Late!

Pictorialismo

En La transformación de la fotografía (1906), Kaulak explicó las características de las obras pictorialistas: “Conmueven y emocionan, contienen inspiración, personalidad, unidad y casi todas las demás condiciones de las artes”. Considerado uno de los máximos representantes de esta corriente, Carl S.  King compara su estilo con el del pintor y fotógrafo inglés Henry Peach Robinson, autor de la obra Efecto pictorial en fotografía (1869). 

Sus obras fueron galardonadas con una veintena de premios nacionales e internacionales en certámenes de prestigio celebrados entre 1897 y 1904. En general, se caracterizan por la escenificación y teatralización de los espacios y las poses, siempre a partir de una reflexión previa.

El periodo coincidió con la creación de la Sociedad Fotográfica de Madrid en 1899, de la que fue fundador junto a su hermano Máximo Cánovas.

Testimonio de las actividades de la entidad son los negativos conservados en la Biblioteca Nacional de España, realizados en la Alameda de Osuna y en Illescas (Toledo). 

La galería Dálton Kâulak

El 1 de octubre de 1904 abrió sus puertas en el número 4 de la calle de Alcalá un nuevo estudio fotográfico con el nombre “Dálton Kâulak”. Simplificado después en Kâulak (acento circunflejo incluido), era un guiño a la modernidad y a la influencia extranjera, con el que pretendió, aún más, llamar la atención de la clientela.

El estudio surgió con el cambio de siglo, en un momento de transición de los negocios fotográficos decimonónicos hacia las nuevas corrientes artísticas.

Mantuvo la competencia con varios autores consagrados, entre ellos Manuel Compañy y Christian Franzen. Especialmente contra este último, diplomático de origen danés cuya obra se caracterizó por la sobriedad y la elegancia.

La galería fue decorada al gusto de la época, con detalles modernistas en la puerta de entrada, el recibidor y los tocadores. En los salones reservados a las tomas fotográficas se exhibían tapices, fondos pintados, columnas, balaustradas, cortinajes y mobiliario ad hoc, además de óleos y esculturas de afamados artistas. 

Auge del estudio

La galería alcanzó enseguida un gran esplendor, que mantuvo durante tres décadas bajo el lema Choose a photographer as you choose a friend.  Al tiempo que llevó la fotografía a los cenáculos elitistas, Kaulak la expuso a la mirada del pueblo, despertando así el deseo de ser retratado; es decir, le confirió su seña de identidad como memoria.

En las vitrinas del portal, escaparate social por excelencia ante el que se agolpaban los paseantes en corte, se exhibieron retratos de reyes, ministros, intelectuales y artistas. En el ámbito familiar los retratos se lucían en los muebles y en las paredes de los salones, enmarcados en plata o maderas nobles, o bien se reservaban en álbumes preciosistas. 

En octubre de 1905, La Época informaba de la gran muestra organizada en el portal, que calificaba como: “Un índice de la sociedad, un primor de ejecución y

de arte, y la perfección en el parecido”. Estuvo compuesta por más de un centenar de personajes, entre ellos los duques de Fernán Núñez, los marqueses de Linares, los políticos José Canalejas y Antonio Maura, el científico Ramón y Cajal, el historiador Menéndez Pidal, los pintores Moreno Carbonero y Pradilla, el escritor Benito Pérez Galdós o el filántropo José Lázaro Galdiano. 

Familia real

Las visitas reales al estudio eran una fiesta. El local se engalanada con tapices, flores, laureles, cigarros puros y limas, la fruta preferida de la reina.  Los monarcas acudían con frecuencia al estudio y la prensa dio puntual noticia con ilustraciones en portada. Alfonso XIII posó casi todos los años, con varias sesiones especiales. La reina Victoria Eugenia visitó la galería por primera vez el 4 de enero de 1908. Al año siguiente acudió en mayo y octubre, acompañada primero del príncipe Alfonso y el infante Jaime, y después de la infanta Beatriz. Tan solo en estas dos sesiones se tomaron un centenar de placas. 

El 12 de marzo de 1922, el diario ABC relataba así la visita del rey: “En la mañana de ayer sábado se dignó S. M. en favorecer con su presencia a la Fotografía Kaulak, permitiendo al reputado artista que obtuviese de su augusta persona varios retratos, con diferentes uniformes y, entre ellos, el naval y el de la real escolta.  El numeroso público que a aquellas horas transitaba por la puerta de Alcalá se estacionó frente a la fotografía, tributando al monarca, tanto a la entrada como a la salida, ostensibles manifestaciones de respeto y simpatía”.

Archivo iconográfico

Durante seis lustros la galería Kaulak tuvo una producción extraordinaria y conformó un excepcional archivo iconográfico.  Su prestigio, entendido como la estima pública fruto del mérito, se debió a la calidad de los trabajos y a la personalidad de su creador, un intelectual que vivió por y para la fotografía, autor de obras consideradas esenciales en la historia de la imagen, transmisor y divulgador del conocimiento.

A mediados de la segunda década del siglo XX, el número de personajes retratados ya superaba los veinte mil, con más de cien mil placas impresionadas. El esplendor continuó hasta el comienzo de los años treinta, gracias a un magnífico equipo de profesionales, al frente de los cuales estuvo el pintor Isidro Gamonal.

Los originales conservados en la Biblioteca Nacional de España evidencian la actividad de la galería hasta su declive, coincidente con la proclamación de la Segunda República, dos años antes de la muerte de Kaulak, y posteriormente con el periodo en el que la dirigió Juan María Ardizone Cánovas del Castillo.     

Kâulak II

Juan María Ardizone Cánovas del Castillo (Madrid, 1916‐1996).

Entre septiembre de 1933, fecha del fallecimiento de Kaulak, y el comienzo de la guerra civil, el estudio fue gestionado por el alemán Enrique Dücker.  Durante la contienda fue incautado por la Unión General de Trabajadores y al terminar la guerra Juan María Ardizone Cánovas del Castillo (Madrid, 1916‐1996), nieto de Kaulak, retomó la actividad. 

En febrero de 1947 Ardizone realizó un reportaje de la familia real en Estoril, y en los años cincuenta y sesenta consiguió recuperar en gran parte el esplendor de antaño. Entre 1954 y 1962 trabajó en el estudio José Luis Pérez Martínez (posteriormente especializado en fotografía industrial y publicitaria).

Las tareas se diversificaron entonces: bodas, fiestas sociales, retratos infantiles y de grupo, óleos a partir de fotografías, restauración de cuadros y copias de museo. De estas últimas se ocuparon los pintores Antonio y Elena Castellanos. 

 En 1971, con los estudios en decadencia, el Ayuntamiento de Madrid creó el premio de fotografía “Kaulak”. En 1988 el propietario del edificio nº 4 de la calle de Alcalá decidió su venta y el 31 de mayo de 1989 la última galería modernista de la capital cerró sus puertas. Juan María Ardizone fallecería siete años después, el 27 de julio de 1996.

José Belló Aliaga

blank
La exposición podrá ser visitada hasta el 28 de agosto de 2022
blank
Vista de la exposición
blank
Juan Ardizone y María Cánovas del Castillo, hija de Kaulak, 1915. Acuarela de Gamonal
blank
Juan Ardizone y María Cánovas del Castillo, hija de Kaulak, 1915. Acuarela de Gamonal
blank
A la derecha, el director cultural de la Biblioteca Nacional de España (BNE), Ángel Martínez Roger y el comisario de la muestra, Juan Manuel Sánchez Vigil, durante la presentación de la exposición
blank
Tapiz de la galería con el motivo alegórico Diana cazadora, empleado como fondo en los retratos de la familia real
blank
María Guerrero caracterizada para Doña María la Brava, obra de Eduardo Marquina, 1910
blank
El 7 de mayo de 1922 Manuel Granero se retrató en el estudio de Kaulak camino de la plaza de toros de la Fuente del Berro. Horas después, el toro Pocapena acabó con la vida del joven torero y violinista
blank
Abanico pintado por Cánovas, 1887
blank
Antonio Cánovas. Cuentos de la siega. Valdemoro, 1906
blank
Antonio Cánovas. Escuela al aire libre. Beniaján. Murcia, ca. 1900
blank
La galería Kaulak en 1915
blank
La señora Vallel en un salón de la galería
blank
María Esparza, ca. 1915
blank
Juan María Ardizone Cánovas del Castillo, 1989. Retrato por José Luis Pérez
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO