InicioRegiónEspaña destina casi 24 millones de la primera fase del Plan de...

A través de dos convenios entre la sociedad estatal SEIASA y los regantes

España destina casi 24 millones de la primera fase del Plan de Recuperación a modernizar regadíos en Castilla-La Mancha

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA), va a destinar un total de 23.722.800 euros (IVA no incluido) de los fondos de la Fase I del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) a la ejecución de dos proyectos de modernización de regadíos sostenibles en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

Para ello, el presidente de SEIASA, Francisco Rodríguez Mulero, ha firmado hoy en Toledo dos convenios con la Comunidad de Regantes de Balazote-La Herrera (Albacete) y con la Comunidad de Regantes del Pantano Estrecho de Peñarroya (Ciudad Real). El acto ha estado presidido por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y ha contado con la asistencia del delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca Galdón.

Fotovoltaica en Balazote-La Herrera

El “Proyecto de implementación de energías renovables mediante paneles fotovoltaicos flotantes en la Comunidad de Regantes de Balazote-La Herrera” cuenta con un presupuesto de 2.522.800 euros (IVA no incluido), afectará a una superficie de 5.580 hectáreas y beneficiará a 445 regantes de los municipios de Balazote, La Herrera y Lezuza, en la provincia de Albacete.

La actuación comprende una instalación fotovoltaica que fomentará la mejora de la eficiencia energética, a través del empleo de energías renovables, y que supondrá una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero y del gasto económico de los regantes. 

Nueva conducción con Peñarroya

El “Proyecto de conexión hidráulica directa de las redes de riego de las balsas 1 y 2 con el embalse de Peñarroya” supondrá una inversión de 21.200.000 euros (IVA no incluido), afectará a 7.842 hectáreas y beneficiará a 2.000 regantes de los municipios de Argamasilla de Alba, Tomelloso y Campo de Criptana, en la provincia de Ciudad Real.

El objetivo de la actuación es aprovechar la energía hidráulica disponible en el embalse para regar, reduciendo o evitando la necesidad de bombeo desde las balsas. Para ello se realizará la conexión hidráulica directa desde el embalse mediante una nueva conducción, obteniendo la presión suficiente y reduciendo la necesidad de bombeo y con ello el consumo de energía eléctrica. A la vez se evitarán las actuales pérdidas de agua que se realiza a través de canales.

En ambos casos y teniendo en cuenta que las inversiones del “Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos” tienen carácter público-privado, la aportación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia será de un máximo del 80 % del coste de los gastos elegibles, mientras que las comunidades de regantes y usuarios objeto de la actuación aportarán el resto.

Fases I y II

Rodríguez Mulero ha recordado que, en el marco del “Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos” del Plan de Recuperación Fase II, han sido preseleccionadas otras cuatro actuaciones por valor de 12,66 millones de euros, lo que sumaría una inversión en conjunto en Castilla-La Mancha de 36,39 millones de euros en esta materia.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO