InicioComarcaVillamayor de CalatravaEmoción de corazón y a pleno pulmón en la inauguración de la...

El evento, que pregonó la muy entrañable y querida Lola Hervás, tuvo consideración de gala de reencuentro y agradecimiento

Emoción de corazón y a pleno pulmón en la inauguración de la Semana Cultural de Villamayor

Con un emotivo, emocionante y costumbrista pregón, la incombustible vecina Lola Hervás dio la bienvenida a la XXXIII Semana Cultural de Villamayor de Calatrava, que se va a prolongar hasta el 7 de agosto con un sinfín de actividades de todo género promovidas por el Ayuntamiento en colaboración con diferentes colectivos del pueblo y personas colaboradoras.

El acto celebrado anoche, que registró un aforo ampliamente completado ante una multitudinaria asistencia, con público incluso de pie, se celebró en el Auditorio Pozo Arriba y contó con la presencia de autoridades de la Corporación Municipal que encabezaba su alcalde-presidente, Juan Antonio Callejas, así como su homólogo de Pozuelo de Calatrava, Julián Triguero, quien atendió la invitación que le fue cursada.

También estuvieron presentes representantes de la Hermandad de la Virgen del Rosario y Jesús Nazaret, de la Asociación de Jubilados y Pensionistas, de la Asociación de Madres y Padres del Colegio ‘Inocente Martín’, de la Asociación de Amas de Casa, de la Asociación de Encajeras ‘Virgen del Rosario’, de la flamante Asociación de Teatro de Villamayor de Calatrava, de la Sociedad de la Dehesa Boyal o Labrada, del Grupo Cooperativo Montes Norte, de la Asociación Duendes de Papel, de la Asociación Churriagos MTB, de la Asociación Española Contra el Cáncer, de la Asociación Afammer y de la Asociación Cultural Dúo Lisus.

Exposición de trajes de novia

Hay que valorar también la amplia exposición de trajes de novia que han quedado expuestos durante estas fechas en el interior del Auditorio, que en coordinación con Daniel Callejas, han aportado temporalmente hasta dieciocho vecinas, incluso uno que es una antiquísima joya del año 1899 y el más reciente de 1991, en lo que también supone contemplar una evolución de este vestuario nupcial femenino a lo largo, prácticamente, de todo un siglo.

La gala de apertura, como así se puede calificar tras dos años sin Semana Cultural por la pandemia, fue precisamente eso, una gala para agradecer a tantísimas personas y colectivos sus esfuerzos por hacer de tantísimos meses de incertidumbres y pérdidas por la Ciovid-19, un servicio a la ciudadanía de Villamayor de Calatrava desde sus diferentes ámbitos de ayuda, gestión y acción.

Lo ponía de manifiesto Juan Antonio Callejas cuando, previamente al pregón de la insigne Lola, se alegraba primeramente de la ocasión para el reencuentro en estas señeras fechas de agosto y destacaba el interés desde la administración consistorial por haber atendido de la mejor manera, en alianza con empresas y demás entidades y particulares, implicados, todo lo que se había generado en una situación tan inédita como la pandemia y, de ahí, los diplomas que se tuvieron a bien conceder.

Pregonera de lujo

Lola Hervás también aludió a esta crisis sanitaria, aunque brevemente y para agradecer las alternativas que abrieron las nuevas tecnologías para mantener el contacto y la vida en tiempos de confinamiento y de recelos a contactos físicos, centrándose su intensa y emocionada intervención en aquellos aspectos de una larga vida en Villamayor de Calatrava, lo que sirvió para retratar paisanajes y costumbres de tantas décadas.

Esta sencilla persona y trabajadora incansable por su pueblo, puso voz a su corazón, al igual como la hace como gran aficionada a la lectura y a la escritura que ha sido y sigue siendo e, incluso en tiempos en que se editaba el diario La Tribuna de Puertollano, llegó a ser entusiasta corresponsal llevando crónicas y fotografías hasta la sencilla redacción del periódico junto a la Plaza del Gongo en la ciudad desde donde se editaba.

Fue, en definitiva, un inolvidable discurso, pleno de nombres propios de amistades y vecinos que han jalonado la actividad vital y emprendedora de Lola en Villamayor de Calatrava y a cuyo término el alcalde le hizo entrega de una placa de homenaje, reconocimiento y agradecimiento por su pregón, que fue especialmente valioso para sus familiares que, en varias generaciones ya, compartieron la primera fila del patio de butacas.

Y sin solución de continuidad se daba paso al que, como dijeron los presentadores del evento, Charo y Jorge, el mayor acto de agradecimiento nunca antes hecho en la historia de Villamayor de Calatrava, una vez que poco a poco se retoma cierta normalidad ante una pandemia que aminora consecuencias en la salud pero que exigió a cuantas personas hubieron de dar lo mejor de sí mismas en los peores momentos de esta crisis sanitaria.

Homenajeados

El elenco de reconocimientos y diplomas lo abrieron las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio, que el Ayuntamiento reforzó en su día con los 40.000 euros que normalmente se gastan en fiestas y que, en su cancelación, se decidieron destinar a dar ayuda social, compañía, limpieza y hasta consuelo entre la población de mayor edad en una situación que les dejó bastante afectados. También recibieron diploma la asistente social y la auxiliar administrativa de Ayuda a Domicilio.

A continuación subieron al escenario el médico y el enfermero del Consultorio de Villamayor de Calatrava y el coordinador del Centro de Salud de referencia ubicado en Argamasilla de Calatrava, teniendo también palabras para las farmacéuticas del pueblo.

Además, se reconoció la asistencia alimentaria y comercial de profesionales de diferentes ramas de productos de que eran necesario abastecer los domicilios y desarrollaron su labor cumpliendo escrupulosamente las normas de protección frente al virus, de una manera ejemplar. Era el caso de las firmas Pancasa, Grupo Cooperativo Montes Norte y los propietarios de las tiendas ‘El Chusco’, ‘La Pili’ y ‘Josito’.

Asimismo, se reconoció el gesto desinteresado de agricultores que pusieron sus maquinarias al servicio de la desinfección de calles y zonas públicas de la localidad y a la empresa FERMASER que desplazaron sus propios equipos tecnológicos para potenciar la desinfección en las principales zonas de Villamayor de Calatrava.

Turno hubo también para agradecer a los servicios públicos que más directamente se han ocupado de la seguridad, como Guardia Civil, Protección Civil o personal del Ayuntamiento, de la Diputación y de la Junta de Castilla-La Mancha, citándose también al párroco.

Y recibieron la calidez del aplauso los hermanos Miguel y Pablo Sánchez Ciudad, que pusieron en marcha por primera vez en Villamayor de Calatrava una emisora de radio, ‘Villarejo FM’, para amenizar desde lo más cercano el tiempo de confinamiento.

Por último, fueron llamados colectivos y personas que respondieron solidariamente a la solicitud de confección de mascarillas y trajes de protección para personal sanitario durante la carencia del sistema público de salud cuando se avecinó la pandemia. Por eso se les entregó su correspondiente diploma a colectivos como Jubilados y Pensionistas, Amas de Casa, Encajeras, AECC y colaboradores que lo recibieron en representación de tantísimas otras personas que se sumaron a la causa.

Nacimiento de la Asociación de Teatro

El acto inaugural sirvió, por último, para el estreno y puesta de largo de un nuevo colectivo local, la Asociación de Teatro de Villamayor de Calatrava, que ofreció ante el público presente la divertida obra ‘La pluma del Rey’, bajo la dirección de Isabel Rubio Mayoral y un elenco de ocho actrices paisanas.

Todas ellas fueron agasajadas al término de la obra por un caluroso aplauso del público, mostrando desde esta nueva formación su afán por dar continuidad a nuevas representaciones teatrales a partir de ahora, algo que valoraba también el alcalde, Juan Antonio Callejas, brindando en este sentido el apoyo del Ayuntamiento.

blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO