InicioOpiniónEmiliano, ni una mala palabra, ni una buena acción

Artículo de Opinión de Unión de Uniones Castilla-La Mancha

Emiliano, ni una mala palabra, ni una buena acción

Unión de Uniones Castilla-La Mancha.-En declaraciones del presidente, afirmaba Don Emiliano García Page, y prometía antes de llegar al poder en Castilla-La Mancha, que iba a cuidar de la agricultura, pero, al mismo tiempo, realizaba promesas a los trabajadores de GEACAM. Una vez en el poder decidió desvestir a un santo para vestir a otro. Para ello, tomó el dinero del plan de la PAC para el desarrollo rural para la agricultura y ganadería de la región, por valor de 500 millones de euros, y con ello ha estado pagando a dicha empresa pública, que a todas luces realiza un servicio público (prevención y extinción de incendios forestales). Por tanto, siendo servicio público, debería ser tal y como ocurre con la educación, la sanidad o los bomberos urbanos, que son financiados a partir de los presupuestos generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Mientras, a los agricultores ecológicos les arrebató 200 € por Hectárea y año, aduciendo falta de presupuesto, con el resultado de fuga de cultivos en ecológico en la región.

En primer lugar, la cantidad de 300 € / Hectárea publicada en el contrato de compromisos en 2014, ni era caprichosa, ni suponía un incremento respecto al Plan de la PAC anterior para el desarrollo rural. La cuantía pasaba de 287 €/Ha a 300€/ha, por lo que ni la inflación de esos 8 años cubría tal incremento. Por otra parte, la Consejería de Agricultura de la región encargó un estudio a la empresa TRAGSA para determinar la pérdida de renta del agricultor ecológico frente a un convencional. TRAGSA tasó dicha merma en 313 €/Ha (este estudio acompañaba la memoria del Plan de la PAC para el desarrollo rural presentado en Bruselas). Es decir, la cantidad que se pagaría en los compromisos ya suponía una reducción de 13 € de la renta agraria de un agricultor ecológico, frente a un convencional. Sin embargo, no contento con ello, con los compromisos firmados y tras dos siembras en ecológico los productores ecológicos vieron como en 2015 de 300 €/ Ha se reducía a 100 €/Ha, suponiendo una pérdida acumulada por Hectárea de 213 € anuales.

El Sr. Page presume de mimar la agricultura ecológica y del aumento de superficie experimentado en Castilla-La Mancha, sin embargo, la realidad es que en el año 2015 los cereales y legumbres ecológicos sumaban 115.147 hectáreas, y en el año 2021 sumaron 84.771. Se han perdido 26.282 hectáreas, lo que supone un 26,4% menos desde el 2015. Algo lógico si se tiene en cuenta la sustancial pérdida de renta que sufre un agricultor ecológico frente a un convencional. El Presidente de la comunidad oculta estos datos porque no casan con su cacareada campaña de arrogarse como el adalid de la ecología y la agricultura.

Unión de Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha y la Plataforma para la defensa de la agricultura ecológica de la región denunciaron estos hechos desde el primer momento, iniciando una vía judicial que hoy se encuentra en instancias europeas. Es por ello que la organización denuncia la falaz conducta de Page, especialmente en lo que respecta al PDR y la agricultura ecológica.

En el transcurso de estos acontecimientos se han producido casualidades chocantes. Aquellos expedientes que recurrieron al Tribunal Supremo y solo ellos recibieron petición de costas, entre 2.000 y 2.500 €.

Después, el resto de expedientes, que solo llegaron al Tribunal Superior de Justicia de CLM y sobre los que se dictó sentencia en 2018, fueron condenados en costas, 300 € por litigante, estas costas no se ejecutaron en 4 años y el Presidente de la Plataforma para defensa de la agricultura y ganadería ecológicas dirigió carta al Señor Page pidiendo la gracia de que no se ejecutasen. Costas que sí se les ha exigido a los campesinos, además agravadas con otros 300 € adicionales, tras la manifestación del pasado mes de Mayo en la que éstos hicieron parodia de Page representándolo como un faraón sobre un carro tirado por esclavos. Como comentaba el sindicato, meras coincidencias en el tiempo, aunque desafortunadas.

Por todo ello el sindicato agrario convoca a todos los agricultores a una manifestación el próximo 26 de noviembre en Toledo para reclamar que el presupuesto del Plan de la PAC para el desarrollo rural se destine a los agricultores y ganaderos para evitar el despoblamiento y envejecimiento de la región.

Unión de Uniones Castilla-La Mancha

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO