InicioPuertollanoEl Santo Voto de Puertollano estará presente en San Carlos del Valle...

En el Encuentro Oretania de Poetas, de la mano de 'Alfar Arias'

El Santo Voto de Puertollano estará presente en San Carlos del Valle en la celebración de ‘Palabras de Muerte’

San Carlos del Valle acogerá el 29 de octubre la decimocuarta edición del Encuentro Oretania de Poetas de la provincia de Ciudad Real, bajo el lema ‘Palabras a la muerte’. Desde que en 2009 se iniciara los encuentros poéticos del Grupo Oretania, Ángel Leal y Graci Arias (Alfar Arias) de Puertollano, han obsequiado a los participantes con diferentes objetos realizados en sus talleres, que han ido desde placas a todo tipo de obras de arte, para esta ocasión la alfarera ha seleccionado una histórica vasija puertollanera, la tradicional y centenaria ‘Olla del Santo Voto’, pieza rescatada del olvido gracias a su incansable labor.

La vinculación transcendental de esta pieza de alfarería popular de la comarca de Puertollano con la muerte, es lo que ha motivado a los ‘Poetas del Barro’ a elegirla como obsequio del XIV Encuentro Oretania de Poetas, como nos informa Gracia Arias “la hemo seleccionado, entre otras opciones, al ser una olla realizada exprofeso por los alfareros del siglo XIV, para cocinar los ingredientes de una comida compartida y prometida a nuestra patrona, la Virgen de Gracia, para que cesase la tremenda mortandad que la peste estaba ocasionando entre los vecinos de la localidad”.

El Santo Voto

Su origen se remonta a mediados del siglo XIV, cuando la peste negra, que tantos estragos causó en Europa y en España, llegó a Puertollano, reduciendo su población drásticamente, de manera que  sólo sobrevivieron trece familias, de lo cual dan cuenta las crónicas, que recogen literalmente, “… quienes atribulados y afligidos ofrecieron voto principal, celebrando el desposorio de María Santísima con el aventurado San José, cuyo voto se cumple todos los años el día de la octava de la Ascensión del señor a los cielos…».

El terror de aquellos habitantes ante las escenas provocadas por la peste, los llevó a comprometerse, mediante el cumplimiento del Voto, y recordar desde entonces la intercesión de la Virgen para controlar la mortífera epidemia.

El Santo Voto es la tradición más antigua de Puertollano. Consiste en una fiesta, muy popular, que conmemora la comida que daban los vecinos a los pobres y necesitados, como resultado de la promesa realizada por aquellas trece familias supervivientes, tras la grave pandemia de 1348.

La comida prometida

El historiador Miguel Fernando Gómez Vozmediano, nos dice que “el Ayuntamiento se encargaba de comprar todo lo necesario, aunque por promesa algunos vecinos donaban alguna res, fanegas de trigo o panes, en tanto que las mujeres guisaban el condumio por promesa. Desde el siglo XVIII, al menos, el lugar elegido para hacer el guiso se sitúa junto a la ermita de la Virgen de Gracia, donde los hombres habían hecho acopio de abundante la leña para alimentar un fuego común”.

Como era habitual en la época, la víspera se corría algún toro, vaca o novillo, previamente bendecido. Tras orearse su carne por la tarde-noche, la noche de la víspera se cocía durante horas en grandes ollas de barro y también en pucheros más pequeños, arrimados a la lumbre que atendían sus propias dueñas.

La alfarería popular de Puertollano

Estos recipientes en los que se cocinaban los ingredientes del santo voto, junto a la ‘Cantarilla del Agua Agria’, son una parte del rico patrimonio rescatado por María de Gracia Arias Mora y Ángel Leal Alcaide, tras la extinción y olvido de la alfarería popular de Puertollano. Artesanía del barro que se venía practicando desde el siglo XIV y que perduró hasta el primer tercio del siglo XX. Cerca de 700 años de tradición alfarera.

Tal y como nos cuenta José González Ortiz, en su libro ‘La alfarería en Puertollano’ (Ediciones C&G). “En el año 1984, la esperanza para rescatar la alfarería popular de Puertollano se hizo realidad. María de Gracia Arias Mora y Ángel Leal Alcaide emprendieron la aventura de su rescate creando un nuevo taller en la calle de las Cruces nº 21 y no muy lejos de donde se ubicaron otros talleres en el siglo XVIII”.

La Olla del Voto

La ‘Olla’ se compone de dos piezas, la vasija que los alfareros locales la clasificaban de una arroba y de media arroba, llevando las piezas mayores y de mayor envergadura cuatro asas, en tanto que las de menor porte llevaban dos y ocasionalmente tres. Por lo general están vidriadas en su interior y llevan un mandil de “vedrio” en el exterior. Iban decoradas mediante incisiones, meandros, cordones digitados o bien pintadas con motivos en zig-zag o círculos unidos.

La segunda pieza, según detalla Graci Arias, consiste en “la tapadera, que es la cobertera que tiene varias funciones, aislar la comida de suciedades, evitar una excesiva vaporización, contener una cierta cantidad de agua caliente para su posterior reposición y también servía como plato para degustar la comida”.

La alfarera asegura que “cada una de las ollas que se entreguen en San Carlos del Valle, serán diferentes, queremos que cada uno de los participantes en el decimocuarto encuentro, se lleve una pieza totalmente original”.

El encuentro

Coordinado por el poeta solanero Luis Díaz-Cacho Campillo, el XIV Encuentro Oretania de Poetas de la provincia de Ciudad Real, se celebrará el 29 de octubre, sábado previo a el Día de Todos los Santos, en San Carlos del Valle, bajo el lema “Palabras a la muerte” y como viene sucediendo desde su inicio, edición tras edición, el Encuentro Oretania de Poetas se articula también en torno a la edición de un libro monográfico que, de manera coral, recoge las composiciones que son protagonistas de la temática de cada año y que en esta edición contará con el prólogo de la poeta, Elisabeth Porrero Vozmediano y las composiciones de Alfredo Jesús Sánchez Rodríguez, Antonia Cortés, Antonia Piqueras, Diana Rodrigo, Eloísa Pardo Castro, Eusebio Loro, Francisco Jesús López, Isabel Villalta Villalta, Juan Camacho, Juan José Guardia Polaino, Luis Alberto Lara Contreras, Luis Díaz-Cacho Campillo, Luis Romero de Ávila Prieto, Natividad Cepeda Serrano, Pilar Serrano de Menchén, Santiago Romero de Ávila y Teresa Sánchez Laguna.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO