InicioProvinciaCiudad RealEl Pleno de Ciudad Real aprueba una moción para mejorar el acerado...

No han prosperado las mociones sobre la Universidad Popular, el control de calidad de los servicios, la medición del aire o la instalación de una oficina para atender a las personas usuarias de los servicios ferroviarios

El Pleno de Ciudad Real aprueba una moción para mejorar el acerado y una modificación de crédito para la eliminación de barreras

El pasado jueves se ha celebrado el pleno ordinario del mes de noviembre del Ayuntamiento de Ciudad Real, que comenzaba dedicando un minuto de silencio a los tres fallecidos por el tiroteo, que tuvo lugar el pasado miércoles en los alrededores de Argamasilla de Calatrava. La alcaldesa de Ciudad Real calificaba los hechos como “terribles” y deseaba una pronta recuperación para los heridos. Seguidamente, se ha aprobado por unanimidad la modificación de crédito número 3/3-2022 por suplemento de crédito del Patronato Municipal de Personas con Discapacidad, para la eliminación de barreras por un importe de 5.500 euros.

Moción actividades de la Universidad Popular

No ha salido adelante la moción presentada por el Grupo Municipal de Unidas Podemos en la que solicitaba ampliar el número de plazas de las actividades ofertadas desde la Universidad Popular para dar cobertura a todas las personas demandantes, así como ampliar la oferta de cursos y talleres, a través de un proceso participativo. Comentaba su portavoz, Nieves Peinado, que esta moción surge por el interés que “tienen nuestros vecinos por participar en estos cursos y se pretende que la oferta llegue a cubrir la demanda al 100 por 100”.

Desde el Partido Popular, Enrique Belda, comentaba que “hay deficiencias, sobre todo, en el ajuste de previsión de las plazas y los cursos ofertados, y eso pone de manifiesto que se deberían redistribuir la cargas, para que las cosas funcionaran mejor. Además, sus expectativas no coinciden con las de nuestro grupo”. Replicaba, en representación del equipo de gobierno, Sara Martínez, que “pretendemos que la Universidad Popular sea un espacio transversal, que aglutine diferentes actividades. Es verdad que el número de plazas es inferior a la demanda y se han superado las expectativas, pero se ha apostado por estas actividades incrementando el presupuesto. En la actualidad, contamos con una inversión de 20.000 euros, a las que suma la cantidad que aportan otros organismos y concejalías como Ciudad Real Deporte, para promocionar las actividades deportivas”. Además, añadía la concejala de Participación Ciudadana que “para la selección de los cursos se han realizado encuestas para saber qué temas son los que más interesan”. Por parte, de Vox, Luis Blázquez, consideraba “innecesaria la moción porque hay 62 grupos de actividades y se atiende a más de 1.000 personas”. Terminaba diciendo Sara Martínez que “se va a seguir invirtiendo y mejorando la Universidad Popular y ya se está haciendo un proceso participativo para atender la demanda de la ciudad”. Cerraba las intervenciones Unidas Podemos, destacando que “se trata de espacios formativos y sociales que ayudan mucho a la vida de las personas, tanto jóvenes, como mayores, y nos parece muy importante que desde el Ayuntamiento se haga un esfuerzo presupuestario para poder ampliarlas”. La moción ha sido rechazada con los votos en contra del equipo de gobierno, PSOE y Ciudadanos, y Vox, así como los votos favorables del Partido Popular y de Unidas Podemos.

Moción sobre control de calidad de los servicios

No ha salido adelante la moción presentada por el Grupo Municipal Popular para poder testar la eficacia de los servicios, al no aceptar una enmienda transaccional del equipo de gobierno. La moción inicial solicitaba la implantación de controles de calidad y evaluación ciudadana, una vez concluida la relación con a la administración. Se requería que los ciudadanos pudieran rellenar un formulario de satisfacción sobre las dilaciones de tiempo, sobre la atención y sobre la resolución del asunto planteado. Explicaba, Enrique Belda, “que se trataría de una buena iniciativa para mejorar la calidad del servicio, a través de un control de calidad sobre la gestión de ustedes, no de los funcionarios. Queremos hacer oposición y poner de manifiesto la desesperación de la gente, ya que se tarda mucho en la cita previa”. Replicaba, Sara Martínez, reconociendo “la excelente gestión por parte de la centralita, los ordenanzas y demás servicios que hacen una gran labor atendiendo al público, siendo a veces difícil”. Además, calificaba la moción “como interesante para hacer ese control de calidad y para que la gestión de los servicios sea más eficaz, para dar una respuesta más rápida y mejor; pero por el momento en el que nos encontramos proponemos la aplicación de un proyecto piloto. El Ayuntamiento está abierto 24/7 a través de los canales digitales y se han impartido cursos de humanización y atención al público para los trabajadores. Por supuesto, tenemos que estar sujetos a un control y a una mejora de la calidad de los servicios, y de hecho ya tenemos en marcha la oficina de sugerencias”. El equipo de gobierno, PSOE y Cs, junto a Unidas Podemos, han votado en contra de la moción, Vox se ha abstenido y el Partido Popular a favor.

Moción sobre la mejora en el acerado de la ciudad

Ha salido adelante la moción presentada por el Grupo Municipal Vox mediante una transaccional presentada por el equipo de gobierno. Se solicitaba la realización de un estudio pormenorizado de la situación de las aceras de Ciudad Real, ejecutar acciones para mejorar el estado de todas aquellas aceras que lo necesiten y mantener en tiempo el control de las mismas. Han aceptado una transaccional del equipo de gobierno en la que se matizaba que “se complementará y profundizará la base de datos de la gestión de incidencias en los acerados y otras incidencias de la vía pública. Asimismo, con los recursos técnicos y económicos disponibles se seguirán acometiendo actuaciones”. Explicaba, el concejal de Mantenimiento e Infraestructuras, Casimiro Pastor que “en el tema del acerado se ven involucrados varios servicios y concejalías, porque queremos que las aceras se encuentren en el mejor estado, y de momento se están arreglando desperfectos en pequeñas actuaciones, ya que tenemos una información muy activa por parte de la ciudadanía”. Ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno, PSOE y Ciudadanos, Partido Popular y Vox; y la abstención de Unidas Podemos.

Moción de medición del aire

No ha prosperado la moción presentada por el Grupo Municipal del Partido Popular para la elaboración de un Plan de Calidad del Aire que establezca la creación inmediata de una “Red” de estaciones de análisis y estudio de calidad del aire, para que durante un periodo de un mes se recaben datos reales y actualizados, previos a la adopción y aplicación de medidas como la Zona de Bajas Emisiones. Señalaba, Francisco Cañizares, en nombre del Partido Popular que “se está haciendo la casa por el tejado, lo primero que hay que hacer es saber dónde estamos y donde queremos ir. Ciudad Real tiene buena calidad del aire y tenemos que poner en valor un modelo de ciudad que está funcionando. Hemos conseguido no tener problemas de congestión de tráfico y no tenemos una situación de contaminación elevada. El trabajo que se está haciendo está carente de dirección política”. Añadía, el portavoz del Grupo Popular, que “nosotros seremos los primeros en cumplir los planteamientos europeos y nacionales implantando la Zona de Bajas Emisiones, pero tenemos que tener nuestro criterio propio y no copiar lo que se hace en Madrid o Barcelona. El objetivo es reducir la contaminación y nos chirría la copia que se está haciendo de acceso a otras ciudades que no tienen nada que ver con Ciudad Real”.

Desde Unidas Podemos, Nieves Peinado, explicaba que hay “confusión” y que desde su grupo esta moción va a ser el único espacio, en este periodo bastante inoperante para trabajar, donde la oposición va a entrar en conversaciones sobre cómo se va a implementar la Zona de Bajas Emisiones, ya que no se nos ha informado”. Replicaba, Mariana Boadella, que “hay cinco ciudades donde se ha implantado ya la Zona de Bajas Emisiones y es ahí donde tenemos que mirar. Ciudad Real tiene un proyecto sólido y bien elaborado que ha conseguido una financiación de 2.000.000 de euros de la Unión Europea. Además, tenemos datos de contaminación de la ciudad en tiempo real, porque se monitoriza, por ejemplo, los datos son comparables con los de Zaragoza. Ciudad Real supera las recomendaciones de la OMS. Está previsto que se monitorice la calidad del aire antes de que arranque la implantación de la ZBE” Finalizaba, Mariana Boadella, que “se trata de mejorar la salud de la ciudadanía, devolviendo la calidad de vida”.

Luis Blázquez, por parte del grupo municipal Vox, incidía en la idea de que “es necesaria hacer una medición de la calidad del aire antes de la implantación de la Zona de Bajas Emisiones, pero esta es una de las consecuencias de la Agenda 2030 que muchos grupos políticos aplauden; una agenda que van a sufrir desgraciadamente los ciudadanos, comerciantes y hosteleros de la ciudad, cuando se trata de aplicar objetivos `buenistas´ de una forma anárquica y precipitada”. Desde Unidas Podemos, Nieves Podemos, comentaba que “la ZBE mejorará la vida de los ciudadanos y de los comerciantes, porque ante determinadas medidas siempre existen reticencias, pero al final beneficia a todo el mundo y es evidente, aunque hay cosas que no compartimos de como se está haciendo”. Terminaba diciendo Mariana Boadella que “la Zona de bajas emisiones va a ser buena para la ciudad y va a mejorar su calidad de vida, porque según los datos del Observatorio de Sostenibilidad, los datos de contaminación han empeorado un 33 por ciento. Habrá moratorias para los vehículos censados en la ciudad de hasta tres años y habrá tiempo para que la gente se adapte”. Cerraba las intervenciones Francisco Cañizares pidiendo al equipo de gobierno que “se paren, piensen y reflexionen sobre lo que están haciendo, ojalá que la ZBE sea buena para los comercios de la ciudad, pero yo tengo mis dudas. Ustedes no van a tener datos para comparar de antes y después de la implantación. No es un tema sencillo, pero ustedes lo están haciendo especialmente complicado”. La moción no ha prosperado con los votos en contra del equipo de gobierno, PSOE y Ciudadanos, votos a favor del Partido Popular, Vox y la abstención de Unidas Podemos.

Moción para la instalación de una oficina para atender a las personas usuarias de los servicios ferroviarios

Tampoco ha salido adelante la moción presentada por urgencia por el Grupo Municipal del Partido Popular sobre la creación de una oficina destinada a atender a los usuarios de todos los servicios ferroviarios ante incidentes que se puedan producir en RENFE. Por ello, se solicitaba una modificación presupuestaria en los próximos quince días para dotarla de personal y material necesario. Asimismo, esta propuesta consideraba recoger in situ los incidentes que comuniquen los usuarios del servicio ferroviario, hacer seguimiento y control de los incidentes y recoger información para defender los intereses de los usuarios de la ciudad. Explicaba Francisco Cañizares, portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, que la urgencia de esta moción se debe “a la situación alarmante de los servicios de Alta Velocidad, que se han agravado de forma significativa en los últimos días. Un servicio que se ha ido deteriorando y existe una franca preocupación por los usuarios de estos servicios. Por ello, solicitamos que sean proactivos en reclamar y que se haga un seguimiento de las incidencias. El servicio está peor que hace diez meses. Hay que ponerse serios con esta empresa pública, porque la Alta Velocidad es uno de los mayores capitales de nuestra ciudad. La gente usa este servicio cada vez menos y se queja cada vez más. Es un problema para la imagen que queremos proyectar de la ciudad. Si ustedes están haciendo algo no está funcionando”.

Tanto las representantes de Unidas Podemos, como Vox, coincidían en la preocupación ante la situación que están padeciendo los usuarios de RENFE. Nieves Peinado, de Unidas Podemos, añadía que “el ayuntamiento tiene que hacer algo al respecto y hacer algo por defender a la ciudad y los servicios públicos. Queremos que se llegue a un acuerdo, porque el ayuntamiento tiene que preocuparse de estas cosas”. Para Luis Blázquez, de Vox, hay “que dar un tirón de orejas a RENFE”.

Replicaba Ana Belén Chacón, por parte del equipo de gobierno, que “entendemos que esto es una forma de hacer oposición, porque está claro que al equipo de gobierno nos preocupa y, mucho, que se dé un servicio de calidad en cuanto a RENFE, ADIF o cualquiera de sus filiales, pero la solución que nos solicitan es poner una oficina de atención de reclamaciones, y para eso, ya contamos en el Ayuntamiento con la OMIC para este tipo de atenciones, que ya existe y que funciona de manera excelente”. Añadía que “lo que ustedes solicitan realmente en la moción es una oficina de atención al ciudadano, y por eso la rechazamos porque es innecesario y ya existe, pero eso no quiere decir que desde el equipo de gobierno no nos preocupe mucho este problema, pero seguiremos trabajando por solucionarlo”. Cerraba Francisco Cañizares el debate definiendo como “escapista y carente de sensibilidad” la defensa para rechazar la moción. Ha sido rechazada con los votos en contra del equipo de gobierno, PSOE y Ciudadanos, y los votos a favor del Partido Popular, Unidas Podemos y Vox.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO