InicioCulturaEl Museo Sorolla y la Fundación Museo Sorolla presentan la exposición temporal...

En el Museo Sorolla de Madrid

El Museo Sorolla y la Fundación Museo Sorolla presentan la exposición temporal ‘Sorolla. Orígenes’

Por José Belló Aliaga

Se ha presentado en el Museo Sorolla de Madrid la exposición ‘Sorolla. Orígenes’, por parte del comisario de la exposición, Luis Alberto Pérez Velarde quién ha realizado una visita guiada acompañado por los medios de prensa asistentes al acto.

Visita guiada a la exposición Sorolla. Orígenes, por el comisario de la muestra Luis Alberto Pérez Velarde

La muestra explora, por primera vez, el camino que condujo al valenciano Joaquín Sorolla Bastida a convertirse en el pintor de mayor éxito nacional e internacional de la España de entre siglos, en el pintor inmortal de la luz y del Mediterráneo que sigue hoy cautivando al público que contempla su pintura.

Una exposición necesaria, que arroja luz y verdad sobre los inicios del pintor en su Valencia natal, sobre su formación en las Escuelas de Artesanos y en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, que nos habla de un joven que compagina las clases de dibujo con el trabajo en el taller de cerrajería de su tío José y que va abriéndose camino hacia el éxito con trabajo y mucho esfuerzo.

Organizada en colaboración con el Museo de Bellas Artes de Valencia, donde luego se exhibirá. Sorolla. Orígenes abre la programación cultural de la conmemoración del centenario del fallecimiento de Joaquín Sorolla y Bastida que se celebrará a lo largo de 2023 y 2024.

La exposición ha sido comisariada por el conservador del Museo Sorolla Luis Alberto Pérez Velarde, quien ha realizado un minucioso trabajo de investigación para iluminar los momentos iniciales de la vida del pintor.

«Sorolla antes de Sorolla»

Sorolla. Orígenes termina donde se inicia la carrera que todos conocemos de él. Nos revela un «Sorolla antes de Sorolla». Es por tanto una muestra muy novedosa, en la que la mayoría de las obras son inéditas para el público y que incorpora un nuevo cuadro al catálogo razonado del pintor. Una exposición que nos permitirá profundizar, un poco más, en el conocimiento del genial pintor valenciano en el año en que se conmemora su primer centenario.

Ahonda en el Sorolla estudiante, que da los primeros pasos en el gran mundo del arte. Nos presenta al Sorolla que destaca en sus clases de dibujo, paisaje y anatomía, primero en las Escuelas de Artesanos, después en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia. Nos habla del joven ambicioso que se presenta a sus primeras exposiciones de Bellas Artes: a la Regional de Valencia, a la Nacional de Madrid; que copia en el Museo del Prado al gran Velázquez; que vende sus primeras obras en los comercios de Valencia y que conoce al gran fotógrafo Antonio García Peris. Un camino, el de sus orígenes, que termina cuando gana la pensión que la Diputación de Valencia concede para estudiar en Roma. En la ciudad de la luz se enfrentará a los gigantes del arte clásico, pero esa ya es otra historia.

Recorrido por la exposición Sorolla. Orígenes, en el Museo Sorolla de Madrid, hasta el 19 de marzo de 2023

La exposición se articula en cuatro secciones:

1. Entre Valencia y Madrid

2. La Exposición Regional de 1883

3. Los grandes premios

4. El arte de retratar

Entre Valencia y Madrid

Joaquín Sorolla Bastida nació el 27 de febrero de 1863 en Valencia. Con tan solo dos años, la epidemia de cólera que asoló la ciudad en 1865 le dejó huérfano y fue acogido, junto con su hermana Concha, por sus tíos maternos, Isabel Bastida Prat y José Piqueres, quienes les dieron calor y cariño y guiaron sus primeros pasos.

Los dos hermanos cursaron sus primeros estudios en la Escuela Normal de Valencia y después en el Instituto de Segunda Enseñanza donde Joaquín despuntará en las clases de dibujo. En aquellos años, ayudó a su tío, cerrajero de profesión y pronto comenzará a compaginar este trabajo con las clases nocturnas en las Escuelas de Artesanos.

En 1878, con 15 años, Sorolla ingresó en la Escuela de Bellas Artes para dedicarse, ya plenamente, a sus estudios artísticos.

En este periodo de aprendizaje practica el cuadro amable, de género, con temática orientalista y también vistas de la ciudad, bodegones y floreros. Especialmente importante será para su carrera el Bodegón datado en 1878, pues será la obra que le ligue a su primer mecenas y futuro suegro, el fotógrafo Antonio García Peris.

Entonces, realiza también sus primeros viajes a Madrid, donde copia en el Museo Nacional del Prado a Ribera y, sobre todo, a Velázquez, cuya profunda huella podrá observarse a lo largo de toda su carrera.

La exposición regional de 1883

Joaquín aspiró a los mismos reconocimientos que cualquier pintor novel podría obtener. En Valencia nuestro pintor concurrió a numerosos certámenes como la Exposición Regional de 1883. Una muestra que contaba con dos secciones artísticas, una dedicada a los artistas valencianos contemporáneos y otra a las antigüedades. En ella tuvieron gran éxito los pintores Emilio Sala, Salvador Martínez Cubells, Antonio Gomar, Vicente Borrás y el joven Joaquín Sorolla quien participó con seis obras.

A través de las fotografías existentes de las salas del certamen se han identificado todas las obras que pintó para la ocasión excepto un paisaje. La exposición muestra cuatro de estas obras: El oferente. Desnudo masculino, Caballero con banda, La esclava y la paloma. Desnudo y Monja en oración, con la que obtuvo su primera medalla de oro, un cuadro de mérito por su dibujo y colorido.

Los grandes premios

Entre los años 1883 y 1884 Sorolla cosechó grandes triunfos que marcarán su porvenir artístico. Son dos años fundamentales en su desarrollo como pintor que quedarán marcados por dos grandes cuadros de historia: El dos de mayo y El grito del Palleter. A la Exposición Nacional de 1884 Sorolla concurrió con un cuadro muy ambicioso que representa el alzamiento de Madrid contra la invasión francesa el 2 de mayo de 1808. Una obra pintada al aire libre pero muy sujeta aún a los academicismos de la época con la que, sin embargo, obtuvo una segunda medalla y que actualmente custodia el Museo Nacional del Prado.

Tras este éxito se presenta al concurso que la Diputación de Valencia organiza para conceder la pensión o beca de estudios en Roma. Llega al examen final para el que el jurado propone como tema una pintura que represente El grito del Palleter. De nuevo un hecho ocurrido durante la Guerra de la Independencia trae grandes éxitos al valenciano que unánimemente es elegido para continuar sus estudios en la ciudad eterna.

El arte de retratar

En la Valencia de finales de siglo XIX Sorolla inició su carrera como retratista, una faceta que sería fundamental en su carrera. De sus años de estudiante en Valencia se conservan interesantes retratos de familia, amigos y conocidos con los que Sorolla practicó una pintura que llegará a dominar con maestría. En este género alcanzará cotas de refinamiento máximas. Muchos de estos retratos hoy se nos presentan como anónimos, pero se trata sin duda de gente cercana al pintor como el Retrato de Hombre, tal vez un compañero de aulas con ese fervor romántico. En otros, podemos reconocer a su hermana Concha Sorolla Bastida.

José Belló Aliaga

blank
El comisario de la exposición, Luis Alberto Pérez Velarde, atendiendo a los medios de prensa
blank
Sorolla copista de Velázquez en el Museo del Prado
blank
Accésit de Sorolla de la Junta de las Escuelas de Artesanos, curso 1878-1879
blank
Niña cantora, 1883
blank
El oferente, 1883
blank
Vista de la exposición
blank
El grito del Palleter o El Palleter declarando la guerra a Napoleón, 1884
blank
La esclava y la paloma. Desnudo, 1883
blank
El joven Sorolla
blank
En la Posada, 1883
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO