InicioProvinciaValdepeñasEl Museo 'Gregorio Prieto' de Valdepeñas inaugura su nueva andadura tras una...

García-Page será el encargado de descubrir la placa que conmemora el acto el próximo lunes 9 de enero

El Museo ‘Gregorio Prieto’ de Valdepeñas inaugura su nueva andadura tras una rotunda actualización de su sede y contenido

Será el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien inaugure esta nueva etapa del Museo Gregorio Prieto, en Valdepeñas, el próximo lunes día 9 de enero de 2023, a las 11.30 horas. En el acto estará acompañado por el presidente de las Cortes, Pablo Bellido Acevedo, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero Serrano, así como la delegada provincial de la Junta, Carmen Teresa Olmedo, la viceconsejera de Cultura, Ana Muñoz, y el delegado provincial de Cultura, José Jesús Caro Sierra, a quienes se unirá el alcalde de la ciudad, Jesús Martín Rodríguez. Participarán en el acto la presidenta de la Fundación Gregorio Prieto, María Concepción García-Noblejas Santa-Olalla, y el director del museo, Raúl Luis García.

Si bien el público ha podido disfrutar de la reestructuración de la sede y la nueva exposición de sus colecciones desde el pasado mes de mayo, será el próximo lunes cuando el presidente autonómico inaugure oficialmente esta segunda etapa del museo y descubra la placa conmemorativa de su nueva andadura.

El objetivo último de esta reforma, que ha durado dos años y ha supuesto una inversión a cargo de sus fondos privados de más de 600.000 euros, ha sido actualizar su puesta en escena centrándola en la obra del artista manchego y la evolución a lo largo del siglo XX del concepto artístico al que se adscribe, tal que una lección evolutiva del arte. Nuevas infraestructuras y una reestructuración de la colección que han servido para que la creación de Gregorio Prieto, pionero en la acción internacional de la vanguardia española y gran representante pictórico de la Generación del 27, “se contemple ahora más contemporánea y necesaria que nunca”, según declaraciones del director artístico del museo, Raúl Luis García.

Gregorio Prieto (Valdepeñas, 1897-1992) fue uno de los vanguardistas españoles más internacionales. Pintor, fotógrafo, dibujante, es el ejemplo de artista total que reivindicaban las vanguardias. Sus collages destacaron dentro de los anti postulados de lo que se dio en llamar postismo (contracción de post surrealismo). Formó parte activa de la generación artística del 27 y fue su más destacado representante pictórico. Paralelamente, vivió y creó en el universo de las vanguardias internacionales desde su etapa formativa en París, mediados los años 20; una senda vivencial y creativa que posteriormente le conduciría a Roma (Real Academia de España en Roma), de vuelta a París y, de allí, en agosto de 1936, a su exilio en la capital británica, desde donde regresaría a España en 1950.

El museo, ubicado en una casa solariega del siglo XVII, abrió sus puertas en 1987, en vida del artista, y fue oficialmente inaugurado por la Casa Real en 1990. Posee unos fondos permanentes que suman más 5.000 obras, de las que ahora se expone una cuidada selección de 400 piezas. De éstas, unas tres cuartas partes son creación del propio artista, distribuidas en un recorrido por etapas biográficas y estilísticas, y el resto pertenecen a su valiosa colección privada; en concreto y entre muchas otras piezas, se exhiben dibujos de Rafael Alberti, Federico García Lorca, Daniel Díaz y Joaquín Valverde.

La redefinición y adaptación del museo se ha centrado tanto en su contenido como en sus infraestructuras físicas. Al primer apartado pertenece la reestructuración de la colección en cinco etapas artísticas y biográficas que abarcan desde 1918, cuando Prieto inicia sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, destacando enseguida como notable paisajista, influido por el impresionismo y sus secuelas; hasta su fallecimiento en 1992, obra última que se enmarca en el llamado “fovismo ibérico” y en su personal visión del arte pop, con fuertes vinculaciones al movimiento postista creado por él mismo y otros artistas coetáneos como Chicharro Briones y Edmundo de Ory.

Esta apuesta se refuerza con dos exposiciones temporales y una nueva sala, denominada Generación del 27, en la que se pone en valor su figura como principal representante pictórico de la generación literaria, incluyendo los retratos que realizó de sus amigos poetas (entre otros, Lorca, Alberti, Cernuda, Aleixandre o Chacel, quien le acompañaría hasta el final de sus días). La primera de las muestras temporales lleva por título Gregorio Prieto. Retrato de un siglo, donde se aprecia la evolución del artista a través de sus retratos de grandes personalidades de las artes y las ciencias del siglo XX, y que incluye como obra invitada Mi madre y yo (circa 1927), autorretrato al óleo junto a la figura de su madre ausente, que ha sido cedida por el Ayuntamiento.

La segunda exposición temporal se consagra a los 30 años del Certamen de Dibujo Gregorio Prieto, instituido por el artista en 1991 para promover la disciplina entre las nuevas generaciones de creadores y que a día de hoy constituye el premio de mayor prestigio y perdurabilidad de este género en España. La muestra recopila las obras merecedoras del primer y segundo galardón a lo largo de este tiempo.

Las innovaciones y reformas estructurales del museo se concretan en la adaptación del edificio para visitantes con movilidad reducida; la museización integral de los espacios, de modo que la atención se centre plenamente en la obra y no en las estancias que ocupa; nuevas salas como la ya mencionada y dedicada a la Generación del 27, la Sala Biográfica o un espacio audiovisual, entre otras; una audioguía que revive emocionalmente la obra y vida del artista, con un enfoque didáctico para los escolares, además de la restauración y enmarcación de obras, nueva y sostenible iluminación, climatización, aislamiento, nuevo almacén y domótica.

La Fundación y Museo Gregorio Prieto, según declaraciones de su presidenta, confía en que “el esfuerzo realizado sirva para su revalorización como museo de bellas artes de titularidad privada más relevante de la comunidad de Castilla-La Mancha, y para resituar la personalidad y obra del artista en el lugar destacado que merece”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO