InicioComarcaAlmodóvar del CampoEl joven de Almodóvar Jane Muñoz ya despunta en el atletismo nacional...

Sendas victorias en las pruebas de 80 metros lisos y 80 metros vallas y el tercer puesto en peso le han dado el oro en el Nacional celebrado en Torrevieja

El joven de Almodóvar Jane Muñoz ya despunta en el atletismo nacional con apenas doce años

Su característica sonrisa, su gran simpatía y no menor nobleza están a la par que su excepcional progresión como atleta que va forjando, a base de esfuerzo y entusiasmo, una proyección increíble, pero que es a día de hoy plenamente palpable.

Son las virtudes que retratan a Jane Muñoz Gil, un joven de Almodóvar del Campo que este lunes cumple 13 años, y a quien expresiones tipo “en ciernes” no hacen ya justicia a una realidad en el panorama nacional competitivo. Su precoz medallero lo delata.

Entrenado en Puertollano al valioso criterio de Javier Bermejo y Jesús Robles, hace una semana ahora, último domingo de mayo, Jane subía a lo más alto del podio nacional sub 14 en la alicantina Torrevieja, colgando una más que merecida medalla de oro.

La recibía tras haber sumado 1.787 puntos como cosecha de las tres exigentes pruebas del triatlón A en las que compitió representando a su club, #MarcaPuertollano. Fue primero en 80 metros lisos y en 80 metros vallas y tercero en lanzamiento de peso.

Un logro, junto a otros que ya jalonan su trayectoria, de los que ha querido dar cuenta, junto a sus padres, Graci y Basilio, a toda la vecindad a través del Ayuntamiento y su Concejalía de Deportes, cuyo titular, José Carlos Soler, le ha trasladado la enhorabuena.

“Contar con este fantástico atleta, con un bagaje tan destacado en su corta trayectoria en la competición, debe servirle a él de estímulo para todo lo que tiene por delante, que debe ser grande, pero también para fomentar el deporte de pista en Almodóvar”.

Soler mantenía esta semana una agradable recepción con Jane y sus padres, conociendo de primera mano sus primeros pinitos deportivos, su llegada a la práctica atlética como juego, su participación en ediciones de deporte escolar y, ahora, su condición federada.

Deportista nato

Jane tiene afición por el deporte desde muy temprano. Se inició en las Escuelas Deportivas de Atletismo de Puertollano a los cuatro años de edad y, de manera paralela, hacía pádel, compaginando ambas disciplinas durante el tiempo que pudo ser posible.

“Al final [cuando tenía seis años de edad] en casa me preguntaron si prefería el pádel o el atletismo”, y se decantó por este último en el que ya deslumbra. La velocidad fue su punto de partida. “Me desenvolvía bien”, dice sobre las carreras.

Poco a poco se irían sumando otras pruebas. El campo a través fue de las primeras. De la Carrera del Chorizo guarda anécdotas como batirse el cobre con otro contendiente, Rivera [hijo del futbolista que fue del Real Madrid], con quien siempre se disputó el primer lugar.

Dadas sus capacidades y su potencial, el doblemente olímpico e innumerable campeón internacional y nacional Javier Bermejo, decidió hace apenas un par de años llevarlo al club #MarcaPuertollano para entrenarlo, ponerse a su disposición y federarlo.

Así daba el salto desde el deporte escolar, abriéndole un abanico mucho más completo en lo que a participación en otras especialidades atléticas se refiere y, por añadidura, a eventos de un amplio calado y competitividad.

Se estrenó en un nacional mediado el pasado mes de octubre, en Gijón. Allí acudiría principalmente con el sencillo objetivo de conocer de primera mano los entresijos de este tipo de eventos de gran proyección. Pero ya fue bronce en salto de longitud, con 5,26. 

En esta cita para clubes también compitió en 1.000 metros y relevos, desplazándose entonces hasta aquella ciudad asturiana junto a compañeros del Club Atletismo Cuenca, con el que la entidad puertollanera mantiene unos muy estrechos vínculos.

Y el pasado fin de semana, como queda dicho, durante el VI Campeonato de España Sub14 Individual, Jane logró el sueño dorado, una meta que es fruto de la disciplina diaria con que este curso ha compaginado sus estudios de 1º de la ESO.

De hecho, cuando acaba su jornada lectiva en el Instituto almodovareño ‘San Juan Bautista de la Concepción’, hacia las tres menos cuarto, tiene que comer rápido para poder llegar una hora después a la academia donde en Puertollano potencia su inglés.

Y es a las cinco cuando empieza su faceta preparatoria atlética, durante al menos una hora, alternando según la climatología de la jornada el Estadio y el Centro de Especialidades Deportivas que llevan el nombre de dos grandes del atletismo en Puertollano, Francisco Sánchez Menor y Javier Bermejo, respectivamente.

Luego, sin solución de continuidad, regreso a casa en Almodóvar para hacer la tarea que tiene de sus estudios de Secundaria, algo para lo cual busca la concentración en la música y, a continuación, a estudiar la materia que corresponda. Cena y descanso. 

Un trajín en que se implican sus padres, como siempre han hecho pues, como dice Basilio Muñoz, “sarna con gusto no pica” y la ayuda del resto de familiares contribuye a hacerlo muy llevadero. “Estamos todos encantados de la vida”, añade el padre.

En Gijón estuvieron acompañando a su hijo. Era una experiencia totalmente nueva para todos ellos. “La gente le jaleaba y le aplaudía y eso nos emocionaba. Y luego, cuando lo ves subir al podio…”, refieren con emoción sus progenitores. Es una de las consecuencias más hermosas de haberse federado. 

Su madre también valora las “muchísimas amistades que está entablando con compañeros de otros clubes”. Amistad que rompe competitividades pues, como aprecia Graci Gil, “se ayudan entre ellos, aun sin conocerse y se alegran de lo que los demás van consiguiendo”.

Pese a que Jane tiene un largo camino por recorrer en el mundo del atletismo, como en cualquier familia con hijos jóvenes están pendientes de que pueda forjar un medio de vida. Basilio y Graci no le condicionan. A él le gustaría ser programador informático.

Hasta que llegue el momento de tener que elegir o apostar por un mayor esfuerzo para compatibilizar ambas aspiraciones vitales queda mucho aún. Ahora es el primero en el ranking nacional en vallas, segundo en liso y en peso está entre los tres primero. También está destacado en jabalina.

Como velocista, demostraba en Torrevieja que es el atleta más rápido de su categoría en todo el país, imponiéndose al resto de sus rivales con un tiempo de 9”96 y eso pese a tener que hacerlo también con un viento en contra de -3,2 kilómetros por hora.

En octubre tendrá, en Cuenca, el próximo Campeonato de España de Clubes, quedando a criterio de sus entrenadores las pruebas en las que finalmente estará. No descarta que pueda ser fondo por los tiempos en los que ya va destacando.

Otros hitos

Además de los nacionales referidos, el 30 de abril, en el Campeonato de Castilla-La Mancha Sub-14 de Atletismo en Edad Escolar, Jane ya fue doble campeón regional en 80 metros lisos y 80 metros vallas, en ambos casos como marca personal y liderando ya por entonces el ranking nacional.

El pasado diciembre subía a lo más alto del podio en la carrera solidaria de Almodóvar del Campo y meses antes, en febrero, era tercero en el regional de campo a través en el conquense municipio de Tarancón y en Manzanares hizo una gran marca en mil metros.

En marzo fue subcampeón del Gran Premio de combinadas en Andújar (Jaén) con una victoria en 80 metros lisos y dos terceros puestos, en salto de longitud y lanzamiento de peso y también meritoria su participación en 1.000 metros lisos en el regional de fondo en pista.

Además, hace poco más de un año, en el Gran Premio Nacional de Ciudad Real, organizado por la Federación Castellano Manchega de Atletismo, Jane consiguió la victoria y progresar con su mejor marca personal.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO