InicioRegiónEl Hospital Universitario de Toledo incorpora la técnica de láser verde en...

Mejorando la calidad de vida de los pacientes

El Hospital Universitario de Toledo incorpora la técnica de láser verde en cirugías de hiperplasia benigna de próstata

El servicio de Urología del Hospital Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha incorporado una nueva técnica quirúrgica mínimamente invasiva en el tratamiento la hiperplasia benigna de próstata, mejorando la calidad de vida de los pacientes y ampliando de esta manera la cartera de servicios de esta espacialidad.

La cirugía con láser verde en próstata se utiliza para aliviar los síntomas urinarios de moderados a graves provocados por el agrandamiento de la próstata. La fibra de láser que pasa a través del endoscopio libera energía para eliminar el exceso de tejido que impide el flujo de orina. Se utiliza un láser para vaporizar el tejido prostático que comprime la uretra, produciendo obstrucción en la salida de la orina

El doctor Emilio Rubio, facultativo del servicio de Urología del Hospital de Toledo, ha explicado que esta nueva técnica permite una mejor recuperación del paciente, que en 24 horas puede recibir el alta hospitalaria, es mucho más precisa y efectiva. Así, está indicada para el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna y las litiasis urinarias.

Este láser tiene una tecnología innovadora que facilita las intervenciones quirúrgicas endoscópicas complicadas, su uso dentro de quirófano y con aparatos de diámetros más reducidos. El consumo de energía es mínimo y no requiere instalaciones costosas y difíciles como otros láseres utilizados. 

Hiperplasia benigna de próstata

La hiperplasia benigna de próstata es un crecimiento de la glándula prostática que afecta aproximadamente el 50% de hombres de 50-60 años y hasta un 90% entre 70 y 80 años o más. A medida que la glándula crece puede disminuir o detener el flujo de orina desde la vejiga y dar síntomas de obstrucción, como necesidad de orinar con mucha frecuencia, sensación de vaciado incompleto, orinar con frecuencia por la noche y con urgencia y también ver afectada la función sexual, deteriorando mucho su calidad de vida.

Cuando aparecen estos síntomas hay que acudir al urólogo, especialista clave para atender esta patología, dado que indicará las pautas a seguir en el tratamiento.

El tratamiento habitual suele ser la medicación  vía oral,  recurriendo a la intervención quirúrgica cuando no existe mejoría de los síntomas o la aparición de complicaciones. En los últimos años, se han introducido técnicas mínimamente invasivas en el tratamiento quirúrgico de la hiperplasia benigna de próstata que disminuyen el ingreso hospitalario, el riesgo de trasfusión y de efectos secundarios en la continencia urinaria y ámbito sexual.

Asimismo, esta nueva técnica se puede utilizar en combinación con otro láser disponible también en el centro sanitario para el tratamiento de la litiasis (piedras), patología que afecta al cuatro por ciento de la población española. Éstas se producen por la unión en diminutos cristales de las sales que están en solución en la orina cuando el paciente bebe menos de lo debido. Estos cristales se unen con otros y acaban formando un núcleo que irá engordando hasta caer en el uréter y provocar un cólico.

Artículos Relacionados

1 COMENTARIO

  1. La técnica no es nueva, lleva en el mercado mínimo 15 años, fui intervenido hace 15 años , lo nuevo es que esté en la Seguridad Social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO