InicioRegiónEl hospital de Guadalajara pone en marcha la hemodiálisis domiciliaria, que aporta...

Entre sus ventajas destacan la facilidad de realizar la terapia en su propia casa

El hospital de Guadalajara pone en marcha la hemodiálisis domiciliaria, que aporta mayor autonomía y calidad de vida a los pacientes

El servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha concluido ya la formación del primer paciente que se ha beneficiado de las ventajas de la hemodiálisis domiciliaria gracias a la cual puede realizar sus terapias diarias en el propio hogar.

Potenciar la hemodiálisis domiciliaria es una prioridad para el servicio de Nefrología por las ventajas que supone frente a la diálisis convencional que se aplica en el Hospital o en centros de diálisis, terapias que implican un gran impacto en la autonomía y calidad de vida de los pacientes que precisan tratamiento renal sustitutivo. 

Este tipo de tratamiento evita desplazamientos y “facilita la conciliación de la terapia con la vida personal y familiar del paciente al tiempo que permite una vida más activa”, ha destacado el jefe de Nefrología de Guadalajara, Gabriel de Arriba.

Otra ventaja es una mejor tolerancia al tratamiento, lo que repercute en la mejoría del paciente y una menor necesidad de medicación. Finalmente, aporta seguridad porque reduce el riesgo de infecciones que puede haber durante los traslados y la estancia hospitalaria.

El adecuado entrenamiento del paciente y su implicación y la de sus familiares en la terapia son claves para su éxito. El personal de enfermería del servicio de Nefrología se encarga de la formación, que se prolonga durante al menos cuatro semanas para mostrar el montaje y manejo del equipo de diálisis y la manipulación de los accesos venosos, sin olvidar aspectos relacionados con la seguridad o cómo actuar en caso de incidencias durante el tratamiento.

“Esta terapia se tolera mejor que la convencional y no es habitual que surjan incidencias, pero instruimos a los pacientes y a sus familiares para que sepan cómo actuar en estos casos”, ha señalado la enfermera Susana Rosa.

Por otra parte, “el paciente se siente menos agotado al acabar el tratamiento, lo que le facilita seguir su vida personal y familiar e incluso viajar, al tratarse de un equipo portátil”, ha añadido la enfermera Alicia Peña, por lo que contribuye a evitar “la sensación característica de sentirse enfermo, que aqueja a muchos pacientes renales”.

Los equipos para diálisis domiciliaria son portátiles y esto posibilita la diálisis en el domicilio o en el destino vacacional. El paciente dispone además de continuo asesoramiento por parte del personal de enfermería.

La diálisis domiciliaria no está indicada para cualquier paciente en terapia renal sustitutiva. Requiere de un entrenamiento concienzudo y cuidadoso que exige plena implicación y capacidad por parte del paciente y de sus cuidadores.

Por este motivo, los pacientes son valorados en una consulta previa para analizar la terapia más adecuada, según su perfil o el de las personas cuidadoras, y siempre se tiene en cuenta el criterio del paciente a la hora de escoger entre las distintas opciones.

Mejoras en Nefrología

Desde el servicio de Nefrología se ha destacado el trabajo realizado para procurar a las y los pacientes en terapia renal sustitutiva la mayor autonomía posible y también para ofrecerle una atención mejor y más próxima a su domicilio.

En este sentido, el Gobierno de Castilla-La Mancha reforzaba el pasado verano la capacidad para realizar tratamientos de diálisis en el Área Sanitaria de Guadalajara con la puesta en marcha de un nuevo Centro de Diálisis Extrahospitalaria concertado con el SESCAM. En sus instalaciones, muy próximas al Hospital, se tratan actualmente medio centenar de pacientes que hasta entonces tenían que desplazarse para su diálisis, y cuenta con capacidad para atender a 150 pacientes renales.

Todo ello se complementa con el hecho de que Guadalajara es una de las provincias con más pacientes incluidos en programa de diálisis peritoneal, una técnica que también se puede realizar en el domicilio y en la que se utiliza el revestimiento del abdomen del paciente para filtrar la sangre.

Esto contribuye a mejorar la atención a este tipo de pacientes, algo relevante teniendo en cuenta que la enfermedad renal crónica ha aumentado un 30 por ciento en la última década y se estima que entre el diez y el 15 por ciento de la población padece enfermedad renal. En Guadalajara hay actualmente 273 pacientes en tratamiento renal sustitutivo, de los que 127 precisan hemodiálisis o diálisis peritoneal.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO