InicioProvinciaEl Gobierno regional se suma al homenaje de Campo de Criptana al...

La delegada de la Junta subraya "su capacidad para forjar una nueva imagen para el Quijote con materiales industriales, principalmente el acero, en un trabajo artístico autodidacta"

El Gobierno regional se suma al homenaje de Campo de Criptana al escultor Eloy Teno al cumplirse diez años de su fallecimiento

“Más allá de la escultura” es el título de la exposición retrospectiva inaugurada esta tarde con la que Campo de Criptana recuerda a uno de sus artistas más reconocidos de las últimas décadas, el escultor Eloy Teno, un homenaje al que se ha sumado el Gobierno de Castilla-La Mancha.

La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, ha asegurado que Teno es, a pesar de que el prefiriera catalogarse como artesano, uno de los artistas de referencia en Castilla-La Mancha en las últimas décadas, una trayectoria que el Gobierno regional distinguió en 2010 al concederle el Premio Regional de Artesanía.

Para Olmedo, Eloy Teno fue y es digno de todos los reconocimientos por sus cualidades personales y artísticas, que llevaron al aprendiz de un taller mecánico a convertirse en un maestro autodidacta, capaz de sacar del trabajo con herramientas y materiales industriales como el acero y el hierro obras tan particulares como inconfundibles.

En este sentido, la representante del Gobierno regional en la provincia ha destacado su contribución a la renovación de la imagen de uno de nuestros símbolos, el Quijote, y que lo hiciera desde Campo de Criptana, la villa que nos representa en el mundo con sus molinos, de tal manera que “cuando hablamos de Eloy Teno estamos refiriéndonos aunque no los citemos a nuestros iconos universales, el personaje cervantino y los gigantes con aspas”.

Esta simbiosis entre la obra de Teno y su tierra de adopción, había nacido en un pueblo de Córdoba y pasó su juventud en Madrid, es la que llevó al Gobierno de Castilla-La Mancha a hacerle protagonista de la exposición que organizó con motivo del XVIII Coloquio Cervantino Internacional de 2007 que se celebró en la ciudad mexicana de Guanajuato en 2007, una muestra que presentó treinta de sus esculturas en hierro inspiradas en el Quijote realizadas entre 1985 y 2003 y diecisiete aguafuertes del artista valdepeñero Gregorio Prieto.

No obstante, esta no fue la primera vez que la obra de Eloy Teno cruzaba el charco, ya que dos años antes, en 2005, el presidente Barreda había donado durante un viaje al país azteca una de sus esculturas al Museo Iconográfico del Quijote, fundado en Guanajuato en 1987 por el escritor y publicista de origen español Eulalio Ferrer y que es el centro cultural más importante del mundo dedicado exclusivamente al personaje de Cervantes y punto de referencia de la obra universal en América.

La exposición inaugurada esta tarde es un repaso cronológico de la trayectoria artística de Teno, conocido sobre todo por sus esculturas de acero de gran formato que jalonan muchas rotondas y edificios emblemáticos de localidades de La Mancha.

Los Quijotes de Teno están presentes en municipios como Albacete, Ruidera, Guadalajara, Villarrubia de los Ojos, La Roda o Alcázar de San Juan, por citar algunos. También ha realizado esculturas dedicadas a la Semana Santa, los vendimiadores o los gancheros.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO