InicioRegiónLa Junta pone a disposición de las entidades locales 22,8 millones de...

Con cuatro líneas de ayudas

La Junta pone a disposición de las entidades locales 22,8 millones de euros para mejorar la gestión de sus residuos

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha informado de la publicación, en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), de las dos últimas líneas de ayudas, de las cuatro existentes, “con las que vamos a ayudar a municipios, mancomunidades, diputaciones y consorcios de la Comunidad a financiar actuaciones que mejoren la gestión de sus residuos, y que tienen un montante total entre las cuatro de 22,8 millones de euros”.

Hacía referencia así a la línea número 2, con un presupuesto de 3.714.155,81 euros para fomentar la construcción y mejora de instalaciones específicas para el tratamiento de los biorresiduos recogidos separadamente. Y a la línea número 3, que incluye un paquete de 7.375.806,65 euros en ayudas destinado a sufragar la construcción de nuevas instalaciones de preparación para la reutilización y el reciclado de otros flujos de residuos recogidos separadamente.

Como ha querido detallar, estas líneas completan la número 1, publicada a principios de enero, con un presupuesto de 10.019.431,81 euros para financiar proyectos de implantación de nuevas recogidas separadas y para la mejora de las existentes, que ya está cerrada y en fase de estudio de las propuestas presentadas; y la número 4, que recoge ayudas para la construcción y mejora de instalaciones de recogida (puntos limpios) en municipios con más de 5.000 habitantes por una cuantía total de 1.718.852,87 euros, publicada este pasado 17 de febrero, fecha a partir de la cual, los posibles beneficiarios pueden presentar sus proyectos.

Escudero ha animado a las entidades locales a presentar sus proyectos en las tres líneas que se mantienen abiertas: la 4 hasta el día 31 de marzo, y la 2 y la 3 publicadas la semana pasada hasta el 12 de abril. “Esperamos que tenga una aceptación igual o superior al que han demostrado con la línea 4, en la que nos han presentado cerca de 80 solicitudes que se están analizando en la actualidad, una clara muestra del gran interés que ha despertado esta convocatoria entre las entidades que pueden beneficiarse de la misma”, ha subrayado.

La financiación de los proyectos oscila entre los 2,5 millones y los 150.000 euros

El titular de Desarrollo Sostenible ha explicado que la financiación de los proyectos, que deberán ser ejecutados en su totalidad antes del 31 de marzo de 2026, oscila entre los 2,5 millones de euros y los 150.000 euros, “unas cuantías muy importantes a través de las cuales además de impulsar actuaciones que mejoren la gestión de sus residuos, fomentamos el emprendimiento y la aparición de nuevos productos y modelos de negocio relacionado con el I+D+i y la calidad ambiental, por un lado, a la vez que con estas acciones en materia de Economía Circular seguimos avanzando en la transición hacia una economía hipocarbónica vinculada con el desarrollo sostenible con la que contribuimos a la lucha contra el cambio climático”, ha señalado.

En el caso de la línea 1, el importe máximo que podrá concederse para las actuaciones financiadas será de 2.500.000 de euros por entidad solicitante; en la línea 2, el importe máximo que podrá concederse será de un millón de euros; y en las líneas 3 y 4 se podrán financiar hasta 150.000 euros por proyecto.

Apoyo a las entidades locales de Castilla-La Mancha

El consejero ha indicado que, gracias a estas ayudas procedentes de los fondos Next Generation para la implementación de la nueva normativa de residuos, el Ejecutivo que preside García-Page persigue un doble objetivo, que es “apoyar a municipios, mancomunidades, diputaciones y consorcios, los principales destinatarios de las mismas, para que presenten sus proyectos de tratamiento de residuos para transitar hacia una economía circular y pasar de puntos limpios a puntos vivos”. Y, por otro lado, seguir avanzando en la Estrategia de Economía Circular de Castilla-La Mancha 2030 y el Plan de Acción de Economía Circular 2021-2025, que propone en sus medidas “la implantación de nuevas recogidas separadas de residuos, la construcción de instalaciones específicas para el tratamiento de los biorresiduos, la creación de nuevas instalaciones para la reutilización y el reciclado de otros flujos de residuos, o la mejora de puntos limpios y de las plantas de tratamiento mecánico-biológico existentes”, ha explicado.

En este sentido, Escudero ha señalado que ayer conocíamos una “muy buena noticia”, como es la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Gobierno de España de un nuevo paquete de ayudas a través del PERTE de Economía Circular de casi 500 millones de euros que, entre sus objetivos persigue alargar la vida de los productos y reducir la huella de carbono, “medidas todas ellas en consonancia con los avances que ya estamos logrando en Castilla-La Mancha en materia de Economía Circular, y que vamos a seguir implantando a través de la Estrategia de la misma”.

A la espera de conocer más detalles y convocatorias de ayudas, para entre otros, financiar proyectos que impulsarán la circularidad en los procesos productivos en el ámbito de la empresa en sectores estratégicos como son el textil, el del plástico, o el de los bienes de equipo para energías renovables, el consejero ha recalcado que en Castilla-La Mancha hay proyectos maduros “muy interesantes que estamos seguros van a poder aprovechar este nuevo paquete de ayudas”, concluyendo que, “se trata de una muy buena oportunidad para que la industria avance en un modelo de producción circular que acelera la transición hacia un sistema productivo eficiente y sostenible en el uso de materias primas”.

57 millones en proyectos de economía circular para implantar un nuevo modelo

Ha finalizadoEscudero recordando que la apuesta por financiar actuaciones que mejoren la gestión de sus residuos no es una decisión aislada y se enmarca dentro de las actuaciones que está desarrollando la Consejería en materia de Economía Circular, y que van encaminadas a lograr “un nuevo modelo de producción y consumo sostenible que genera nuevas oportunidades de empleo y contribuya a consolidar a Castilla-La Mancha como una “región competitiva, resiliente y sostenible”.

Al respecto ha recalcado que, para poder llevar a cabo su hoja de ruta en el ámbito de la gestión de residuos, el Ejecutivo autonómico ha destinado desde que lo preside García-Page “casi 57 millones de euros a diferentes actuaciones de modernización y proyectos de economía circular”.

Y ha añadido que “se demuestra así, mediante hechos, que fue un acierto la apuesta que se hizo hace más de dos años y que convirtió a Castilla-La Mancha en la primera comunidad autónoma de España en aprobar en noviembre de 2019 una Ley de Economía Circular que nos está permitiendo en apenas dos años desarrollar una Estrategia que culminará con un cambio en el modo de utilizar los recursos regionales para reducir su impacto en el medio ambiente”.

El consejero ha estado acompañado en la rueda de prensa por el delegado de Desarrollo Sostenible de la provincia de Toledo, Tomás Villarrubia.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO