InicioRegiónEl Gobierno de Castilla-La Mancha solicita la creación de un plan nacional...

El vicepresidente regional ha participado en Talavera de la Reina en la jornada ‘Las ciudades intermedias como clave del desarrollo sostenible y cooperación urbano-rural’

El Gobierno de Castilla-La Mancha solicita la creación de un plan nacional de vivienda específico para zonas despobladas

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha pedido al Gobierno de España la puesta en marcha de un plan nacional de vivienda específico para zonas despobladas.

Martínez Guijarro, que ha intervenido en la ponencia inicial de la jornada ‘Las ciudades intermedias como clave del desarrollo sostenible y cooperación urbano-rural’, en Talavera de la Reina, ha señalado la “paradoja” de que en los pueblos hay viviendas vacías, pero que no están disponibles para aquellos que se quieren instalar en estos municipios. Asimismo, ha recordado que en este ámbito, el de la vivienda, el Ejecutivo regional ha puesto en marcha las deducciones fiscales por compra y rehabilitación de inmuebles en zonas despobladas.

El vicepresidente autonómico ha estado acompañado en la apertura de la jornada por la alcaldesa de Talavera de la Reina y presidenta de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) en Castilla-La Mancha, Tita García Élez; el secretario general de Reto Demográfico del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Paco Boya; y la diputada de Toledo y alcaldesa de Alcaudete de la Jara, Cristina Cebas.

En este ámbito, ha insistido que Gobierno regional está desarrollando una iniciativa pionera para rehabilitar viviendas en desuso de titularidad municipal y su posterior puesta en alquiler, que va a contar con una inversión de un millón de euros y que beneficiará a un total de siete municipios, como son Alcalá del Júcar, Ballesteros de Calatrava, Cardenete, Almodóvar del Pinar, El Recuenco, Peñalén y Los Navalmorales permitiendo la rehabilitación de once viviendas.

Durante su intervención, Martínez Guijarro ha destacado la importancia del transporte como servicio esencial que permite a los habitantes de las zonas afectadas por despoblación poder acceder a los servicios públicos. Para ello, ha dicho, en la región se ha puesto en marcha el transporte sensible a la demanda, “donde no hay rutas establecidas, sino que va en función de las necesidades de los usuarios”. Un servicio ya operativo en la serranía de Cuenca, que llegará en unas semanas a la comarca del Campo de Montiel y, posteriormente, a Guadalajara.

Se trata, tal y como ha señalado, de un ejemplo de medidas novedosas que ha puesto en marcha el Gobierno regional y que sitúan a Castilla-La Mancha como región pionera y “referente” en la lucha contra la despoblación. Una lucha en la que destacado los hitos de la acción del Ejecutivo de Emiliano García-Page desde el 2015 para hacer frente a la pérdida demográfica en las zonas rurales, tales como la Ley de Medidas económicas, sociales y tributarias contra la Despoblación, primera ley en incluir una fiscalidad diferenciada para los residentes en zonas despobladas; su principal herramienta de aplicación, la Estrategia Regional contra la Despoblación; así como la incorporación en el Presupuesto autonómico para el 2023 de la memoria de impacto demográfico, donde se recogen los más de 1.700 millones que se destinan a políticas referidas a la despoblación y que supone el 3,6 por ciento del PIB regional.

Medidas pioneras en las que la Comisión Europea se ha interesado y que han despertado el interés de sus representantes. Tanto así que, tal y como ha avanzado, el Gobierno regional está preparando la visita de la comisaria europea de Reto Demográfico, Dubravka Šuica, a la Comunidad Autónoma para que comprobar in situ la implementación de las medidas contra la despoblación que se vienen aplicando en Castilla-La Mancha.

Las ciudades intermedias, clave en la lucha contra la despoblación

La jornada celebrada hoy está organizada por la Secretaría de Estado de Reto Demográfico, el Ayuntamiento de Talavera de la Reina y la FEMP de Castilla-La Mancha. Aborda el reto demográfico centrándose en ciudades intermedias, las cabeceras de comarca, que plantea como “nexos clave” para el desarrollo sostenible y la distribución de servicios y oportunidades.

A lo largo de todo el día y a través de varias mesas y ponencias, se va a debatir acerca de las necesidades de los territorios para mejorar su vertebración a través de reformas institucionales y normativas, toda vez que quiere servir para plantear una hoja de ruta de cara a la Presidencia Española de la Unión Europea en el segundo semestre de este año.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO