InicioRegiónEl Gobierno de Castilla-La Mancha espera una campaña vitivinícola "rentable para todos,...

Entrevista al consejero Martínez Arroyo en ‘Agropopular’

El Gobierno de Castilla-La Mancha espera una campaña vitivinícola «rentable para todos, especialmente para los viticultores»

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha confirmado en una entrevista en el programa radiofónico ‘Agropopular’, de COPE, que “la vendimia va a ser corta”, debido a las altas temperaturas. “Estimamos en torno a los veinte millones de hectólitros de vino y mosto”, ha apuntado, datos que suponen “una reducción importante respecto al año pasado del 15 por ciento y, respecto a hace dos años, del 33 por ciento”.

A pesar de que se va a tratar de “una vendimia de las más cortas en nuestra región en los últimos veinte años”, Martínez Arroyo ha deseado una campaña “tranquila” y “buena”, en la que el consejero ha augurado “rentabilidad para todos, principalmente para los viticultores”, ya que quedan pocas existencias de la campaña anterior.

La vendimia ha comenzado en Castilla-La Mancha con la recogida de las variedades más tempranas, que son las no autóctonas, como moscatel de grano menudo, sauvignon blanc, chardonnay o cencibel, aunque Martínez Arroyo ha comentado que “el inicio generalizado será a primeros de septiembre”.

Tubería a la Llanura Manchega

Preguntado por la llegada de agua a las Tablas de Daimiel, el consejero ha manifestado que los seis hectómetros cúbicos que se han derivado a través de la Tubería a la Llanura Manchega “no van a resolver todos los problemas del Parque Nacional, pero van a darle un respiro” y eso “es muy importante”, ha afirmado, al menos hasta que lleguen las lluvias propias del otoño.

Por otra parte, respecto a la Tubería a la Llanura Manchega, Martínez Arroyo ha declarado que en el seno del Gobierno regional “tenemos el empeño de ponerla en marcha” porque “es clave para garantizar el futuro de nuestros pueblos y agrociudades”. Gracias a esta infraestructura, que “se va a utilizar exclusivamente para trasladar agua para beber en el Alto Guadiana, para consumo humano”, a principios del próximo año en torno a 80.000 castellanomanchegos y castellanomanchegas “van a poder beber agua en calidad y cantidad suficiente”, ha explicado.

El consejero ha detallado que el agua llegará para abastecer a once pueblos de la provincia de Cuenca, dos de la provincia de Albacete y otros dos de Ciudad Real. “Esto es muy importante porque habiendo agua para beber y para la actividad económica, hay agua para la vida”, ha concluido.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO