InicioComarcaArgamasilla de CalatravaEl duro relato del policía local de Argamasilla de Calatrava herido en...

"Estuvimos más de hora y media siendo tiroteados, teníamos el coche acribillado", afirma desde el hospital Javier Delgado, quien pide "apoyo" para la familia de su compañero fallecido tras su acto "heroico"

El duro relato del policía local de Argamasilla de Calatrava herido en el tiroteo: «Nos cazó por intentar salvar la vida al agricultor»

El Sindicato de la Policía Local de Castilla-La Mancha (SPL-CLM) ha celebrado este jueves su XX Asamblea Regional Ordinaria en Socuéllamos sin olvidar, como es lógico, el dramático tiroteo que tuvo lugar el pasado miércoles entre Argamasilla de Calatrava y Villamayor, en el que un policía local del municipio rabanero falleció, mientras que otro de los agentes resultó herido.

Por ello, uno de los momentos más emotivos de la Asamblea del SPL-CLM ha sido la intervención, desde el hospital, de este policía local de Argamasilla de Calatrava, Javier Delgado, que se encuentra ingresado en Puertollano tras recibir un disparo en el abdomen que requirió cirugía y del que se recupera favorablemente.

Javier ha sido ovacionado por sus compañeros del sindicato y, tal y como se ha hecho eco el Diario ABC, ha pedido “apoyo” para la familia de Alejandro Congosto, el agente que murió “en acto de servicio y en un hecho heroico”. Y es que Javier ha explicado que el tirador “nos cazó por intentar salvar la vida al agricultor que posteriormente falleció. Si no, no nos caza… pero teníamos que intentar salvar a ese hombre como pudiéramos”.

Durante su intervención, Javier ha lamentado que, mientras el autor del tiroteo contaba con un rifle con mira telescópica, «nosotros ya sabemos cómo vamos, por lo que tenemos que aprender mucho de esto”, y ha recordado que “estuvimos más de hora y media siendo tiroteados, teníamos el coche acribillado. Yo tenía el chaleco antibalas, me lo quité y puse la parte trasera y delantera juntas para proteger la puerta, para que no la atravesarán las balas”. Un duro relato que abre un debate sobre la posible desprotección de los policías locales ante este tipo de situaciones.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO