InicioRegiónEl Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales eleva en un...

Para el periodo 2022-2026

El Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales eleva en un 50% su presupuesto y llega hasta los 40 millones

El Gobierno de Castilla-La Mancha y los agentes sociales CECAM, CCOO y UGT han firmado esta mañana el Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla-La Mancha 2022-2026, dotado con 40 millones de euros y que eleva en un 50 por ciento la cuantía presupuestada en el plan anterior.

Así lo ha destacado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante el acto de firma que ha presidido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, donde la consejera ha avanzado también la convocatoria de las dos primeras líneas de ayuda destinadas a impulsar la prevención de riesgos laborales en los puestos de trabajo.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el presidente de CECAM, Ángel Nicolás; el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa; y el secretario regional de UGT, Luis Manuel Monforte, han firmado el Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en un acto en el que también han tomado parte la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, y el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo.

El nuevo Acuerdo está dotado con 40 millones de euros y cuenta con 111 medidas de actuación repartidas en sus tres ejes: la difusión de la cultura preventiva, el impulso a la seguridad en el trabajo, y la vigilancia en el cumplimiento de las obligaciones.

Durante su intervención, la consejera ha destacado que la jornada de ayer, que se celebraba el Día Mundial de la Seguridad en el Trabajo, fue un día para la reivindicación, “y hoy lo es para el acuerdo y el compromiso conjunto en un ámbito que no es un ámbito cualquiera, pues afecta a la vida y a la salud de las personas en quienes tenemos depositado nuestro futuro económico”.

En este sentido, Patricia Franco ha destacado el compromiso adquirido en materia presupuestaria, ya que el nuevo Acuerdo alcanza los 40 millones de euros y ha detallado que “eso supone incrementar en un 50 por ciento el presupuesto del anterior, 13,4 millones de euros más, y supone también multiplicar por cinco el único acuerdo en el marco del diálogo social que nos encontramos en nuestra región cuando llegamos al Gobierno regional”, destacando que, desde entonces, en el año 2015, “son ya más de una veintena los acuerdos y pactos que hemos alcanzado en el diálogo social”.

Un total de 111 medidas de actuación

Igualmente, la consejera ha destacado el impacto del plan, con 111 medidas que han contado con la participación activa de todos los agentes implicados en la prevención de riesgos laborales, y ha subrayado el compromiso en esta materia en la región, así como la necesidad de seguir incrementando la plantilla de inspectores y subinspectores en Castilla-La Mancha. “Un acuerdo que nos compromete además en una provincia en la que queremos empezar a revertir las cifras de siniestralidad en nuestra región, con la valentía de firmar este compromiso aquí en Guadalajara”, ha indicado.

De hecho, el nuevo Acuerdo ya tiene traslado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, que ha publicado en el día de hoy las dos primeras convocatorias de ayudas destinadas a impulsar la cultura preventiva y las inversiones en prevención de riesgos laborales.

En este sentido, Patricia Franco ha anunciado la apertura de la convocatoria, desde mañana, de dos líneas de ayuda, “la primera, la línea ‘Castilla-La Mancha Más Segura’, dotada con más de dos millones de euros para impulsar proyectos de inversión en mejora de prevención de riesgos laborales, con un plazo de solicitud de un mes; y la segunda, la línea de ayudas destinadas a impulsar la formación en cultura preventiva de las personas trabajadoras autónomas, 200 euros por persona beneficiaria, que ya lanzamos de manera novedosa el año pasado y somos una de las pocas comunidades autónomas que cuentan con una ayuda de estas características”.

Por último, y pese al escenario complejo que obliga a enfrentarse a nuevos retos en forma de enfermedades psicosociales o por el envejecimiento de la población activa, la consejera ha destacado que el trabajo conjunto está dando sus frutos.

“El año pasado, y con la salvedad de 2020 que fue un año de parálisis en la actividad provocada por el COVID, cerramos con el índice de incidencia más bajo en la región desde el año 2013, y lo hicimos además en un contexto en el que nos movemos en los mayores niveles de empleo desde el año 2008 en Castilla-La Mancha”, ha señalado Patricia Franco, que ha agradecido el esfuerzo y la implicación de todos los agentes implicados en la prevención y la seguridad laboral, asegurando que esta labor “es una obligación de todos, y no se trata de mirarnos de reojo, sino de frente y trabajar de manera conjunta en la tarea de salvar vidas”. Tenemos, ha finalizado, “la voluntad, los recursos y el compromiso para hacerlo”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO