InicioOpinión'Educar para proteger en el futuro', lema del Día mundial de la...

Artículo de Opinión de María José Sánchez Fernández, enfermera educadora del Hospital General Universitario de Ciudad Real, Consulta CEDI

‘Educar para proteger en el futuro’, lema del Día mundial de la Diabetes 2022

María José Sánchez Fernández.- El 14 de Noviembre es una jornada en la que nos reunimos no para celebrar nuestro día, sino para concienciar sobre el impacto de la diabetes en la salud: hoy una pandemia.


Me emociono al ver como estas convocatorias han ido creciendo año tras año. Desde las primeras celebraciones, casi familiares, que se organizaban desde CEDI en el Hospital, hemos ido creciendo y aprendiendo sobre la Diabetes. Y hoy aquí, en Ciudad Real, somos cientos de personas dispuestas a reivindicar siempre una mejor Atención Socio-Sanitaria para esta Patología.


Este año el lema es EDUCAR PARA PROTEGER EN EL FUTURO. Un binomio Educación y Futuro que suena a Esperanza. Y es que la clave de la esperanza y el futuro en la diabetes está en la EDUCACIÓN. La Educación desde el primer momento, desde esos momentos difíciles en los que nos enfrentamos por primera vez a la diabetes: hablamos del debut, cuando no aceptamos el diagnóstico, cuando no entendemos la dinámica insulina/raciones, cuando aún no sabemos manejar los episodios de Hipoglucemia-Hiperglucemia, cuando nos cuesta aceptar el cambio tan brusco que la diabetes está imprimiendo a nuestras vidas. Y aquí radica el verdadero valor de la Educación punto de partida de un proceso continuo que nos permitirá convertirnos en los gestores de nuestra diabetes y, nuestros niños en los pacientes expertos del futuro. Un futuro sin pluripatologías.


La Educación, esa herramienta básica que permite crear y afianzar conceptos, conductas, hábitos y nuevas tecnologías con el objetivo de mejorar nuestra Diabetes.


La EDUCACIÓN ese hilo conductor que nos impulsa para avanzar hacia un futuro cargado de esperanzas: Una atención Individualiza, adaptada a la realidad de cada paciente y atendida por un enfermera educadora en diabetes, cuya figura y papel debemos reivindicar y exigir para hacer realidad esta educación centrada en el Paciente. Hoy aquí en Ciudad Real reivindiquemos la figura de la Enfermera Educadora en Diabetes en el Hospital y la enfermera en los colegios de nuestros niños.


Se han conseguido muchas mejoras, pero no por eso dejaremos de reivindicar, porque aún hay mucho que trabajar y que aprender en diabetes: No sólo reivindicamos y hablamos de la Diabetes desde el punto de vista sanitario, también hablamos de una diabetes social, familiar, escolar, laboral.


Tenemos que seguir aprendiendo y educando en un proceso continuo y global que nos permita quitarnos el lastre y las etiquetas fuertemente adheridas a la diabetes.


Sí, tenemos diabetes, pero no somos diabéticos, porque no es un atributo que nos califique y nos haga diferentes de los que no tienen diabetes. No somos victimas incapaces de llevar entre comillas una vida normal. No somos diferentes de los que no tienen diabetes, y estos son valores en los que también hay que educar: En la familia, para no sobreproteger a nuestros hijos, en el colegio para evitar el acoso, en el mundo laboral para impedir la discriminación…… y para todo ello LA EDUCACION como valor, como un catalizador que facilitará avanzar en la consideración de la diabetes fuera de estigmas, etiquetas y clichés.


La EDUCACIÓN SIEMPRE PARA MEJORAR, PARA ACERCARNOS A UN FUTURO ESPERANZADOR que nos permita acceder a los avances de las nuevas tecnologías, de los últimos descubrimientos científicos, de nuevos dispositivo para administrar la insulina y para monitorizar la glucemia. Pero esta Tecnología no tiene sentido si no va de la mano de la Educación en Diabetes.


No hay futuro sin presente. Trabajemos juntos, reivindiquemos juntos hoy, para conseguir ese futuro abierto a la esperanza. Hoy es el primer día del futuro de la diabetes, de un futuro en donde nuestros niños serán deportistas de élite, astronautas, bomberos o científicos dispuestos a demostrar que el límite no lo pone la diabetes.

Quedamos emplazados para el próximo 14 de noviembre para seguir compartiendo esperanzas y avances en el mundo de la diabetes.

De momento nos quedamos con el lema de este año: TRABAJAR Y EDUCAR PARA PROTEGER EN EL FUTURO.

María José Sánchez Fernández, enfermera educadora del Hospital General Universitario de Ciudad Real, Consulta CEDI

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO