Mestanza

Tal y como ha indicado el alcalde tras una reunión con la subdelegada del Gobierno

La retirada del contingente de la Guardia Civil se ha realizado "pese a haber crecido el índice de delincuencia en Mestanza"

El alcalde ha dado a conocer estas “preocupantes” estadísticas que reflejan un incremento del 0,2% en este lustro

La Comarca

13/01/2022

(Última actualización: 13/01/2022 16:33)

Imprimir

El alcalde de Mestanza, Santiago Buendía, se reunió en la Subdelegación del Gobierno de España en Ciudad Real con su titular, María Ángeles Herreros y el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Ciudad Real, Juan Antonio Valle.

Cita que había solicitado el regidor para abordar la realidad de la retirada ‘de facto’ del contingente que hasta el final de año velaba, ‘in situ’ y de manera continuada cada día, de la seguridad urbana y en propiedades rústicas del amplio término municipal.

Durante el encuentro Buendía quedó ingratamente sorprendido ante “los datos que me ofrecieron mis interlocutores, en los que se reconoce que el índice de delincuencia en nuestro municipio ha crecido durante el último lustro un 0,2%”, asevera el alcalde.

A su juicio, “solo por estos datos debieran haber replanteado esta reorganización tan grave” y lamenta que, como máximo responsable del municipio, en modo alguno haya tenido conocimiento hasta ayer de “estadísticas que realmente nos preocupan”.

Y es que los casos de delincuencia que están imperando, a falta de disponer de copia por escrito de los citados datos y atendiendo a lo que le trasladaron verbalmente en la Subdelegación, alcanzan sobre todo a casos de robos en fincas urbanas y rústicas.

Por otro lado, Santiago Buendía apunta otra contradicción que “demuestra la improvisación con que se está procediendo”, en referencia a la temporalidad con que el servicio benemérito quiere tener presencia y solo para meras cuestiones administrativas.

“Se me dijo que las instalaciones se usarían para atender a las personas dos días en semana durante tres horas cada uno de estos dos turnos y, sin embargo, en las dependencias municipales cedidas hay un cartel que pone solo martes de 9 a 14 horas”.

El regidor, al que acompañó el abogado que defiende los derechos del Ayuntamiento, considera “esta disponibilidad análoga a la de otros servicios tales como el del agente medioambiental, asistentes sociales o Correos”.

Por tanto, “como mera oficina de atención ciudadana, los espacios amplios que cedimos a la Guardia Civil no serían ya necesarios y se pueden aprovechar para reubicar otros servicios que sí son de mayor utilidad para mis vecinos y que ahora no tenían disponibles”.

No obstante, el alcalde no tiene intención de tomar una decisión unilateral y someterá este planteamiento al criterio de la Corporación municipal en la sesión plenaria que tendrá lugar en febrero para el oportuno pronunciamiento de la oposición.

Lo que sí va a hacer, anuncia Buendía, es “comunicar a alcaldes de la zona los planes de reorganización en quince puntos donde la Guardia Civil quiere reconcentrar sus destacamentos a lo largo y ancho de toda nuestra provincia”.

Una planificación “que no tiene muchos pies ni cabeza si tenemos en cuenta que en apenas tres kilómetros de distancia va a haber dos, uno en Puertollano y el otro en Argamasilla de Calatrava, cuando miles de kilómetros cuadrados quedan sin presencia”.

El alcalde mestanceño ve “complicado que los responsables gubernativos y de la Benemérita traten de justificar la tardanza en la llegada por ejemplo a Solanilla del Tamaral o a El Hoyo, cuando surja un incidente serio de seguridad”.

También perseverará, a través de parlamentarios nacionales como Juan Antonio Callejas, Rosa Romero, Francisco Cañizares o Miguel Ángel Rodríguez, por el revertido en esta decisión.

Medida administrativa que, al no constar oficialmente en documento alguno, “ni tan siquiera en el Boletín Oficial del Estado como sería preceptivo, dudo mucho de la legalidad seguida en el procedimiento”.