Provincia

Su antecesor en la diócesis riojana es el actual arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano

El Papa Francisco nombra al solanero Santos Montoya obispo de Calahorra

Monseñor Montoya (La Solana, 1966) ejercía como obispo auxiliar de Madrid desde hace cuatro años y será titular de una diócesis que permanece vacante desde octubre de 2020

La Comarca

13/01/2022

(Última actualización: 13/01/2022 10:02)

Imprimir

El solanero Santos Montoya Torres acaba de ser nombrado nuevo obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, según confirmó este miércoles la Nunciatura Apostólica a la Conferencia Episcopal Española (CEE), de acuerdo con la decisión del Papa Francisco. Monseñor Montoya (La Solana, 1966) ejercía como obispo auxiliar de Madrid desde hace cuatro años y será titular de una diócesis que permanece vacante desde octubre de 2020. Su antecesor en la diócesis riojana es el actual arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano, y anteriormente el actual cardenal Juan José Omella.

Calahorra y La Calzada-Logroño es un obispado cargado de historia, ya que hay constancia de prelados de Calahorra desde el siglo V, concretamente desde el año 400 de nuestra era. Desde el año 1220 se le añadió La Calzada, y fue en 1959 cuando esta diócesis adoptó la denominación actual. Se trata, por tanto, de una demarcación de enorme abolengo en la historia de la iglesia española.

Santos Montoya nació en La Solana el 22 de febrero de 1966. Ocho días después, el 2 de marzo, era bautizado en la parroquia de Santa Catalina por el sacerdote Zacarías Martín Gallego, según consta en el libro de bautismo parroquial. Hijo del matrimonio formado por Bernardo Montoya y María Manuela Torres, vivió en La Solana mientras su padre trabajó como empleado de Cajamadrid, pero su familia emigró a Madrid cuando el pequeño Santos tenía 10 años. Se licenció en Ciencias Químicas por la Universidad Autónoma en 1990 y fue ordenado sacerdote el 18 de junio de 2000 en Madrid, cuando ya tenía 34 años. En 2012 se licenció en Teología Dogmática por la Universidad Eclesiástica San Dámaso y en 2020 obtuvo un máster en Discernimiento Vocacional en la Universidad Pontificia Comillas.

Hasta ahora, su ministerio lo ha desarrollado íntegramente en Madrid, donde fue vicenconsiliario diocesano de Acción Católica General (2000-2001). Entre 2002 y 2012 fue director del colegio arzobispal-seminario menor La Inmaculada y San Dámaso. Desde 2012 y hasta su nombramiento episcopal fue párroco de Beata María Ana de Jesús y trabajó como director titular del colegio homónimo. También fue arcipreste de Delicias-Legazpi.

El 29 de diciembre de 2017 se hizo público su nombramiento como obispo auxiliar de Madrid, asignándole la sede titular de Orta (Horta, Horten-sis), que tenía como sede metropolitana a Cartagena. Recibió la ordenación episcopal el 17 de febrero de 2018 en la catedral de La Almudena como uno de los obispos auxiliares del arzobispo Carlos Osoro. Se convertía así en el primer prelado solanero, en un día donde una embajada de su localidad natal le entregó un báculo hecho con madera de olivo, precisamente de un olivar de su padre. La llave de la caja porta su lema episcopal, en un lado su escudo y en el otro la Cruz de Santiago como signo de identidad de su patria chica. Santos Montoya siempre ha enarbolado su devoción mariana, y de hecho ha asistido con frecuencia a romerías de la Virgen de Peñarroya. En 2019 fue nombrado ‘Galán’, título que entrega el Ayuntamiento a través de la revista Gaceta de La Solana. El alcalde, Eulalio Díaz-Cano, ya le ha enviado una felicitación oficial por su nombramiento.