Opinión

Artículo de Opinión de Jesús Antonio Rodríguez Morilla

El nuevo hospital de Puertollano también tiene su 'octava'

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

09/12/2021

(Última actualización: 09/12/2021 09:22)

Imprimir

Cuando era pequeño, y ya hace algún tiempo de ello, solía escuchar en casa, en aquella España de entonces tradicionalmente católica, que 'todos los santos tienen su octava'.

Pretendía manifestar este proverbio o refrán que cualquier celebración religiosa se podía celebrar durante los siete días siguientes a su festividad. Es decir: ocho días, una octava. Pero en el caso que nos ocupa, combinar oportunidades políticas con necesidades perentorias de la sociedad civil, probablemente asistamos a una 'octava' especial, y los días se convierten en años.

Nos ha venido al pensamiento dicho proverbio, con motivo de las últimas noticias en los medios ante un objetivo tan importante en perspectiva como es el nuevo hospital de Puertollano.

Como suele decirse, en este supuesto, 'tirando de hemeroteca', podrían ir cuadrando secuencialmente la conversión de tiempos entre 'octava' y 'realidad actual'.

Acompañará la experiencia de largos años en el mundo de los servicios y obras públicas, reflejada en un texto calificado de pionero en su género, titulado: 'El modificado en el contrato de obra pública'.

Comencemos reiterando que carezco de inclinaciones políticas, y los que me conocen me consideran un miembro de pleno derecho de la corriente agnóstica hacia los mismos.

1.- Suelen tener los partidos políticos perfectamente 'engrasadas' sus agendas electorales, y en uno de sus muchos capítulos figuran las grandes obras públicas.

En el caso que nos ocupa, se comenzaron a 'calentar motores electoralistas' en enero de 2018 mediante publicación gráfica, anunciando los políticos figurantes la ejecución de nuestro hospital para el primer trimestre de 2018.

Como se observará, en aquel entonces teníamos ya a la vista las elecciones autonómicas de 2019.

2.- Supuestamente, combinando agenda y necesidades perentorias como la actual, el 25 de junio de 2018 se produce la admisión de once ofertas a licitación del proyecto, siendo posteriormente excluidos dos licitadores, publicándose con fecha del 29 de octubre de 2018 la lista definitiva de nueve admitidos.

3.- El 4 de diciembre de 2018 se produce la adjudicación al mejor postor por un importe de 1.029.558,22 euros sin IVA.

El valor estimado del contrato, considerado en 1.759.928,58 euros, alcanza una baja rabiosa de un 41,50% como consecuencia de convertir un concurso en prácticamente una subasta, fijando en la baremación de puntos el criterio precio con un 40% sobre lo que en su momento comentaremos.

4.- Habrían transcurrido 19 meses, digamos en esta primera fase, desde

inicios hasta la suscripción del contrato, a lo que habría que añadir siete o nueve más, para la redacción del proyecto, surgiendo un paréntesis desde aproximadamente mayo de 2020, fecha estimada finalización de dicha Redacción.

5.- A su vez, y continuando con el sumatorio de fechas, habrían transcurrido

nuevamente desde la supuesta anterior fecha hasta el anuncio de licitación, para la ejecución de las Obras (09-10-2021), otros 16 meses.

6.- Finalmente, fijado el plazo de ejecución de las obras en 48 meses, no resulta difícil presumir que para las supuestas elecciones autonómicas de 2023, aquellas, si nada se tuerce, presentarán un avanzado estado de ejecución.

Falta aún lo más difícil: iniciar el desarrollo de unas obras en las que habitualmente surgen dificultades de todo tipo que condicionan su desarrollo pacífico, y el poder adjudicador y los técnicos los conocen.

Pero, en fin, esa será otra historia a la que habrá que estar atentos a corto plazo, sin pretensiones, en estos momentos, de adelantar acontecimientos.

Por cierto, no nos hemos percatado de que haya sido seleccionada la Dirección de Obra.

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho (Cum Laude)

Diplomado en Estudios Avanzados de la UE

Caballero de Mérito por Real Orden Noruega