Región

Le exige "que cumpla los compromisos asumidos en el Pacto del Agua"

Guarinos afirma que García-Page es "el exponente de la mentira y de la traición en materia de agua”

Pide al presidente regional "que deje de justificar los pactos con Bildu y ERC, que son una vergüenza y una humillación para todos los castellanomanchegos”

La Comarca

25/11/2021

(Última actualización: 25/11/2021 16:31)

Imprimir

La vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha y diputada regional del Grupo Parlamentario Popular, Ana Guarinos, ha exigido a Page y al PSOE que se pongan a trabajar en el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el Pacto del Agua. Después de un año, “no han sido capaces de cumplir ni uno solo de los acuerdos y compromisos asumidos y firmados”.

Así lo ha indicado durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales, donde ha reclamado a Page que cumpla con los acuerdos asumidos en este Pacto del que Paco Núñez y el PP-CLM “nunca se han movido, siempre hemos respetado y defendido y lo seguiremos haciendo, a diferencia del PSOE de Page que se siente incómodo dentro de un pacto que no les permite seguir mintiendo y les exige trabajo y el cumplimiento de lo pactado y firmado. Todo lo demás es mentira, traición y pleitesía a Pedro Sánchez”, ha aseverado.

Guarinos ha recordado que el acuerdo de este Pacto se alcanzó en noviembre de 2020 y se firmó el 9 de diciembre de 2020. Un Pacto del Agua que es una realidad gracias a la insistencia del líder del PP-CLM, Paco Núñez, “que fue quien lo propuso y quien demandó que no fuera un pacto político, sino social, en el que participaran todos aquellos que tuvieran al que decir en materia de agua”.

La parlamentaria regional ha apuntado que el PSOE lleva cerca de 40 años gobernando en Castilla-La Mancha “y jamás propuso ni tuvo interés en un Pacto del Agua”. Esta actitud demuestra “que al PSOE y a Page no les interesa el agua en absoluto, que viven más cómodos en la confrontación con personas, partidos y territorios, que en la solución de los problemas del agua que tiene Castilla-La Mancha".

"40 años de gobiernos socialistas, 40 años de mentiras y traición"

Guarinos ha reprochado a los socialistas que en casi 40 años de gobierno “no hayan sido capaces de resolver ni uno solo de los problemas relacionados con del agua, como tampoco han sido capaces de conseguir ni una sola gota de agua para nuestra tierra”, y esto, ha afirmado, “sólo se puede atribuir a dos cosas: a su incapacidad permanente para la defensa del agua que necesita CLM y a su mala fe”.

A su juicio, la palabra del PSOE- CLM en materia de agua, como en otras tantas cosas, “no vale nada. No han hecho otra cosa más que traicionarnos y mentirnos”.

Guarinos ha mencionado diferentes ejemplos de sus “mentiras” como la derogación en 2005, por parte de un Gobierno del PSOE, del Plan Hidrológico Nacional alcanzado en 2001 con un Gobierno del PP, derogación del trasvase del Ebro que dejó a la cuenca del Tajo como única cedente de agua “e hipotecando de por vida el río Tajo”. También en 2007 se aprobó por unanimidad en las Cortes la propuesta de Reforma de Estatuto de Autonomía en el que se recogía la reducción progresiva del volumen de agua trasvasable, hasta su definitiva extinción en 2015, reforma y acuerdo que retiró el PSOE en el año 2010, traicionando una vez más a nuestra Región.

Igualmente, ha apuntado a la Ley del Agua que Barreda prometió y presentó, pero que nunca tramitó. “Exactamente igual que ha hecho Page, que anunció una Ley del agua en el año 2015, y 6 años y medio después todavía no la ha presentado”. La única ley que ha presentado no es para que tengamos más agua, sino para crear e imponer un nuevo impuesto al agua en forma de canon medioambiental, que “ya sabemos que eso de freír a impuestos a la gente a ustedes se les da muy bien”. Por todo ello, Guarinos ha asegurado que la traición y la mentira en Castilla-La Mancha tienen nombre y apellidos “Emiliano García-Page y PSOE”.

La vicepresidenta segunda de las Cortes también se ha referido a la nueva planificación hidrológica actualmente en tramitación, que no satisface a nadie, excepto al PSOE. Una planificación, ha explicado, que no tiene en cuenta las necesidades de CLM, no cumple los caudales ecológicos, no da respuesta ni acometen las obras de modernización necesarias, reduce las asignaciones de agua, no eleva la lámina estable de agua embalsada en Entrepeñas y Buendía, y estabiliza los trasvases. “Un fracaso estrepitoso del PSOE y del señor Page, y el gobierno dice que está satisfecho”.

Finalmente, ha apuntado que la única realidad es que Page y el PSOE se sienten muy incómodos en el Pacto del Agua, y no tienen ningún interés en cumplir los compromisos asumidos con todos los afectados. “Se sienten incómodos en este Pacto y muy cómodos pactando con Bildu y los independentistas, y con el populismo, pactos que nos hacen sentir vergüenza y humillación, a todos los españoles y socialistas de bien, a todas las víctimas del terrorismo, y a todos los castellanomanchegos”.