Región

Ante la “asfixia” que sufren

Núñez propone a García-Page la puesta en marcha de un plan de choque "para ayudar a los ganaderos"

Porque “no ven futuro”, lo que provoca que “se pierda la profesión, haya más zonas despobladas y muchas familias se queden sin recursos en zonas de la región”, indica

La Comarca

25/11/2021

(Última actualización: 25/11/2021 15:20)

Imprimir

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha pedido al Gobierno de Emiliano García-Page la puesta en marcha de un Plan de Choque para ayudar a los ganaderos castellanomanchegos, que cuente, entre otras cuestiones, con diez millones de euros para compensar la subida de los costes producción.

Así lo ha destacado durante su intervención en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha indicado que si Page, en lugar de justificar los acuerdos de Pedro Sánchez con Bildu y ERC, hubiera hablado con los ganaderos y agricultores de Atienza, como hizo él ayer, sabría lo mal que está la ganadería de Castilla-La Mancha.

Núñez ha afirmado que los ganaderos de la región “están asfixiados” porque “no ven futuro”, lo que provoca que “se pierda la profesión, haya más zonas despobladas y muchas familias se queden sin recursos en zonas de la región”.

Por esto, ha preguntado si “queremos apostar por la ganadería de Castilla-La Mancha y si queremos apostar por el desarrollo de los pueblos”. “La respuesta del PP es si, poniendo encima de la mesa mecanismos para que la ganadería sea viable”, ya que si el campo castellanomanchego supone el 17% del PIB en la región “habrá que garantizar que los Presupuestos se ajusten a su importancia”.

Núñez ha indicado que es fundamental “pactar un Plan de Choque que salve la ganadería de Castilla-La Mancha” con el objetivo de “trabajar juntos” para que no haya un recorte del 20% en la PAC, que se garantice agua para los ganaderos de la región “sin complejos” o que se garanticen los costes de producción que ponen en riesgo la viabilidad del sector.

Por último, ha recordado que la leche se vende más barata que el agua, algo que produce “perversión, ruina y vergüenza”. Por eso, ha exigido solucionar el problema que sufren los ganaderos, algo para lo que hay que tener “voluntad política”.