Puertollano

Con la plaza de la Constitución como epicentro

Puertollano se echa a la calle para alzar la voz frente a la violencia machista (con galería fotográfica)

Durante la lectura del manifiesto se ha hecho una llamada a la necesidad de desterrar el machismo de los hábitos sociales cotidianos, desde el lenguaje, la publicidad, los canales audiovisuales, las redes y medios sociales, las canciones, los videojuegos o las artes

La Comarca

25/11/2021

(Última actualización: 25/11/2021 15:10)

Imprimir

Puertollano se ha echado este jueves a la calle en recuerdo de todas y cada una de las mujeres que han sufrido y sufren violencia machista, alzando la voz en demanda de una mayor implicación social y de las propias administraciones.

Una marea morada que iniciaba su camino en el Paseo de San Gregorio con pancartas y lemas cargados de aliento, así como con las permanentes reivindicaciones de 'Vivas nos queremos' o 'Ni una víctima más' de un incesante goteo que suma más de un millar de muertes desde 2003.

Danza del Conservatorio

La plaza de la Constitución ha sido el epicentro de la conmemoración de este Día Internacional de la Eliminación de Violencia contra las Mujeres, que se iniciaba con las coreografías de alumnas del Conservatorio Profesional de Danza dirigidas por las profesoras Margarita del Hoyo y Arantxa Novas.

En la escalera del edificio consistorial se concentraban los diversos colectivos participantes en la marcha, así como una amplia representación de la Corporación municipal, con el alcalde, Adolfo Muñiz, a la cabeza. Un día en el que la Asociación 'Hartikas' y el alumnado del instituto 'Dámaso Alonso' ha adornado la Fuente Agria y la plaza del Ayuntamiento con los colores de la igualdad y la lucha contra la violencia de género.

El manifiesto

Durante la lectura del manifiesto se ha hecho una llamada a la necesidad de desterrar el machismo de los hábitos sociales cotidianos, desde el lenguaje, la publicidad, los canales audiovisuales, las redes y medios sociales, las canciones, los videojuegos o las artes.

Un manifiesto que recuerda que la violencia de género constituye un grave problema social que además de segar cada año la vida de decenas de mujeres, también somete a miles de víctimas a diversas formas de maltrato, al aislamiento e incluso a la incomprensión por parte de su entorno. Un problema de interés público, un delito perseguible de oficio y que ha dejado de ser privado.

Durante la lectura también se ha reclamado una mayor implicación de los poderes públicos para que la Ley Integral contra la violencia de género incluya las agresiones sexuales, el acoso en el ámbito laboral, el ciberacoso, la explotación sexual, etc.

Este manifiesto también recordaba a los hijos menores de las mujeres que viven la violencia machista. “Ellos y ellas son invisibles, y los grandes olvidados por la Ley. Preocupante y para reflexionar es el importante repunte de la violencia vicaria”, rezaba.

Construcción de identidades

Además, en el manifiesto que ha cerrado la concejal de Igualdad, Ana Belén Mazarro, previo al minuto de silencio, se apelaba a la necesidad de incidir en la construcción cultural de las identidades de chicas y chicos desde la autonomía y el respeto.

En este sentido la educación, a través de la formación inicial y permanente en materia de la prevención y los medios de comunicación social son los instrumentos más eficaces para concienciar en la lucha contra la violencia de género.