Región

"No vamos a dar ni un paso atrás, vamos a seguir en las calles", aseguran

IU-CLM reclama para el 25N "políticas que protejan a las mujeres de la violencia machista"

“Es imprescindible incidir en la protección de las mujeres de esta violencia, pero también de los hijos que reciben la violencia vicaria, porque la violencia machista sigue luchando por la patria potestad de sus hijos, pero nosotras sabemos que ningún maltratador puede ser un buen padre”, recalcan

La Comarca

24/11/2021

(Última actualización: 24/11/2021 11:00)

Imprimir

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha reclamado de cara al Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, políticas efectivas que protejan a las mujeres de la violencia machista.

Así lo han expresado en rueda de prensa la Vicecoordinadora Regional de IU C-LM y responsable del Área de Mujer, Isabel Álvarez, y el Coordinador Regional, Juan Ramón Crespo.

Por un lado, Isabel Álvarez ha declarado que: “Nos enfrentamos a este 25-N con la misma energía con la que nos enfrentamos todos los años y todos los días en esa eliminación de la violencia hacia las mujeres”, a lo que añade: “Una energía dentro de la alianza feminista que nos ha servido para gritar en las calles que si nos tocan a una, nos tocan a todas”.

“Con este grito y con esta lucha hemos logrado avances relevantes en la visibilidad de la violencia y en su conceptualización de su carácter estructural, esa violencia que se ejerce hacia las mujeres por el simple hecho de ser mujeres” ha asegurado Álvarez.

La Vicecoordinadora Regional de IU C-LM ha alertado de las corrientes negacionistas que van a marcar este 25-N: “Van a marcar este día porque estamos viendo cómo un 40% de los jóvenes niega la violencia hacia las mujeres y no la reconocen”, también añade que “en un país donde los discursos políticos, algunos medios de comunicación, las redes sociales empujan en esta dirección quieren dificultar la toma de conciencia de las mujeres hacia esa violencia estructural, económica o violencia vicaria”.

“Nosotras no vamos a dar ni un paso atrás, vamos a seguir en las calles, vamos a seguir reivindicando nuestro espacio y esa igualdad. Somos conscientes de que el terrorismo machista sigue asesinando a las mujeres” ha afirmado Álvarez.

Desde Izquierda Unida han manifestado que “es imprescindible incidir en la protección de las mujeres de esta violencia, pero también de los hijos que reciben la violencia vicaria, porque la violencia machista sigue luchando por la patria potestad de sus hijos, pero nosotras sabemos que ningún maltratador puede ser un buen padre”.

A juicio de Álvarez “cuando en nuestro país una mujer es violada cada cuatro horas, no podemos seguir haciendo oídos sordos y negando esta violencia”.

“En Castilla-La Mancha 3.523 mujeres necesitan protección, según los datos de la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género, 6.100 llamadas se han recibido al número 016 de ayuda y orientación, 1.581 denuncias por violencia de género y hay 3.700 mujeres controladas por el sistema VioGén” ha enumerado la Vicecoordinadora Regional de IU C-LM y responsable del Área de Mujer.

Además ha señalado que desde su formación siempre “han denunciado las campañas en las que se pone el foco en las mujeres, en lugar de en los maltratadores”, por lo que tenemos que concienciar a toda la población en que “debemos estar juntas y que tenemos que estar delante en esta lucha contra la violencia hacia las mujeres”.

También ha replicado la visita del Presidente autonómico, Emiliano García-Page, a Emiratos Árabes para estrechar lazos comerciales: “Emiratos Árabes es un país para el que la Unión Europea había pedido a las empresas internacionales que no fueran y no participasen, con el fin de hacer constar su desaprobación contra las violencias y violaciones de derechos humanos en los Emiratos Árabes, sobre todo en el caso de las mujeres”.

Isabel Álvarez también ha criticado la postura del Presidente popular, Paco Núñez, con respecto a la coincidencia de los actos por el 25-N con el Pleno de las Cortes Regionales: “Hay que recordarle a Núñez que en Europa se alía con Polonia y Hungría, países que niegan la violencia hacia las mujeres y que quieren eliminar de los documentos las palabras igualdad”.

Por último, Álvarez ha hecho un llamamiento a todas las mujeres para que tomen las calles, para que ocupen el espacio, para que se unan en esta alianza feminista para vencer al patriarcado, porque si nos hacemos visibles mañana en estos espacios y reclamando que la erradicación de la violencia sea puesta como prioridad política tendremos la suficiente fuerza como para exigirlo también en las instituciones”.

Por su parte, Juan Ramón Crespo considera que “acometemos un nuevo 25-N bajo la sombra del patriarcado y en algunas ocasiones más presente que nunca, ya que parece que estamos perdiendo algunos de los avances que hemos tenido”.

“Son preocupantes los avances de posiciones políticas de ultraderecha donde uno de los elementos de su ideología es el patriarcado y no cabe duda que esto supone violencia contra la mujer en sus diferentes formas: acoso, maltrato, explotación laboral, sexual y reproductiva, violación y asesinato” ha señalado Crespo.

Crespo ha explicado que “en esta situación en lugar de apoyar a la víctima se la criminaliza con años de cárcel, como los casos de Juana Rivas, María Salmerón o María Sevilla, que se les acusa y les condenan a penas de cárcel por alejar a sus hijos de los maltratadores”.

“El patriarcado sobrevuela y alcanza a las instituciones y eso es muy peligroso, por eso Izquierda Unida denuncia todas aquellas violencias ejercidas hacia las mujeres, una violencia expresada cada vez de una forma más grave” ha añadido el líder de la formación de izquierdas.

Pero también Crespo pide “no normalizar otras violencias hacia las mujeres que no ocupan los titulares de los medios de comunicación y que están destrozando las vidas de las mujeres, como es la violencia institucional, los acosos, la explotación laboral y sexual”.

Por último ha pedido que este 25-N sea “el día para visibilizar todas estas violencias” y exigir “la radical igualdad entre hombres y mujeres y la eliminación del patriarcado”.