Región

El homenajeado reclama “poner en común lo que nos une”

Las Cortes regionales cuelgan el retrato de su expresidente Tirado en un acto de reconocimiento

El actual presidente de la Cámara, Pablo Bellido, asegura que el reconocimiento a Tirado lo es también para quienes practican una política de “acuerdos y pactos”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, reivindica el componente “humano” de la política

La Comarca

22/10/2021

(Última actualización: 22/10/2021 18:32)

Imprimir

Las Cortes de Castilla-La Mancha han colgado este viernes el cuadro de Vicente Tirado en la galería de retratos de sus expresidentes en su sede del Convento de San Gil de Toledo, tras un acto en el Salón de Plenos que ha servido para homenajear a la figura de quien estuvo al frente de la institución en la VIII Legislatura y también a “la cultura del acuerdo y el entendimiento”, en palabras del protagonista del evento.

La obra de Emilio Fernández-Galiano, pintor madrileño muy vinculado familiarmente a Sigüenza, ha sido descubierta al inicio del acto por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el actual presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido; y el propio Tirado. Tras los discursos, el cuadro ha quedado colgado en el pasillo de la planta noble del edificio principal de las Cortes regionales, sumándose así a los retratos de las otras siete autoridades que precedieron en el cargo al dirigente del Partido Popular, el único de su partido en presidir el parlamento, entre 2011 a 2015.

“Pactar supone avanzar”

El actual presidente de las Cortes regionales, Bellido ha defendido que este acto de homenaje supone un “reconocimiento” a la figura del propio Tirado, a quien ha calificado como “inteligente, afable, conciliador, moderado” y de quien ha elogiado su capacidad para tender puentes. “Pero ese acto es también para reivindicar el papel de los acuerdos y de los pactos, porque pactar no es traicionar los valores de cada uno ni retroceder, sino al contrario, supone avanzar”.

Bellido ha asegurado que este acto “merecido de reconocimiento” a Tirado en el Salón de Plenos “reconoce también a la institución” y a “la figura de todos los presidentes del Parlamento autonómico”. De hecho, la convocatoria ha contado con la asistencia de los expresidentes Javier Irizar, José Manuel Martínez Cenzano, José María Barreda, María Blázquez y Antonio Marco. Bellido ha defendido la conveniencia de “consolidar a través de gestos y actos el respeto hacia quienes nos han precedido”, más todavía cuando existe ya una trayectoria autonómica de cuatro décadas.

“Esta casa, que representa al pueblo de Castilla-La Mancha, quiere tener gratitud con quienes han trabajado al servicio de la región en estos últimos 40 años”. Y, en este sentido, ha celebrado también “la casualidad” de que el “magnífico pintor” que ha retratado a Tirado sea también hijo del primer presidente del ente preautonómico de la Junta de Castilla-La Mancha, Antonio Fernández-Galiano.

“La cultura del diálogo”

“Reivindico la cultura del diálogo, del acuerdo y del entendimiento”, ha asegurado en su intervención Tirado, en referencia a la manera “constructiva” que tiene de entender la política. “Hay que poner en común lo que nos une y vivimos un momento para reconstruir desde el acuerdo y sumando, renunciando para así multiplicar los efectos positivos”.

Tirado, como Bellido momentos antes, ha tenido un recuerdo emocionado para Jesús Fernández Vaquero, expresidente también de las Cortes que falleció en marzo y con el que, a pesar de la rivalidad política, labró una amistad y puso en práctica la capacidad para alcanzar acuerdos desde la Mesa, ya que ambos fueron vicepresidente segundo de la institución con el otro como presidente.

El homenajeado ha tenido palabras de agradecimiento para las personas que le han acompañado, de gratitud también para la plantilla de trabajadores de la institución de la que fue diputado durante tres legislaturas y para los medios de comunicación, a la vez que ha elogiado la figura de quien fuera el primer presidente del ente preautonómico de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernández Galiano.

El acto ha culminado con un discurso del presidente de Castilla-La Mancha, García-Page, que ha elogiado a Tirado, ha destacado la importancia del componente “humano” en política y ha destacado la trayectoria de las Cortes regionales en sus casi cuatro décadas de historia, señalando el modo en que su labor se ha ajustado siempre al constitucionalismo. “Tenemos una cierta obligación de construir memoria”, ha añadido al referirse a este tipo de reconocimientos.