Manzanares

Ha empatado 3-3 a pesar de comenzar perdiendo 0-3

Remontada épica del Manzanares FS

Ficha técnica

Manzanares FS: Dani Juárez, Álvaro, Víctor, Álex Fuentes y Daniel. También jugaron: Kiki, Manu Diz, Antoñito, Cortés, Humberto y Álex Velasco

Inter: Jesús García, Raya, Cecilio, Borja y Raúl Gómez. También jugaron: Pol Pacheco, Igor Carioca, E. Martel, Dani Saldise, Boyis y Rafa López

Árbitros: Menéndez Nistal y Vilas López. Mostraron amarillas a los locales Víctor, Dani Juárez y Diego (preparador físico) y a los visitantes E. Martel, Raya, Cecilio y Boyis

Goles: 0-1 Raya (1); 0-2 Pol Pacheco (8); 0-3 E. Martel, de penalti (10); 1-3 Humberto (20); 2-3 Álvaro (29); y 3-3 Daniel (39)

Incidencias: Segunda jornada de Liga y primer partido en casa del Manzanares en Primera División. Lleno en el Pabellón Municipal Antonio Caba. Antes del comienzo del choque, el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala, Javier Lozano, le entregó a Juanlu Alonso el trofeo al mejor entrenador de Segunda División de la pasada temporada. El presidente de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha, Pablo Burillo, también asistió al partido

La Comarca

17/10/2021

(Última actualización: 17/10/2021 11:58)

Imprimir

El Manzanares Fútbol Sala Quesos El Hidalgo logró un punto heroico ante el todopoderoso Inter, actual campeón de las copas de España y del Rey, en su debut en casa en la mejor liga del mundo. Los hombres de Juanlu Alonso, espoleados por una ‘bombonera’ a reventar, remontaron un 0-3 adverso y a punto estuvieron de llevarse la victoria en un partido que ya forma parte de la historia de este club veinteañero. Hace justo diez años, en octubre de 2011, los manchegos ya protagonizaron una hazaña similar ante otro equipo de renombre, el Playas de Castellón, en una de las primeras jornadas de liga en su estreno en Segunda División.

Pocos podían imaginar un desenlace tan favorable para Manzanares cuando Raya, a los nueve segundos, adelantó a Inter en un desajuste defensivo impropio de la categoría. El cierre internacional, tras una paralela de libro, se plantó solo ante Dani Juárez y subió el 0-1 al electrónico. Los manchegos apenas notaron el golpe y se lanzaron sin complejos hacia la portería del joven Jesús García, que este sábado firmó una gran actuación bajo palos. A los ocho minutos, sin embargo, otro jarro de agua fría. Pol Pacheco recogió un rechace de un ataque azulón en campo propio, se subió a la moto para llegar al área rival y fusiló sin piedad al meta local. Y por si fuera poco, dos minutos después, en el ecuador de la primera mitad, a Víctor le robaron la cartera al borde del área y cometió un protestado penalti que no perdonó Martel desde los seis metros (0-3).

Sorprendentemente, tras estos dos nuevos golpes en plena mandíbula, el novato Manzanares se volvió a levantar de la lona sin apenas magulladuras, consciente de que estaba realizando un buen partido (llegó a estrellar cuatro balones en los palos) y de que aún quedaba mucho combate por delante. Había poco que reprochar y eso también lo percibió la afición (de Primera desde hace ya muchos años), que recompensó el esfuerzo del equipo sin parar de animar ni un minuto, llevándole en volandas hacia una remontada épica. Fruto del empuje en la pista y en la grada llegó el primer tanto azulón a pocos segundos del final de la primera parte. Un gol psicológico. Daniel dejó atrás el esférico para Humberto y el brasileño, que ha caído de pie en Manzanares, lo colocó con la zurda en toda la escuadra.

En el segundo acto, el Manzanares salió a morder desde el primer segundo y, poco a poco, fue encerrando a Inter en su campo. Eso sí, los madrileños dispusieron de varias ocasiones a la contra para cerrar el partido. La más clara la tuvo Martel, pero su disparo salió rozando el poste de Dani Juárez. Los locales recortaron distancias en el 29. Álvaro, uno de los jugadores más destacados del encuentro, aprovechó un saque de esquina de Manu Diz para fusilar a Jesús y meter un poco más de presión al equipo de Tino Pérez.

Las ocasiones se sucedían en el área interista, pero el empate se resistía. Con este escenario, a falta de poco más de tres minutos para el final, Juanlu Alonso solicitó tiempo muerto y sacó a Antoñito de portero jugador para intentar quemar las últimas naves. Y la fortuna, esquiva durante buena parte del partido, se alió con los manzanareños cuando apenas restaba un minuto y medio. Álex Fuentes puso un centro al segundo palo y allí apareció Daniel para enviar la pelota a la red y llevar la locura a las gradas. Tino Pérez movió ficha con Borja de cinco, pero el marcador ya no se movió. La vieja ‘Bombonera’ volvió a vivir otra tarde histórica y ya ha perdido la cuenta.