Puertollano

Llega este sábado a las 20:00 horas al Auditorio Municipal

'Francisca', la primera mujer que se separó por maltrato, una obra con talento puertollanense

Dirigida por Fredeswinda Gijón y protagonizado por Carolina Lapausa, Manuel Moya, Anabel Maurín y Esther Acevedo, con música en directo de Silvia Nogales

La Comarca

11/10/2021

(Última actualización: 11/10/2021 14:14)

Imprimir

Dolor y esperanza quedan plasmados en 'Francisca', la vida de Francisca de Pedraza, la primera mujer que tras recibir maltrato logró ganar una demanda de separación por violencia, que será puesta en escena este sábado, 16 de octubre, a las 20:00 horas en el Auditorio Municipal 'Pedro Almodóvar' de Puertollano.

Un montaje con mucho talento puertollanense dirigido por Fredeswinda Gijón y protagonizado por Carolina Lapausa, Manuel Moya, Anabel Maurín y Esther Acevedo, con música en directo de Silvia Nogales, en una coproducción de Producciones 099, Plexonia Teatro y Borja Rodríguez, que también se ha encargado de la dramaturgia.

Las entradas ya están a la venta al precio de diez euros en globalentradas.com y en taquilla del Auditorio de miércoles a viernes (de 11:00 a 13:00 horas de miércoles a viernes de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas).

Un recorrido por lazos invisibles

Una pieza dramática presentada en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y que pretende trazar el recorrido entre los lazos invisibles que anudan aquella historia con la de tantas mujeres que hoy día sufren esta violencia, y plantear interrogantes vitales a los espectadores como sociedad, acerca de la pérdida de libertad a todos los niveles que sufre quien recibe ese maltrato, y cómo esta situación aberrante inunda todos los ámbitos de su existencia, a nivel relacional, psicológico, moral o vital.

Francisca también pretende dejar encima del escenario los interrogantes necesarios para que, como sociedad, hagamos una lectura común de los hechos, y nos sentemos delante de nosotros mismos a leernos, una sociedad que no quiso ver lo que sucedía a plena luz del día y a puertas abiertas, frente a una mujer que tuvo que interponer cinco demandas de divorcio, hasta que su grito de auxilio fue tenido en cuenta, explica Fredeswinda Gijón.