Región

“A esta legislatura le ha llegado la hora de la verdad”, indica

Unai Sordo pide desde Toledo "valentía" al Gobierno de coalición

La modernización de las relaciones laborales con el fin de los peores aspectos de las reformas laborales anteriores, unos Presupuestos Generales expansivos con una fiscalidad diferente, y una gestión acertada de los fondos europeos son los deberes que CCOO pone en este inicio de curso político

La Comarca

23/09/2021

(Última actualización: 23/09/2021 14:16)

Imprimir

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha intervenido este jueves en Toledo en el Comité Regional de Comisiones Obreras Castilla-La Mancha, un Comité reunido hasta el mediodía de mañana viernes, que aborda el mandato de ‘Posicionar al sindicato para la salida de la pandemia con más y mejores derechos para las personas.

Antes de su participación en el Comité, Unai Sordo ha hablado ante los medios de comunicación junto al secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, donde ha repasado el momento político y las reformas que deben venir de parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez: “A la actual legislatura política le ha llegado ya la hora de la verdad”, ha asegurado, añadiendo que “el Gobierno tiene que ser valiente, España necesita una reconstrucción de un contrato social para el siglo XXI, apostar por el fortalecimiento de los servicios públicos frente a una década donde se ha vivido su “paulatina privatización”.

El secretario general de CCOO ha enumerado los tres principales retos que el mayor sindicato de España detecta: Las reformas pendientes, la necesidad de aprobar unos Presupuestos Generales del Estado y emprender una política fiscal más ambiciosa, y los retos derivados de la canalización de los recursos de los fondos de recuperación y resiliencia europeos. Sordo ha comentado primero la derogación pendiente de la reforma: “Aspiramos a derogarla, pero no para volver a la legislación de inicios del siglo XXI, sino para equilibrar la negociación colectiva, para recuperar la capacidad de negociación de los trabajadores y trabajadoras e ir a un modelo de estabilización del empleo que sirva para abordar los retos que tiene la economía”.

El secretario general de CCOO ha pedido un “compromiso serio” y que se traslade al Estatuto de los Trabajadores delimitar de forma decidida la uso de la contratación temporal, que se pongan restricciones al despido y que como alternativa a ese esquema de temporalidad y despido, así como adoptar un mecanismo de flexibilidad para que en las empresas cuando haya problemas económicos reales se puedan adaptar las jornadas de trabajo con algún nivel de protección social.

El secretario general de CCOO, que ha hablado también de la parte pendiente de la reforma del sistema público de pensiones y de los compromisos para subir de nuevo el SMI los próximos años, ha advertido de que en esta modernización de las relaciones laborales por hacer “Comisiones Obreras va a ser exigente en esta materia y este mes, el que viene y como mucho hasta noviembre es el tiempo para resolver ya la derogación de la reforma laboral”.

CCOO mantendrá un “paulatino tensionamiento del activo del sindicato” ante esta derogación pendiente, y va a programar “un proceso de asambleas que se van a llevar a cabo desde hasta y hasta el proceso congresual, para que en caso de bloqueo de las negociaciones demos una cumplida respuesta de movilización en la calle”. Por tanto, “vamos a acompañar la negociación de un proceso creciente de movilización que ya se inició en el mes de febrero, pero que vamos a intensificar en los próximos meses porque el país se juega buena parte de su futuro”.

En materia de Presupuestos Generales y la gestión de los fondos europeos de recuperación, Unai Sordo ha mostrado la preocupación en el sindicato “ante la posibilidad de que los fondos de recuperación europeos se utilicen como una cierta adormidera fiscal para España”, un país que tiene siete puntos de diferencial fiscal con Europa, “más de 70.000 millones de euros que dejamos de percibir como Estado, el equivalente a las transferencias de los fondos de recuperación europeos, que son de 70.000 millones de euros en los próximos seis años”.

Sordo ha añadido que estas cantidades deberían ayudar a la reflexión sobre la reforma fiscal por hacer: ““Hay que ser valientes en materia de reformas fiscales, la tentación puede ser usar los fondos europeos para tener unos Presupuestos Generales expansivos, pero será un error hacerlo sin hacer una reforma fiscal ambiciosa”. Si España no hace sus deberes fiscales y lo fía todo a la llegada de los fondos, “antes o después vamos a ir a política de recortes de gasto social y de gasto público y esto no se lo puede permitir nuestro país, ni se lo puede permitir este Gobierno”, ha advertido el secretario general.

España “no se puede dormir en los laureles de los fondos de reconstrucción europeos para no iniciar una senda de reforma fiscal en profundidad, que se puede hacer en un año, dos o tres, pero hay que hacerla o corremos el riesgo de que cuando Europa recupere límites estrechos de déficit de deuda, España se vuelva a ver obligada a hacer intensos recortes es gasto público que supondrán recortes intensos de protección social y este escenario es impensable”.

En cuanto al uso de los fondos de reconstrucción europeos, Unai Sordo apuesta por que sirvan “para influir en cambiar el tejido productivo español y esto requiere de políticas de desarrollo sectorial, de políticas industriales. CCOO exige al Gobierno que en todos los planes de desarrollo establezca la obligación de un compromiso en materia de calidad del empleo. “Los fondos no pueden acabar en las cuentas de resultados de las empresas, tienen que llegar a los trabajadores y trabajadoras, a la mayoría social”.

Un Comité para diseñar el trabajo sindical más inmediato

Por su parte, el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, ha comentado ante los medios de comunicación los objetivos de este Comité Regional, formado por la Comisión Ejecutiva Regional de CCOO, las y los secretarios generales de las cinco provincias, y las y los secretarios generales de las siete federaciones regionales de CCOO. Ponentes de la organización y de fuera del sindicato intervienen en distintas ponencias, entre ellos Manuel Lago, asesor económico del Ministerio de Trabajo, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; Carlos Bravo, secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO; Ramón Lara, director general de la Agenda 2030 en el Gobierno de Castilla-La Mancha, y Cristina Faciaben, secretaria de Internacional y Cooperación de CCOO. “Hoy y mañana en este Comité tendremos personas muy destacadas para analizar las políticas que se van a acometer, qué retos tiene el sindicato en la antesala del XII Congreso Confederal”. CCOO ante los retos de la recuperación pospandémica, el impacto que la pandemia ha tenido en el mercado de trabajo, el diálogo social a escala nacional y sus frutos, los cambios en el sistema público de pensiones, la Agenda 2030 y la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la acción sindical son algunos de los asuntos que CCOO CLM tratará hoy y mañana en este foro.