Región

La Universidad regional confirma su apuesta para lograr la eficacia preventiva

La UCLM es la primera universidad española en obtener la certificación de Seguridad y Salud frente al COVID-19 en el Trabajo de AENOR

Los protocolos puestos en marcha por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para proteger a la comunidad universitaria en el ámbito laboral frente a la COVID-19 han merecido la certificación de AENOR. Así, se convierte en la primera universidad española en recibir esta distinción, cuyo acto de entrega se ha celebrado esta mañana en la sede del Rectorado

La Comarca

16/09/2021

(Última actualización: 16/09/2021 10:43)

Imprimir

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) es la primera institución universitaria española, y hasta la fecha única, que ha logrado el certificado UNE-ISO/PAS 45005 en ‘Seguridad y Salud frente al COVID-19 en el Trabajo’ que otorga AENOR. De esta forma, la Universidad regional vuelve a demostrar su firme compromiso para ganar la batalla a la COVID-19 y su apuesta continua por prevenir riesgos laborales entre sus miembros.

Además, la UCLM acaba de renovar el certificado AENOR Protocolos frente a la COVID-19, otorgado en 2020 y con el que, igualmente, la Universidad regional se convertía en la primera institución de Educación Superior del país en conseguirla.

La entrega del nuevo certificado ha tenido lugar esta mañana en un acto celebrado en el Rectorado y al que ha asistido el rector de la UCLM, Julián Garde; el vicerrector de Ciencias de la Salud, Alino Martínez; el director región Sur de AENOR, Antonio Pérez Carreño; y el director territorial de Castilla-La Mancha y Extremadura de AENOR, Antonio Contreras Torres.

La obtención de la certificación AENOR pone a la institución universitaria en vanguardia en la acción de un trabajo seguro contra la COVID-19. En este sentido, el rector ha destacado que su obtención ha sido posible gracias a la implicación de todo el personal de la UCLM para conseguir un entorno de trabajo seguro, y del conjunto de centros con la elaboración de planes de contingencia académicos y sanitarios y el nombramiento de un coordinador COVID en cada uno de ellos.

Asimismo, Garde ha resaltado que se ha reforzado la limpieza -lo que ha supuesto un notable desembolso económico para la institución- y ventilación de los edificios, y el control de ésta con medidores de concentración de CO2; se ha establecido un equipo médico para realizar un seguimiento de los casos COVID y asesorar a la comunidad universitaria, y se ha establecido un mecanismo de seguimiento de los trabajadores especialmente vulnerables al virus. Por otro lado, al tratarse de un proceso continuo, además de las auditorías externas realizadas por AENOR, la UCLM lleva a cabo auditorías internas continuas para detectar incidencias y proponer mejoras.

Antonio Pérez Carreño ha destacado que “la Universidad de Castilla-La Mancha está plenamente concienciada en implantar medidas eficaces para evitar los contagios de COVID-19 y así lo aplica en su día a día. En esta línea, hoy da un paso más y obtiene de forma pionera en la comunidad educativa la certificación frente a la norma ISO 45005 que incide en las medidas para reducir los riesgos frente a la COVID-19, especialmente en el entorno de trabajo”.

La UNE-ISO/PAS 45005 es un estándar internacional publicado a finales de diciembre como respuesta de ISO a la necesidad a nivel internacional de una respuesta frente a la pandemia y que enlaza con la ISO/PAS 45001 de Salud y Seguridad en el Trabajo. Este nuevo estándar ha sido desarrollado por ISO poniendo el foco en el ámbito laboral, ya que este esquema aporta directrices generales para todo tipo de centros de trabajo. Es un valioso apoyo para la mejora continua en la aplicación de medidas contra la pandemia, abriendo el foco también a áreas como la salud y bienestar emocional o la inclusividad.