Daimiel

González-Mohíno reside actualmente en Bélgica

El prestigioso guitarrista Jesús González-Mohíno se reencuentra con Daimiel, su ciudad natal

El prestigioso guitarrista Jesús González-Mohíno, reconocido recientemente como Hijo Adoptivo de Torralba, ha visitado su localidad natal, Daimiel, y el yacimiento de la Motilla del Azuer

La Comarca

15/09/2021

(Última actualización: 15/09/2021 17:32)

Imprimir

El prestigioso guitarrista Jesús González Mohíno, ha vuelto a su ciudad natal y pidió visitar la Motilla del Azuer. El alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, lo acompañó en el recorrido por el yacimiento arqueológico.

González Mohíno, quedó impresionado por la singular construcción del yacimiento. Mostró en todo momento gran curiosidad, interesándose por la forma de vida de los que fueran sus habitantes y por los trabajos de restauración realizados a lo largo de los años. Tuvo palabras de elogio para las administraciones "que cuidan y potencian nuestro patrimonio cultural".

Asimismo, agradeció al alcalde de Daimiel que le acompañara durante la visita al monumento: “Gracias por la sencillez y la bondad con la que nos ha ofrecido sus servicios y amistad. Nunca olvidaré estos momentos”.

Visitó también la casa donde nació en la calle San Roque, a la que no había vuelto desde su niñez. Cuando entró al patio compartido, donde se hallaban varias vecinas, fue reconocido por alguna de ellas de forma muy emotiva, e intercambiaron anécdotas y recuerdos, como los que tiene de la escuela a la que iba, frente a su casa y de sus primeras clases de guitarra que las recibió en Daimiel de Jesús Martin de la Sierra.

Posteriormente se trasladó al Museo Comarcal y tras la visita a las distintas estancias, dio las gracias a los “responsables que nos hicieron descubrir tan cariñosamente las maravillas de nuestra tierra”. Del mismo modo, se mostró agradecido al arqueólogo, Miguel Torres, que respondía a tantas preguntas que le surgían durante el recorrido por la Motilla del Azuer.

Jesús González Mohíno, que posee una memoria envidiable, sigue fiel a su condición de manchego a pesar de vivir en Bélgica más de 60 años. Incluso la gastronomía está presente a diario en su casa. Él mismo cocina pisto, tiznao, asadillo, caldereta de cordero y flores, entre otros platos de su tierra a la que lleva siempre en su mente y en su corazón. “El nacer en la Mancha imprime un carácter especial, el ser manchego ha sido vital en mi vida”.

Posteriormente, Leopoldo Sierra, acompañó a Jesús González-Mohíno Ruiz-Cabrera, al nombramiento de Hijo Adoptivo por el Ayuntamiento de Torralba de Calatrava, localidad a la que se trasladaron sus padres desde Daimiel, en busca de nuevos horizontes cuando él tenía 8 años. Actualmente, tiene 92 y reside en Bélgica donde ha desarrollado toda su labor docente en distintos conservatorios y su carrera artística plagada de conciertos por diversas partes del mundo, así como grabaciones discográficas.