Daimiel

Apenas segundos después de que se prendiese el fuego empezó a llover

La lluvia agua la quema de cubos de Daimiel

El reparto de pitos y limoná se retomará esta noche tras la función religiosa que empezará a las 20:00 horas. También se realizará el sorteo del cuadro del Cristo del Consuelo

La Comarca

14/09/2021

(Última actualización: 14/09/2021 19:30)

Imprimir

La lluvia apareció anoche en la tradicional quema de los cubos en San Pedro. Apenas segundos después de que se prendiese el fuego, los paraguas de los más previsores se abrieron, mientras que otros muchos de los asistentes buscaron refugio en el interior del templo que custodiaba la imagen del Cristo del Consuelo.

El presidente de la hermandad, Víctor Manuel García-Pliego, se lo tomaba con filosofía ya que, una vez más, no podía completarse un acto cofrade. “Es remover los santos y aparecer la lluvia”, comentaba. Pero al margen de esta circunstancia que alteró los planes previstos, García-Pliego valoraba la participación de hermanos y daimieleños en esta tradición que se celebra la víspera de la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz.

Los otros dos encargados de prender el cubo fueron, como es costumbre, los hermanos mayores de la hermandad. Daniel Pinilla reconocía que, pese a la lluvia, era “muy emocionante poder volver a este tipo de eventos”. Un sentimiento que compartía Isabel Rodríguez, que acudió en representación de su tía, Almudena Astillero, la hermana mayor de 2021.

El intenso aguacero que cayó durante más de 15 minutos truncó el reparto de pitos y limoná y será esta noche, tras la función religiosa que empezará a las 20:00 horas en San Pedro, cuando se podrán degustar. Es lo que anunció el presidente de la hermandad, después de la oración que dirigió el sacerdote Jacinto Naharro y tras escuchar al coro romero ya dentro de la parroquia.

También se quedó a medias el sorteo del cuadro del Cristo del Consuelo, pintado y donado por el hermano Manuel Vicente Fernández-Calvillo. El ganador o ganadora se conocerá esta noche en un sorteo que la hermandad retrasmitirá por su página de Facebook. La recaudación del mismo destinará a la asociación vivELA, cuyos voluntarios estuvieron presentes en una pequeña carpa que también sirvió de cobijo en esos primeros momentos de lluvia.