Región

Tras cuatro intensas jornadas del mejor ciclismo junior en el que han participado 160 corredores y 26 equipos

Antonio González se proclama vencedor de la Vuelta Junior a Talavera en su emotiva edición homenaje a Teófilo López

Arrancaba la Vuelta el jueves 9 con la victoria de Samuel de Pablo Rubio (Eolo Kometa) tras un ajustado sprint del pelotón que decidía una etapa inaugural sin grandes complicaciones, de 91 kilómetros llanos, con salida y llegada a Calera y Chozas

La Comarca

14/09/2021

(Última actualización: 14/09/2021 19:25)

Imprimir

La 28 edición de la Vuelta Junior a Talavera concluía este domingo con Antonio González (Eolo Kometa) como ganador absoluto y un gran éxito organizativo y de convocatoria nacido del trabajo del Club Ciclista Talavera Joaquín Polo, que tras las limitaciones del Covid en el 2020 ha conseguido recuperar en su plenitud una ronda que ya se cuenta entre las citas junior más relevantes del calendario nacional.

Se cerraba también esta competición con uno de los momentos más emotivos: el homenaje al recientemente fallecido Teófilo López Bravo, uno de los fundadores del club organizador, a cuya memoria ha estado dedicada esta edición 2021. Sus dos hijas y su nieta recibieron como recuerdo un cartel de la Vuelta firmado por el vencedor.

Todo ello tras cuatro intensas jornadas del mejor ciclismo junior en el que han participado 160 corredores y 26 equipos.

Arrancaba la Vuelta el jueves 9 con la victoria de Samuel de Pablo Rubio (Eolo Kometa) tras un ajustado sprint del pelotón que decidía una etapa inaugural sin grandes complicaciones, de 91 kilómetros llanos, con salida y llegada a Calera y Chozas.

La segunda etapa comenzaba a poner a prueba a los corredores en Alcaudete de la Jara, con un recorrido de 105 km. donde la dificultad se fue intensificando en una carrera muy dura que tanteaba los primeros altos de importancia. El pelotón se partía en el primer puerto pero consiguió reagruparse en la tercera cita montañosa de la jornada. Fue en el último puerto del día cuando se produjo una escapada de seis corredores, de los que saltaba en el último repecho Martín Rey (Emico-Erbi Bembibre) para llegar a meta con unos metros de ventaja sobre sus compañeros de fuga. Fueron segundo y tercero Rubén Fandiño (Bathco), que arrebataba a Samuel de Pablo el liderato de la Vuelta, y Alain Suárez (Corbatas Pindal - Cosepsa ). Tras los cinco perseguidores, entraba el pelotón muy disgregado.

La doble etapa del sábado 11 deparó grandes emociones durante toda la jornada y propició un nuevo cambio de líder.

Por la mañana, en Segurilla, Samuel Fernández (MMR-Academy) se hacía con una etapa corta de 52 km, pero muy dura tras las tres subidas al Alto de la Atalaya. El pelotón marcó desde el principio un control férreo que impidió fugas determinantes, llegando hasta las inmediaciones de meta un grupo compacto de 80 unidades. Pero en el último kilómetro del último puerto, Samuel protagonizaba un ataque individual que le concedió los suficientes metros para entrar con apenas 20 segundos de ventaja en meta. Por detrás cruzaron el arco Juan Pedro Lozano (Valverde Team) y Martín Rey (Emico-Erbi Bembibre),

Rubén Fandiño todavía conservaba el maillot amarillo, pero a la contrarreloj de la tarde se llegaba con tiempos muy igualados en los primeros siete puestos de la general, por lo que la crono se reveló decisiva: Tras rodar los 6 km. en el Puente atirantado de Talavera de la Reina, Alberto Fernández (Sanse) marcaba el mejor tiempo, parando el crono en 07:40,1. Antonio González (Eolo Kometa) firmaba un tiempo de 07:42,1, que le valía para arrebatar el maillot amarillo al corredor del Bathco, e Iker Bonillo (Manuela Fundación) hacía tercero con 07:49,7.

La última y definitiva etapa se rodó el domingo en Talavera de la Reina, con un duro recorrido de 111 km. en el que los juniors volvían a reencontrarse con la Sierra de San Vicente y la subida al Alto del Piélago, de 1ª categoría. Jorge García protagonizó la carrera desde el principio, con un arranque en solitario al que respondieron cinco ciclistas. En el primer puerto de la Atalaya sólo quedaban cuatro juniors en cabeza de carrera, que mantendrán sus posiciones al paso por los altos de la Hinojosa y el Real. Será en el último puerto de la jornada, el Alto del Piélago, cuando Jorge García y Samuel Fernandez se marchen en cabeza, con el del MMR líder virtual en ese momento. Pero el Eolo-Kometa realizó un gran trabajo por detrás para intentar alcanzar a los fugados y en el último puerto Antonio González echó el resto en colaboración de otros equipos, consiguiendo reducir distancias y mantener su liderato de la Vuelta, pese al importante recorte de tiempo que le hicieron los escapados.

En la línea de meta de Talavera entraba en primer lugar Jorge García por delante de Samuel Fernández, con un tiempo de 2:49:42. A un minuto llegaba el principal grupo perseguidor, con Estanislao Calabuig (Bathco) en cabeza para hacerse con el tercer cajón del podio de la etapa reina.

Tras la disputa de las cuatro jornadas, el soriano Antonio González (Eolo Kometa) se proclamaba ganador de la 28 edición de la Vuelta a Talavera, acompañado en el podio de la general por Lucas Joseph Towers (Previley Coforma) y Martín Rey (Emico-Erbi Bembibre).

El MMR-Academy fue el mejor equipo de la ronda talaverana. Marc Dols (Giménez Ganga) encabezó la general de la montaña, Antonio Fuentes (Valverde Team) la de Metas Volantes y Alberto Fernández (Sanse) la clasificación de la regularidad. Juan Pedro Lozano (Valverde Team) vistió el maillot de los esprints especiales. El almanseño Adrián Fajardo (Guijarro - Sporting Pursuits) se llevó el título de mejor ciclista de Castilla-La Mancha y Sergio Quevedo (Cycling Team Junior Ciudad de Talavera) fue el primer local.