Puertollano

A modo de aperitivo, el autor nos deja un fragmento de esta publicación dedicada a su madre

Puertollano: 'Rafaela', la nueva novela de Manuel Valero, verá la luz en septiembre "si todo va bien"

Tras el éxito que ha supuesto ‘El rayo indomable’, biografía novelada de Mónico Sánchez que escribió junto al nieto del gran inventor de Piedrabuena

Javier Rubio

22/07/2021

(Última actualización: 22/07/2021 14:42)

Imprimir

Manuel Valero vuelve a la carga. Tras el éxito que ha supuesto ‘El rayo indomable’, biografía novelada de Mónico Sánchez que escribió junto al nieto del gran inventor de Piedrabuena, este escritor y periodista puertollanense nos deleitará ahora con ‘Rafaela’.

Se trata de una nueva novela, esta vez dedicada a su madre, que verá la luz en septiembre “si todo va bien”. Ahora mismo anda en fase de corrección aunque, a modo de aperitivo, Manuel Valero nos deja este fragmento. Disfrútenlo:

Una noche, mientras mi madre entregaba un abrigo, mi abuela se echó mano al bolsillo del mandil y sacó un papel arrugado, medio roto y lleno de manchas, que ella decía que eran lágrimas. Yo apenas sabía leer, quiero decir que, aun pronunciando las palabras con la lentitud del principiante, desconocía el significado de las mismas. Hoy he vuelto a leer ese papel y a medida que desgrano los versos recuerdo las palabras de mi abuela. “Me lo escribió tu abuelo cuando éramos novios. ¡Que lo había escrito él! El pobre que cada vez que escribía una palabra sudaba negro como el carbón”. “Cuando sea mayor te leeré ese papel”, le dije. “Uy!, a mí ya me habrá llevado consigo ese perillán. Pero no te preocupes, me lo lee de vez en cuando Lucita, la maestra.

El papel decía:

Tengo un amor allí arriba

Sobre el techo de esta mina

Al que le da el sol

Que es el mismo que aquí abajo

Porque el amor que se cuida

Sigue viviendo

Aunque se acabe el tajo

Y mil tajos que le sigan

Pues el amor es la vida

Y la vida es hermosa

Yo tengo un amor allí arriba

Al lado de la mujer que quiero

Al ladito de Benilda

“No sé muy bien lo que quiere decir, pero a veces creo que lo entiendo. ¡Si pone mi nombre” ¿De dónde sacaría esas palabras el condenado?”

Hoy me parece un ripio, pero un bello ripio lleno de amor.