Alcázar de San Juan

El grupo es propietario de las cadenas Canel Rolls, La Rollerie y Roll Station

La Rollerie, cadena del grupo Inversiones Venespor, abre sus puertas en Alcázar de San Juan

Con esta apertura el grupo empresarial, que cuenta con más de 20 años de experiencia, sumará 22 negocios de restauración

La Comarca

21/07/2021

(Última actualización: 21/07/2021 13:29)

Imprimir

La Rollerie, cadena de restaurantes del grupo Inversiones Venespor ha inaugurado su restaurante de Alcázar de San Juan. Se trata del primer establecimiento que la compañía pone en marcha en Castilla La Mancha, con la ilusión de ganarse el corazón de sus vecinos y visitantes.

La Rollerie operará en régimen de franquicia y su puesta en marcha ha generado 14 nuevos puestos de trabajo directos.

Este establecimiento, que es también el segundo de la marca que comienza a operar fuera de Madrid, está ubicado en la Calle Rosa Chacel, s/n, una de las zonas más transitadas de la ciudad, gracias a la actividad generada por la Estación de Autobuses, el Hospital General La Mancha Centro, el parque Alces de Alcázar de San Juan, y los Multicines Cinemancha. El local elegido cuenta con una zona interior de 280 m2, una terraza de 90m2 y aforo para 168 personas.

La Rollerie Alcázar de San Juan es el décimo restaurante de la marca, y se suma así a las cafeterías de la marca Canel Rolls (diez más) y a los dos restaurantes-cafetería Roll Station, todos ellos pertenecientes a Inversiones Venespor, un grupo que ya suma una plantilla de más de 200 trabajadores.

Este nuevo establecimiento de La Rollerie, como es habitual en la marca, cuenta con una decoración minuciosamente estudiada para que el cliente se sienta como en un pequeño oasis. Nada más llegar, el local recibe al visitante con una amplia terraza que estará abierta durante todo el año, con grandes cristaleras y techos móviles que permiten abrirla o cerrarla dependiendo de las condiciones climatológicas.

En ella, podemos encontrar un elemento que ya conquistó en alguna de sus aperturas anteriores, el balancín. Un espacio que más bien parece un singular invernadero gracias a su mobiliario en mimbre y madera y sus plantas.

En su interior, el diseño ofrece las líneas que ya son características de la marca. Amplios espejos, un mobiliario realizado a base de mimbre, hierro, madera clara y cerámica, con grandes dosis de plantas colgantes, enredaderas y jardines verticales que producen la sensación de estar en un jardín en el que evadirse y desconectar mientras se disfruta de la carta.

En este entorno, La Rollerie ofrecerá a sus clientes una auténtica experiencia gastronómica a través de una carta creativa e innovadora, inspirada en la cocina de autor, elaborada con materias primas de primera calidad, y a precios ajustados, de tal modo que estos sean lo más justo posible para sus clientes.