Daimiel

Quinto día de las sextas Jornadas de Historia

Jornadas de Historia de Daimiel: Del campo de concentración al cementerio

Los asistentes descubrir los detalles ocultos del campo de concentración que hubo en la localidad a la finalización de la Guerra Civil, concretamente en el convento y la ermita del Cristo de la Luz, gracias al historiador Rafael García-Moreno. Por su parte, Mariano García-Consuegra, continuó con la segunda parte de su ponencia sobre la historia del cementerio de la localidad, desde la segunda mitad del siglo XIX

La Comarca

21/06/2021

(Última actualización: 21/06/2021 13:31)

Imprimir

El quinto día de las sextas Jornadas de Historia de Daimiel permitió a los asistentes descubrir los detalles ocultos del campo de concentración que hubo en la localidad a la finalización de la Guerra Civil, concretamente en el convento y la ermita del Cristo de la Luz, así como la historia del cementerio de la localidad desde la segunda mitad del siglo XIX. La concejal de Cultura, Lourdes Rodríguez de Guzmán, asistió el viernes junto a otros miembros de la Corporación Municipal.

El historiador Rafael García-Moreno fue el encargado de ofrecer la primera de las ponencias en la que ofreció detalles sobre el campo de concentración que existió en el convento del Cristo de la Luz desde abril de 1939 hasta, al menos, noviembre del mismo año. Un parte oculta de la historia de nuestra localidad que descubrió a raíz de la lectura del libro ‘Los campos de concentración de Franco’, del periodista Carlos Hernández. El de Daimiel fue “uno de los más grandes de la provincia e incluso de Castilla-La Mancha” que llegó a albergar más de 1.000 reos en un solo día. Algunos, los menos, eran liberados, pero la mayoría fueron fusilados o trasladados a otros campos mayores.

Según los datos de García-Moreno, el gran número de presos hizo que se tuviera que utilizar como prisión el convento y la ermita que estaban abandonados entonces. Gran parte de los documentos que permitirían reconstruir la historia de este campo de concentración fueron destruyéndose, indicó, por lo que es complicado encontrar datos más allá de noviembre de 1939, aunque hay veta para continuar la investigación. García Moreno finalizó su intervención con la propuesta de convertir el lugar en un sitio de concordia y de recuerdo de nuestra historia.

Seguidamente, Mariano García-Consuegra descubrió los secretos y la historia del camposanto local en la segunda parte de 'El descanso eterno. Historia del Cementerio de Daimiel'. En una primera parte y enlazando con la primera parte de su estudio, García Consuegra describió la evolución física del cementerio atendiendo a la demanda demográfica de la localidad, desde su primera ampliación en 1866. También hubo tiempo para el componente humano de los sepultureros.

En la última parte de la conferencia, García-Consuegra realizó para los asistentes una visita virtual en la que destacó algunas de las tumbas más representativas y curiosas como la de Federico Pinilla, Patricio Redondo, el mausoleo a los fusilados en la Guerra Civil, o la de Josefilla, recientemente remodelada.

La tercera de las ponencias, dedicada a Miguel Fisac y elaborada por Juan Gregorio Álvarez, no pudo ofrecerse por motivos personales del autor.

Las jornadas de historia continúan el jueves y viernes próximo, con las últimas sesiones programadas en esta edición. Ambos días, a partir de las 20:30 horas, en el Museo Comarcal de Daimiel.