Puertollano

Los hechos tuvieron lugar en junio de 2017 en el chiringuito Kokun

Seis años y seis meses de cárcel para el puertollanense que apuñaló a dos porteros en Torremolinos

La Audiencia Provincial de Málaga ha resuelto condenar con seis años y seis meses de cárcel por homicidio en grado de tentativa y un delito de amenazas

J.J. Sarabia

19/06/2021

(Última actualización: 19/06/2021 11:48)

Imprimir

Ya hay sentencia para el puertollanense que apuñaló a dos porteros en el chiringuito Kokun del paseo marítimo de Los Álamos de Torremolinos. La Audiencia Provincial de Málaga ha resuelto condenar con seis años y seis meses de cárcel por homicidio en grado de tentativa y un delito de amenazas por lo hechos que tuvieron lugar en junio de 2017 en la Costa del Sol. El acusado ya estuvo en prisión en ese mismo año durante cinco meses, los cuales resuelve abonar el tribunal. Aún cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Se trata de tres años de prisión por cada uno de los homicidios en grado de tentativa y seis meses por el delito de amenazas. Además de la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Los hechos

Sobre las 19:40 horas del 11 de junio de 2017, en el chiringuito Kokun de Torremolinos, tuvieron lugar los hechos cuando los dos porteros procedían a expulsar al acusado y a su hermano, el cual se resistió utilizando un casco por lo que fue reducido por uno de los porteros quedando inmovilizado. Al percatarse de ello el acusado sacó una navaja de 8,7 cm y con ánimo de acabar con su vida asestó por la espalda al portero dos puñaladas y dos en el costado. Inmediatamente apuñalaba también al otro portero con ánimo homicida.

Tras ello, el acusado y su hermano se dieron a la fuga por la playa siendo perseguidos por varias personas y grabados por el encargado del local. El hermano del acusado se giró y comenzaba a hacer ademán de pincharle con un objeto que portaba en su mano derecha. A consecuencia de las puñaladas los porteros tuvieron que ser atendidos de graves lesiones de manera urgente ya que la situación clínica era de riesgo vital.