Alcázar de San Juan

Desde un abordaje grupal se potencian los recursos personales y afectivos de cada paciente

El Hospital Mancha Centro retoma las actividades al aire libre con pacientes infantiles y adolescentes de Salud Mental

La iniciativa tiene como objetivo ayudar a estos pacientes a mejorar sus habilidades sociales y su autonomía, además de proporcionarles un alto grado de satisfacción y realización personal

Las ventajas de realizar actividades al aire libre son múltiples: amplía los intereses del individuo al entorno que lo rodea, rompe la monotonía y refuerza los vínculos terapéuticos

La Comarca

17/06/2021

(Última actualización: 17/06/2021 11:47)

Imprimir

El Hospital General Mancha Centro, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha podido retomar una iniciativa que permite a pacientes del Hospital de Día de Salud Mental Infanto-Juvenil realizar actividades lúdicas y formativas fuera del centro hospitalario, especialmente al aire libre, como parte del abordaje terapéutico.

Esta iniciativa se realiza siempre en compañía de personal sanitario y forma parte de las actividades terapéuticas con pacientes mayores de seis años que reciben tratamiento en el Hospital de Día de Salud Mental Infanto-Juvenil.

Con ella, se pretende ayudar a estos pacientes a mejorar sus habilidades sociales y su autonomía, además de proporcionarles un alto grado de satisfacción, realización personal y cohesionar y potenciar el efecto terapéutico del abordaje grupal.

Hay que recordar que desde el año 2017, en colaboración con el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, los pacientes que siguen tratamiento en el Hospital de Día de Salud Mental Infanto-Juvenil del Hospital Mancha Centro, realizan visitas culturales (a museo y edificios patrimoniales), así como salidas al entorno natural (paseos por el Parque Alces y Complejo Lagunar).

Todas estas actividades han gozado siempre de una gran acogida y han servido, también, para aprender la historia de esta comarca y conocer su medio natural y el Ayuntamiento de la localidad también colabora con las actividades que realizan los pacientes adultos.

El jefe del Servicio de Psiquiatría y coordinador de Salud Mental de la Gerencia de Alcázar de San Juan, el doctor Luis León, ha asegurado que para algunos pacientes “es de vital importancia realizar actividades que no se limiten ni se circunscriban al entorno hospitalario”, porque se consigue “establecer relaciones interpersonales algo diferentes, incluso novedosas, favorecidas por tratarse de un contexto distinto, más distendido y en otro entorno”. Algo que, en su opinión, “refuerza los vínculos terapéuticos entre pacientes y profesionales”.

“Además, potencia considerablemente la imagen de grupo y de pertenencia a éste, aspectos muy positivos para el tratamiento y la evolución de los y las niñas y los adolescentes”, ha añadido el doctor León.

Debido a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, el Servicio de Salud Mental de la Gerencia de Alcázar de San Juan se vio obligado a suspender todas las actividades que se realizaban en el exterior, hasta que recientemente se han podido retomar las sesiones con los progenitores de los pacientes y las salidas en grupo a la naturaleza.

Salud mental y Covid-19

La pandemia ha modificado, en gran medida, la realidad cotidiana de toda la ciudadanía. En ocasiones, estos cambios de costumbres y de estilo de vida están transformando las relaciones interpersonales, lo que se ha traducido en un aumento de la demanda de asistencia en los servicios de Salud Mental y en un empeoramiento de diversos cuadros clínicos.

En ese sentido, el jefe del Servicio de Salud Mental de la Gerencia de Alcázar de San Juan ha reconocido que “una de las encrucijadas en que se ha visto el Servicio de Salud Mental del Hospital Mancha Centro ha sido la de mantener y mejorar la asistencia en época de pandemia”, lo que ha supuesto “un verdadero reto y una gran responsabilidad”, al tratarse de la salud de muchas personas que, en bastantes casos, “se ha resentido a consecuencia del confinamiento”.

Un confinamiento que, según el doctor Luis León, “a menudo ha provocado aislamiento social, sedentarismo, miedos, incertidumbres y, en algunos casos, angustia”, todos ellos factores de riesgo para la salud mental.

“Para hacer frente a esta demanda, el Servicio de Salud Mental de la Gerencia de Alcázar de San Juan ha tenido que optimizar sus recursos, adaptándolos y acompasándolos al ritmo que iba marcando la situación sanitaria, sin por ello perder el paso, especialmente en lo que a la atención de la patología mental severa se refiere”, ha explicado el doctor Luis León.

Tratamiento intensivo grupal

El Hospital de Día Psiquiátrico Infanto-Juvenil es un dispositivo de tratamiento intensivo grupal al que acuden pacientes infantiles y adolescentes con patologías o problemáticas severas. Se divide en tres subgrupos de edad: el primero reúne a pacientes hasta los seis años, el segundo desde los siete hasta los 12 años, y el tercero de 13 a 18 años.

Entre las problemáticas que se tratan se encuentran los trastornos del desarrollo en la primera infancia, entre ellos el Trastorno de Espectro Autista (TEA), trastornos vinculares y depresiones infantiles; en edades superiores los trastornos de estado de ánimo severos, cuadros psicóticos, rasgos disfuncionales de la personalidad; entre otras patologías que suponen una limitación importante en el desarrollo psíquico, en las relaciones del paciente consigo mismo y en la socialización.

El equipo terapéutico que trabaja en el Hospital de Día Psiquiátrico Infanto-Juvenil de la Gerencia de Alcázar de San Juan está formado por psiquiatra, psicólogo, enfermero y auxiliares de enfermería; así como trabajador social y auxiliar administrativo, compartidos con la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil.

Al tratarse de un espacio de relación y de trabajo esencialmente terapéutico, los profesionales sanitarios que participan en estas sesiones tratan de potenciar los recursos personales y afectivos de cada paciente desde un abordaje grupal. De esta manera, se mejoran las competencias individuales y colectivas en diferentes contextos y ámbitos de la vida cotidiana, tomando la integración social como un importante indicador de salud.