Cabezarrubias del Puerto

El club cicloturista se ha reunido con representantes del Ayuntamiento y demás corporaciones

'Caminos y Cañadas', a por el 'Bien de Interés Cultural' para la antigua estación de ferrocarril de Cabezarrubias

Insisten, además, en la necesidad de preservar una gran parte del patrimonio

La Comarca

09/06/2021

(Última actualización: 09/06/2021 16:08)

Imprimir

El pasado domingo, integrantes del Club Cicloturista Caminos y Cañadas de Puertollano acudieron una vez más a la antigua estación de ferrocarril de vía estrecha de Cabezarrubias del Puerto con el fin de reunirse con representantes del Ayuntamiento y demás corporaciones e incidir en la recuperación de las antiguas casillas ferroviarias regentadas por familias de Puertollano.

Entre los allí presentes, estuvieron, en representación de Izquierda Unida de Puertollano, Jesús Manchón y Natalia Fernández; el presidente de la Federación Castellanomanchega del Ferrocarril, Juan Carlos Gómez Peco; y el presidente de la Mancomunidad Valle de Alcudia y Sierra Madrona y alcalde de Cabezarrubias del Puerto, Antonio Moreno.

Los integrantes del Club Cicloturista Caminos y Cañadas les estuvieron mostrando el entorno en el que se encuentran las casillas y la propia estación, así como el resultado de los trabajos de acondicionamiento que están realizando en la misma. Insistieron, además, en la necesidad de preservar una gran parte del patrimonio, al mismo tiempo que se anunció la intención de proclamar este espacio Bien de Interés Patrimonial. Como conclusión, los representantes del Ayuntamiento se comprometieron a reunirse en un periodo a corto plazo para sopesar este proyecto.

Como bien sabemos, esta estación fue inaugurada el 2 de diciembre de 1927 con un tren que partió desde Puertollano con destino Peñarroya, dejando de funcionar el 1 de agosto de 1970. En los 43 años de existencia y con 250 kilómetros que contiene, el objetivo de la estación fue trasladar plata y plomo, así como viajeros. En esta línea de ferrocarril encontramos dos tipos diferentes de edificios. Por un lado, encontramos las estaciones. En ellas solía haber un cuerpo de dos pisos que se correspondía con los servicios de la estación y vivienda de agentes. Por otra parte, tiene anexa una nave de mercancías. El otro tipo de edificios son las casillas de los obreros y de pasos de nivel. Su estado de conservación es bastante óptimo y guardan entre ellas la misma estética con símbolos identitarios de la Mancha como es la cruz de la Orden de Calatrava.

Desde el Club Cicloturista Caminos y Cañadas lo que se pretende es tanto recuperar la importancia histórica y patrimonial de este lugar, como acondicionarlo para el disfrute del ocio al aire libre.

Fuente: Carolina Rodríguez Huertas y Marta Gijón Merino (representantes del Club Caminos y Cañadas)