Región

Ramón García acompaña a la ucraniana Nataliya en el recuerdo de su historia como superviviente del desastre nuclear

Una enfermera de Chernóbil busca acabar con la soledad tras una dura peripecia vital que le condujo a Castilla-La Mancha

El programa 'En Compañía' recibe a Nataliya, emigrada de Ucrania para encontrar una nueva vida en Membrilla

La Comarca

26/04/2021

(Última actualización: 26/04/2021 20:17)

Imprimir

El Día Internacional del recuerdo de Chernóbil ha coincidido hoy en Castilla-La Mancha Media con la visita al programa “En Compañía” que presentan Ramón García y Gloria Santoro de una enfermera ucraniana que vivió muy de cerca el accidente de esta planta nuclear en 1986.

Nataliya vive en España desde 1988 y en la actualidad reside en la localidad ciudadrealeña de Membrilla. Hoy participó en el programa de tarde de la cadena autonómica en el que cientos de personas que viven en soledad buscan compañía. La invitada dice que ve el programa desde hace cinco años pero que no se atrevió a venir antes por “miedo y vergüenza”.

Día a día, de lunes a viernes, el programa “En Compañía” recorre la vida de personas que viven solas y que se apoyan en este espacio televisivo para, como el caso de Nataliya, “sobrevivir” a la soledad.

Nataliya ha recordado emocionada su vida en Prípiat, a tres kilómetros de la central nuclear de Chernóbil, donde fue destinada como enfermera para tratar a los trabajadores que levantaban el sarcófago de contención.

“Un día tenía que ir a trabajar y el jefe de planta de mi hospital me dijo: tienes una carta. En dos horas tienes que salir para Chernóbil… o a la cárcel”, afirmó la invitada. La encomienda del Gobierno ruso era obligatoria y confidencial.

Nataliya llegó tres meses después de la explosión a una ciudad totalmente vacía, evacuada, arruinada, como si hubiera habido una guerra. Su trabajo consistía en atender a los jóvenes militares y trabajadores que trataban de taponar la cúpula rota.

El Gobierno le obligó a firmar un documento en el que se prohibía decir nada de lo visto, ni asociarlo a consecuencias futuras en su salud. También le aseguraron –relató la invitada- que cualquier hijo que tuviese con algún tipo de enfermedad no tendría ningún tipo de subvención.

Nataliya perdió el único hijo que tuvo, a los siete meses y medio. Después se rompió su relación marital y marchó a España.

La invitada marchó de su país y encontró una nueva de vida en Ciudad Real. Se casó, pero enviudó hace 15 años. Hoy, sin padres, hermanos, ni hijos quiso contar su vida y tratar de rehacerla en el programa “En Compañía”.