Puertollano

Podría afectar hasta a 618 trabajadores, el 60% de la plantilla

Puertollano: El Sindicato de Trabajadores de Repsol tacha de "inadmisible" el ERTE que plantea la empresa

El STR recuerda que "en los momentos difíciles, los compañeros eran los héroes del país, mientras que ahora son simples números de los que prescindir a favor de grandes beneficios"

Javier Rubio

08/04/2021

(Última actualización: 08/04/2021 13:54)

Imprimir

El Sindicato de Trabajadores de Repsol (STR) ha calificado de "inadmisible" el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que la empresa ha planteado en La Coruña y en Puertollano, y que en nuestra ciudad afectaría hasta a 618 trabajadores, el 60% de la plantilla.

Este sindicato ha recordado que "en los momentos difíciles, los compañeros eran los héroes del país, mientras que ahora son simples números de los que prescindir a favor de grandes beneficios".

"Desde que se decretó el estado de alarma el 14 de marzo de 2020, los compañeros no dudaron en acudir a sus puestos de trabajo a pesar de la incertidumbre y de la escasez de medios de protección frente al COVID-19. Otros compañeros vieron, con asombro, cómo en tal circunstancia sí era posible 'teletrabajar', siendo negado hasta la fecha, y cómo una vez transcurrido el estado de alarma, el teletrabajo era de nuevo imposible e incluso plantearon revisar los concedidos desde hace años", indica el STR a través de un comunicado.

Este sindicato, igualmente, ha subrayado que "nuestro trabajo contribuye a dar energía, segura y de calidad, a la sociedad. Producimos combustibles y plásticos bajo estricta vigilancia sobre los impactos ambientales y cumplimiento de los derechos laborales. El confinamiento mundial ha demostrado la importancia de tener un tejido productivo propio como país para no depender de otros".

"Ahora, seguimos en estado de alarma y nuestro esfuerzo sigue siendo indispensable", añaden, "pero como los combatientes de una guerra que con el tiempo y las vacunas ya parece superada para algunos, al volver a casa nadie nos quiere. Sobre todo, los directivos de esta compañía, que parecen tener poca memoria cuando se trata de reconocer la labor de los que mantienen los engranajes de la empresa, pero sí que tienen recursos para jubilar con 20 millones de euros a miembros de su corte".