Provincia

Un alumno fue a la mesa de su maestra para mostrarle una tarea. Al volver a su pupitre, cayó desplomado

La rápida actuación de una profesora evita una desgracia en el colegio 'Javier Paulino' de La Solana

Por fortuna, la tutora supo cómo actuar. Logró abrirle la boca y le practicó varias insuflaciones de aire, haciendo que el niño reaccionara y recuperara poco a poco su respiración natural

La Comarca

19/03/2021

(Última actualización: 19/03/2021 17:58)

Imprimir

Eran las once menos cuarto de la mañana. Un alumno fue a la mesa de su maestra para mostrarle una tarea. Al volver a su pupitre, cayó desplomado. Ese alumno, cuyas iniciales son O.V.R. y cursa 1º de Educación Primaria, acababa de sufrir un desvanecimiento súbito en plena clase. Comenzaban los minutos más difíciles que se recuerdan en el colegio ‘Javier Paulino’ de La Solana. Sin embargo, la rápida actuación de su maestra fue decisiva.

Radio Horizonte ha podido hablar con el director del centro, Sebas Tercero, con el recuerdo todavía fresco. “Todos pensaban que el chico había tropezado, pero cuando la maestra vio que no respondía a sus requerimientos se acercó y vio que estaba inconsciente. Al darle la vuelta comprobó que daba convulsiones”. El colegial tenía la boca cerrada con gran fuerza y había dejado de respirar, una situación de enorme riesgo, amplificada por la posibilidad de tragarse la lengua. Por fortuna, la tutora supo cómo actuar. Logró abrirle la boca y le practicó varias insuflaciones de aire, haciendo que el niño reaccionara y recuperara poco a poco su respiración natural.

Minutos frenéticos

Entre tanto, las carreras se sucedieron por el cole. Y las llamadas telefónicas también. “En seguida llamamos al 112, les explicamos lo que pasaba y seguimos sus indicaciones, mientras otro maestro llamaba a la familia”. El pequeño superó el momento más crítico y fue sacado al patio para recibir aire fresco y alejarlo del resto de compañeros, que probablemente no sabían muy bien qué pasaba. “Lo colocamos en posición de seguridad, vomitó y seguía muy pálido, pero ya estaba orientado y respondía a nuestras preguntas”. Con el paso de los minutos fue recuperando la tensión, el color de cara y empezó a sentirse mejor. Todo había quedado en un susto.

Atrás quedaban minutos eternos, llenos de angustia y drama, especialmente para su tutora, que no se encuentra con ánimo de explicarlo por sí misma. Su director sí ha querido subrayar la actuación que tuvo la docnte, así como la importancia de conocer unas técnicas mínimas de reanimación en situaciones de esta naturaleza. “Fue una suerte que mi compañera supiera cómo maniobrar en ese momento”, insiste Sebas Tercero, plenamente seguro que se su intervención fue crucial.

La importancia de los primeros auxilios

El episodio vivido en el colegio 'Javier Paulino' será recordado durante mucho tiempo y permite extraer dos conclusiones capitales. La primera, y más importante, que el chaval está bien, aunque todavía hospitalizado a fin de conocer mejor la génesis del desmayo. Y la segunda, que todos deberíamos tener una serie de habilidades mínimas en primeros auxilios. “Puedes salvar la vida de una persona en el sitio y en el momento menos pensado”, insiste Sebas Tercero. Su colegio realiza de vez en cuando demostraciones de RCP (reanimación cardiopulmonar) o de primeros auxilios, igual que sucede en otros centros educativos, pero de manera esporádica. “Es súper importante tener los conocimientos y la frialdad, porque esto nos puede ocurrir en cualquier sitio”. “Esos minutos pueden ser la diferencia entre un simple susto o algo irreversible”. O sea, entre la vida y la muerte. Esta vez, la moneda salió cara.

Fuente: Ayuntamiento de La Solana