Región

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha participará de manera activa en el acto institucional

UPA-CLM pide "unidad de acción y defensa de nuestros recursos" de cara al Día Mundial del Agua

Desde UPA se reconoce el valor de esta celebración, la primera tras la firma del Pacto del Agua de Castilla-La Mancha, que aglutinó a toda la sociedad, y donde la organización agraria defiende una vez más los retos para garantizar las necesidades y el futuro del sector económico más importante de la región. Sin ir más lejos, 2021 tiene que ser el año de la regularización de los expedientes de pozos a agricultores profesionales y explotaciones prioritarias del Alto Guadiana

La Comarca

19/03/2021

(Última actualización: 19/03/2021 13:08)

Imprimir

El próximo lunes día 22 de marzo se celebrará el Día Mundial del Agua, un acto que tendrá lugar vía telemática y en el que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha participará de manera activa defendiendo, entre otros, la mejora del acceso al agua para los jóvenes que se incorporan al sector, los retos del Agua en el marco del 2030 y el Pacto del Agua de Castilla-La Mancha, que ha aglutinado a toda la sociedad castellano-manchega en una posición común.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha destacado que en una región de 80.000 km. cuadrados de extensión, y que genera tres veces más agua de la que consume, es fundamental una defensa cerrada, “deberíamos ofrecer la posibilidad a nuestros jóvenes de disponer de alternativas, como las bolsas de derechos para adjudicar a los jóvenes que se quieran incorporar a la agricultura; algo imprescindible para el relevo generacional que necesita el campo”.

En este sentido, desde la organización agraria recuerdan que el futuro de la agricultura está ligado al agua; hay muchos aspectos a defender y reclamar, Morcillo afirma que en una región con 573.000 hectáreas de regadío, el agua es un elemento clave y tenemos que disponer de recursos suficientes para atender las necesidades de nuestros agricultores. Así como para atender la demanda de cultivos sociales y, sobre todo, leñosos, que con pequeñas dotaciones puedan asegurar el futuro de muchas familias y territorios.

Castilla-La Mancha dispone de muchos recursos hídricos y tendrá que llevar a la práctica el principio de prioridad sobre el uso del recurso en el territorio donde se genera. Según UPA es necesario establecer los balances entre recursos disponibles y demandas a atender por cuenca hidrográfica; así como conocer los déficits existentes en la región para corregirlos mediante los Planes Hidrológicos de Cuenca y el posible Plan Hidrológico Nacional, y los recursos que genera la propia región.

El lunes 22 se celebra el día Mundial del Agua, primera celebración tras la firma del Pacto por el Agua en Castilla-La Mancha que contó con el acuerdo de más de 90 % de la sociedad; “un acuerdo que otorga la fuerza de la unidad para que el gobierno de la región pueda acometer todas las cuestiones correspondientes en defensa de los agricultores y regantes de la región”. Y así marcar una hoja de ruta común; como ejemplo de ello, los avances para garantizar la concesión de agua de 7,09 hectómetros cúbicos para los regadíos sociales de Hellín y Sierra del Segura.

Desde UPA consideran básico que los recursos deben de atender en primer lugar las demandas de los territorios donde se generan e ir corrigiendo situaciones como por ejemplo en el Júcar, pues con una superficie de más del 70 % en la región se derivan más de 600 hectómetros cúbicos a otras cuencas. O en la parte del Segura, que con más del 25 % en Castilla-La Mancha el uso de recursos se reduce al 8 %; o la del Guadiana que con el 47,66 % en la región solo se usa el 23 % del recurso; para terminar con lo ya conocido del Trasvase Tajo Segura.

Desde UPA Castilla-La Mancha se denuncia que los regantes de la región siguen sufriendo limitaciones en el uso del agua; en muchos casos menos del 50 % de sus derechos de agua reconocidos legalmente. “Llevamos esperando una solución a la regularización de los pozos del Alto Guadiana desde el 2008”, recuerdan también desde UPA.

Otro aspecto clave para la organización agraria es el conocimiento de los acuíferos; UPA demanda un trabajo técnico riguroso y serio para conocer los recursos disponibles puesto que las 573.000 hectáreas de regadío, 420.000 dependen de aguas subterráneas. Tanto el ahorro como la eficiencia son defendibles, “pero no tiene sentido ahorrar para que se aprovechen otros”, cuando se pueden buscar alternativas como al desalación o la depuración.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha recuerda, ante la celebración del Día Mundial del Agua, que se deben garantizar las necesidades del sector y tener la posibilidad de regular muchos más recursos de los que se utilizan. Las administraciones responsables deben cumplir los compromisos adquiridos con esta tierra; algunos de ellos desde hace años. Como ejemplo, completar la sustitución de bombeos, o la regularización de los expedientes de pozos de agricultores profesionales y explotaciones prioritarias del Alto Guadiana. UPA está haciendo gestiones para que 2021 sea el año donde se inicie la regularización de estos expedientes.